Domingo, 25 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Se burla de la «rouco faz» del arzobispo de Madrid

Marías llama al Papa «Sumo Hechicero de una tribu» y atribuye a la JMJ «pérdidas de salud mental»

Asegura en su artículo de El País que "el espectáculo ha sido dantesco y de un primitivismo descorazonador".

Gilberto Pérez/ReL

Javier Marías
Javier Marías
Javier Marías Franco, el famoso novelista hijo del reconocido filósofo católico Julián Marías ha arremetido furiosamente contra la Iglesia, los católicos y sus pastores y la JMJ en un artículo publicado hoy en El País en el que califica al Papa de “Sumo Hechicero de una tribu”, llama al cardenal arzobispo de Madrid “rouco faz” y se refiere a la JMJ como un evento que supuso “pérdidas de salud mental”.

Bajo el título "Excomuniones de quita y pon", el autor de "Corazón tan blanco" describe la dramática situación española de los millones de parados y de la crisis económica que han impedido en agosto a muchísimos ciudadanos gozar de las vacaciones como antaño y reprocha que tanto al Gobierno como al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid "no se les ha ocurrido otra cosa que paralizar, bloquear y dividir la capital del Estado durante ocho días seguidos -ocho- para entregársela sin restricciones al Papa y a la Iglesia Católica".

Según el también editor esta "entrega sin restricciones" ha sido en "detrimento de los pobres madrileños, que, una de dos: o se convertían rápidamente y se sumaban a las hordas de ´peregrinos´, o se veían encarcelados en sus domicilios y asediados desde el exterior".

"Durante ocho días -ocho- es como si hubiéramos padecido dos Muros de Berlín que nos confinaban a una pequeña porción de nuestra ciudad, casi a un barrio... las líneas de autobús, imbécilmente suprimidas o desviadas cuando más se las necesitaba...", afirma.

Un espectáculo "dantesco" y de un "primitivismo descorazonador"
Marías, miembro de la Real Academia, asegura más adelante que "el espectáculo ha sido dantesco y de un primitivismo descorazonador: las jóvenes huestes uniformadas (unas parecían de Falange, otras boy-scouts) deambulando sin sentido, en riadas, gritando y cantando antiguallas sin cesar (muy cívicas no han sido, sin ningún respeto por el trabajo o el descanso de los habitantes), esperando a vislumbrar a Ratzinger para luego exclamar cosas propias de tarados mentales... tratando de parecer alegres y resultando irremediablemente tristes".

Asimismo se pregunta "¿Qué tiene la Iglesia Católica para conseguir la sordidez incluso allí donde la media de edad es de veintidós años y el motivo -se supone- uno de júbilo para ella? No sé...", responde.

Imágenes deprimentes y falleras... o mejor dicho, "totems"
Marías se queja con acritud de que en agosto todo fue ocupado por procesiones y que "hemos vuelto a ver desfilar a sus deprimentes y falleras efigies (que para muchos no son más que tótems)" y de que "nos han breado a misas y alocuciones, nos han llenado el Retiro de confesonarios grotescos -como si no hubiera bastantes templos vacíos-, las calles de feligreses chillones".

El Papa, "Sumo Hechicero de una tribu"
Critica también Javier Marías que TVE haya estado "monopolizada" y haya retransmitido "cada pasito del Sumo Hechicero de una tribu, como si no hubiera más en el mundo y sólo católicos practicantes en el país".

También califica a Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre de "beatos" y califica de "truculenta" la despedida la de Zapatero: "calzándole los escarpines rojos a ese Papa fashion-victim, convirtiendo la capital del país que gobierna en el escenario más reminiscente de la vida bajo el franquismo que yo haya contemplado desde que Franco murió".

Las pérdidas: económicas, de salud democrática y mental
"En Madrid, durante ocho días, nadie pudo trabajar, ni desplazarse, ni comprar, ni descansar, ni pasear, ni respirar. Claro que ha habido pérdidas, y no sólo económicas: de salud democrática y de salud mental. Parecía 1961, no 2011.

Contra los obispos españoles
Marías también hace alusión a "Rouco, con su rouca faz; Martínez Camino, con su retorcido colmillo; Braulio Rodríguez, con su peculiar idea de lo que son ´paletos´", acusándolos de "parásitos" y acusando al Papa y a la Iglesia de creerse dioses que por dos mil años deciden sobre lo bueno y lo malo de las cosas "con la agravante de imponérselo a los demás".

El "ofertón" del perdón de las excomuniones  
Finalmente, Marías tacha a la Iglesia de "cinismo", "frivolidad" y "mercantilismo" por la supuesta "superoferta" de perdón de pecados "tan horribles que acarrean la excomunión".

"En este mundo no hay posible perdón para ellos ... salvo si se confiesan ustedes en Madrid en estos días de agosto, que el Papa necesita masas y hay que atraerlas como sea. Entonces sí les levantaremos la excomunión", concluye.

Para leer el artículo completo pinche aquí.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA