Viernes, 22 de octubre de 2021

Religión en Libertad

San Mateo 5, 38-42

Yo, en cambio, os digo: No hagáis frente al que os agravia

ReL

Jesús les dijo: No hagáis  frente al que os agravia
Jesús les dijo: No hagáis frente al que os agravia

2 Cor 6, 1-10 

Hermanos:
Como cooperadores suyos, os exhortamos a no echar en saco roto la gracia de Dios. Pues dice:
«En tiempo favorable te escuché, en el día de la salvación te ayudé».
Pues mirad: ahora es el tiempo favorable, ahora es el día de la salvación.
Nunca damos a nadie motivo de escándalo, para no poner en ridículo nuestro ministerio; antes bien, nos acreditamos en todo como ministros de Dios con mucha paciencia en tribulaciones, infortunios, apuros; en golpes, cárceles, motines, fatigas, noches sin dormir y días sin comer; procedemos con limpieza, ciencia, paciencia y amabilidad; con el Espíritu Santo y con amor sincero; con palabras verdaderas y la fuerza de Dios; con las armas de la justicia, a derecha e izquierda; a través de honra y afrenta, de mala y buena fama; como impostores que dicen la verdad, desconocidos, siendo conocidos de sobra, moribundos que vivimos, sentenciados nunca ajusticiados; como afligidos pero siempre alegres, como pobres, pero que enriquecen a muchos, como necesitados, pero poseyéndolo todo.

 

Salmo

Sal 97, 1. 2-3ab. 3cd-4  

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.

El Señor da a conocer su salvación,
revela a las naciones su justicia.
Se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R.

Mt 5, 38-42

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-«Habéis oído que se dijo: "Ojo por ojo, diente por diente". Yo, en cambio, os digo: No hagáis frente al que os agravia.

Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehúyas.»

Un día en que parecía andábamos el Señor y yo muy de confianzas, y como si yo mandara, le dije: "Ea, Señor, dime lo que quieres". "Desagravio y la adoración". Aún me las hube con el Señor que estaba de gracias; yo lo hallaba imposible e impracticable e irrealizable, no hallaba camino; y le dije: "Señor, ¿no lo has hecho tú todo en esta casa? ¿No sabes que yo no sé? ¿Qué esperas de mí, Dios mío? Arregla tú, Señor, y dámelo a conocer de modo que esté a mi alcance el realizarlo". … Cuando salgo una tarde de la oración, que la redoblé al efecto, me hallé que pedían las Adoratrices con mil ruegos y protestas la adoración de la noche... fui a la oración, a consultarlo con Dios, y todo lo que yo hasta entonces hallé como imposible y difícil, se deshizo como la sal en el agua...Y se instaló la Vela perpetua. (Sta. Ma. Micaela del Stmo. Sacramento)


Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda