Viernes, 13 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Escuelas Católicas presenta una «guía de duelo» con pautas para afrontar la muerte en los colegios

ReL

La guía pretende ofrecer herramientas a los colegios cuando se produce alguna muerte en el ámbito escolar
La guía pretende ofrecer herramientas a los colegios cuando se produce alguna muerte en el ámbito escolar

Escuelas Católicas, que agrupa a más de 2.000 colegios en España, ha presentado este jueves la Guía de duelo en el ámbito escolar, patrocinada por SM, con el objetivo de ofrecer a los colegios "pautas para elaborar y significar el duelo" cuando se producen fallecimientos en los colegios.

La Guía nace con el ob­je­ti­vo de dar al­gu­nas pau­tas para ela­bo­rar y sig­ni­fi­car el due­lo en ca­sos de fa­lle­ci­mien­to los cen­tros educativos. Para ello, ofre­ce he­rra­mien­tas pe­da­gó­gi­cas, pas­to­ra­les, de co­mu­ni­ca­ción y ju­rí­di­cas, ám­bi­tos que de­ben res­pon­der de for­ma si­mul­tá­nea en si­tua­cio­nes de cri­sis oca­sio­na­das por el fa­lle­ci­mien­to de al­gún miem­bro de co­mu­ni­dad es­co­lar. Ade­más de los cri­te­rios y re­cur­sos que se de­ben po­ner en mar­cha, la pu­bli­ca­ción apor­ta for­ma­ción para que toda la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va esté pre­pa­ra­da de for­ma ade­cua­da ante la reali­dad de la muer­te.

No existe ningún protocolo para estos casos

En­ri­que Roca, pre­si­den­te del Con­se­jo Es­co­lar del Es­ta­do, re­cor­dó en su in­ter­ven­ción que la muer­te pro­du­ce un do­lor per­so­nal que re­per­cu­te en los miem­bros de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va y que no exis­te un pro­to­co­lo de ac­tua­ción en es­tas si­tua­cio­nes.

Por ello, con­si­de­ró la Guía “una in­tere­san­te la re­fle­xión so­bre cómo cen­tros y do­cen­tes pue­den lle­var a cabo este acom­pa­ña­mien­to ante la fal­ta de un ser que­ri­do”. Des­ta­có del con­te­ni­do de la mis­ma: la ne­ce­si­dad de con­tar la ver­dad del he­cho; de nor­ma­li­zar el due­lo en la vida y en el co­le­gio; y de com­bi­nar la pe­da­go­gía del acom­pa­ña­mien­to y el apo­yo con el res­pe­to del si­len­cio.

Por su par­te, José Ma­ría Al­vi­ra, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Es­cue­las Ca­tó­li­cas, in­ci­dió que esta Guía nace con el ob­je­ti­vo de ayu­dar a to­dos los cen­tros que de­ban afron­tar el due­lo por fa­lle­ci­mien­to de al­gún miem­bro de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va, pues “el due­lo afec­ta al ám­bi­to per­so­nal y fa­mi­liar pero los ni­ños y jó­ve­nes pa­san gran par­te del día en el co­le­gio y la vi­ven­cia del mis­mo se con­vier­te tam­bién en co­le­gial”. In­sis­tió ade­más en que “es ne­ce­sa­rio ha­blar de la muer­te, sin ob­se­sio­nar­se, de for­ma na­tu­ral”. Re­co­no­ció que “no es fá­cil acom­pa­ñar y ayu­dar a los jó­ve­nes en este pro­ce­so per­so­nal, por eso, la Guía pre­ten­de ofre­cer pau­tas y ca­sos prác­ti­cos que les pue­dan ser de uti­li­dad y por eso está a dis­po­si­ción de to­dos los cen­tros”.

portada_duelo

Luis Aran­gu­ren, como re­la­tor y coor­di­na­dor de la Guía, ex­pli­có que la mis­ma res­pon­de a dos ur­gen­cias: pro­po­ner a los cen­tros cómo ac­tuar con ra­pi­dez y cer­te­za ante una muer­te; y cómo lo­grar la se­re­ni­dad para in­cor­po­rar la reali­dad de la muer­te al pro­ce­so edu­ca­ti­vo. No obs­tan­te, in­di­có que la Guía no se que­da en ofre­cer pau­tas para reac­cio­nar ante una muer­te de un miem­bro de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va, sino que pre­ten­de tam­bién acom­pa­ñar y re­fle­xio­nar so­bre nues­tra con­di­ción hu­ma­na con ob­je­to de hu­ma­ni­zar la es­cue­la y la vida.

"Escuela humanizadora"

En esa lí­nea, Aran­gu­ren sub­ra­yó que la Guía fija los pi­la­res de una “es­cue­la hu­ma­ni­za­do­ra” don­de los edu­ca­do­res se con­vier­ten en “sa­na­do­res he­ri­dos” que ayu­dan des­de den­tro y des­de el re­co­no­ci­mien­to de su pro­pia vul­ne­ra­bi­li­dad; una es­cue­la hu­ma­ni­za­do­ra que vi­si­bi­li­za la reali­dad de la muer­te y el mis­te­rio que en­tra­ña sin ta­búes; una es­cue­la hu­ma­ni­za­do­ra que sabe de­te­ner­se y acep­tar la pér­di­da cons­cien­te de que “el due­lo due­le”, pero tam­bién nos acer­ca más al ser que­ri­do.

El doc­tor de Psi­co­lo­gía en la Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­cia Co­mi­llas, Car­los Pi­ti­llas, hizo hin­ca­pié en que los ni­ños “no son tes­ti­gos pa­si­vos de lo que su­ce­de en la vida” y que tam­bién vi­ven el due­lo, aun­que de for­ma dis­tin­ta a los adul­tos. Ase­gu­ró que la “Guía con­tri­bu­ye a dar a los ni­ños lo que ne­ce­si­tan” en es­tas si­tua­cio­nes, re­cor­dan­do que en el acom­pa­ña­mien­to del due­lo in­fan­til es ne­ce­sa­rio man­te­ner­les in­for­ma­dos, por­que si no, sus men­tes pro­ce­sa­rán los he­chos a tra­vés del pen­sa­mien­to má­gi­co; fo­men­tar el diá­lo­go, aun­que crea­mos que pre­fie­ren es­tar ca­lla­dos; y ha­cer­les sen­tir se­gu­ros ante la rup­tu­ra de sus creen­cias que su­po­ne la pér­di­da de un ser cer­cano.

Al­fre­do Mar­tí­nez, di­rec­tor ge­ne­ral del Co­le­gio Nues­tra Se­ño­ra del Pi­lar de Va­len­cia, con­tó en pri­me­ra per­so­na la ex­pe­rien­cia vi­vi­da en su co­le­gio por el fa­lle­ci­mien­to de una alum­na y cómo la Guía, que en esos mo­men­tos se en­con­tra­ba en fase de ela­bo­ra­ción, les sir­vió para sis­te­ma­ti­zar y or­ga­ni­zar la toma de de­ci­sio­nes, y trans­mi­tir las in­for­ma­cio­nes de la ma­ne­ra más ade­cua­da en el mo­men­to pre­ci­so, con ve­ra­ci­dad y trans­pa­ren­cia. Mar­tí­nez reali­zó una ex­po­si­ción muy emo­ti­va que re­fle­jó la gran fa­mi­lia edu­ca­ti­va de este co­le­gio que se unió en los peo­res mo­men­tos, así como la im­por­tan­cia de ser cons­cien­tes de que el due­lo es un pro­ce­so lar­go, y de que hay que te­ner se­re­ni­dad para ser efi­ca­ces y po­der acom­pa­ñar a la fa­mi­lia, a los alum­nos y a la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va.

Coin­ci­dien­do con la pre­sen­ta­ción de la Guía, Es­cue­las Ca­to­li­cas ha es­tre­na­do ade­más su nue­vo es­pa­cio web so­bre el due­lo en el ám­bi­to es­co­lar como com­ple­men­to a la pu­bli­ca­ción. El nue­vo es­pa­cio web, en el que tam­bién se pue­de des­car­gar la Guía de for­ma gra­tui­ta, re­co­ge anexos (pau­tas para la co­mu­ni­ca­ción, ca­sos prác­ti­cos, de­re­chos de los ni­ños en el due­lo, mi­tos acer­ca del sui­ci­dio y he­rra­mien­tas para la al­fa­be­ti­za­ción emo­cio­nal, el pen­sa­mien­to au­tó­no­mo y la in­te­rio­ri­dad), así como re­cur­sos (ora­cio­nes, poe­mas, li­bros y pe­lí­cu­las) para tra­ba­jar el tema en el aula.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA