Lunes, 27 de junio de 2022

Religión en Libertad

Los Anillos del Poder: ¿de Tolkien, o de Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo?

La teleserie más cara de la historia puede naufragar entre las cuotas woke y la banalidad

El español J.A. Bayona, que dirige algunos capítulos, con actores que representan una extraña cultura cazadora que Tolkien no detalla
El español J.A. Bayona, que dirige algunos capítulos, con actores que representan una extraña cultura cazadora que Tolkien no detalla

Pablo J. Ginés/ReL

Jeff Bezos, el dueño de Amazon, es el hombre más rico del mundo desde hace 4 años, según la revista Forbes. Tiene 177.000 millones de dólares y la pandemia le ha enriquecido más, no menos. Ha decidido dedicar 1.000 millones de dólares (una minucia para él) a la teleserie en streaming Los Anillos del Poder, basada en escritos del escritor católico inglés J.R.R.Tolkien.

Pero no se basa en una novela, sino en algunos cuentos, apuntes inacabados y cronologías que cubren 3.300 años de ficción. Será, por lo tanto, la teleserie más cara de la historia y difícil de guionizar. Se habla de 5 temporadas y la primera se estrena en septiembre de 2022.

La revista Vanity Fair ha sacado en exclusiva declaraciones de guionistas y directores de la carísima serie y ha publicado las fotos que los estudios de Amazon les han proporcionado. Sus periodistas han visto los 2 capítulos iniciales. Y mientras los españoles dormían en la madrugada del 14 de febrero, los norteamericanos veían el primer trailer de 1 minuto de la serie en un anuncio en la SuperBowl, que suele ser la publicidad más cara del año.

Aquí, en inglés, el primer tráiler de Los Anillos del Poder, la teleserie más cara de la historia.

La información sobre la serie está dosificada con cuidado, por un lado para intentar emocionar a los fans, por otro para atraer nuevas generaciones, por otro para provocar debate sobre la posible carga 'woke' (o corrección política por cuotas) que cabe esperar de la serie.

Y lo que hemos visto -insistimos, un trailer de 1 minuto, media docena de fotos grandes, algunos posters con trajes de personajes y un reportaje en Vanity Fair- apunta a dos posibles peligros para la serie: el adoctrinamiento woke (o lo que quiera Bezos) y la mera banalidad. Sería un triste destino para la serie más cara de la historia.

Ya no es ganar dinero, sino tocar mentes y almas

Muchos han señalado que tras el éxito de las películas de El Señor de los Anillos (que cumplen 20 años), y la teleserie Juego de Tronos, y para competir con las películas de superhéroes de Marvel y DC, Amazon necesitaba más fantasía y más Tolkien. Así, Amazon, para pelear la guerra del streaming con Netflix y otras plataformas, decidió meter todo el dinero que haga falta, comprar derechos para filmar sobre la Tierra Media de Tolkien (en concreto, sobre los eventos que transcurren en su Segunda Edad) y gastarse un dineral en cada capítulo.

Algunos recuerdan que Bezos se ha declarado a menudo fan de El Señor de los Anillos. Otros piensan que lo que quiere es suscriptores para su canal de streaming.

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo

Jeff Bezos, 57 años, el hombre más rico del mundo; 177.000 millones de dólares según Forbes; gastarse 1.000 millones en una teleserie no le importa... y se hará lo que él diga.

Pero se puede ir más allá. Bezos tiene 57 años y ya es el más rico. Cuando uno ya es el más rico del mundo, ya no busca dinero: tiene todo el que necesita. Lo que busca es auténtica influencia y poder sobre mentes y almas, transformar la sociedad, la cultura, el planeta, difundir los propios valores y visión, dejar huella.

No hay nada más poderoso para influir y modelar las mentes de millones de adolescentes y jóvenes que una serie de ficción llena de magia y fantasía. El espectador baja sus barreras críticas al ver ficción fantástica, para dejarse llevar por la magia de la historia. Y ahí es posible colocar mensajes que no son tanto del guionista o el director como del dueño de todo, el que paga, el hombre más rico del mundo.

Joven Galadriel con armadura según Los Anillos del Poder

Tolkien jamás describe a Galadriel con armadura y espada -aunque dice que era buena jinete y combate al menos en una ocasión- pero aquí tenemos a una Galadriel guerrera unos 6.000 años antes de El Señor de los Anillos (la actriz es Morfydd Clark, y la foto de Matt Grace para Amazon).

Por supuesto, los diseñadores de trajes y ciudades pueden dar su toque personal creativo, y cualquier guionista con ingenio puede colar algo de su propia cosecha, pero en un proyecto así de grande, si Bezos dijera: "Quiero elfos afroamericanos y enanas negras aunque Tolkien no lo recoja" (o cualquier otra cosa), se hace.

La base no es un libro, sino un mundo: la Tierra Media

Cuando Peter Jackson rodó El Señor de los Anillos hace 20 años y colocó a la princesa Arwen con una espada enfrentándose a los Espectros del Anillo, se tomó una libertad, porque Arwen en el libro nunca empuña un arma. Pero Arwen, al menos, no se suma a la Compañía del Anillo. Jackson siguió con bastante fidelidad el esquema central del libro de Tolkien, que tiene su planteamiento, nudo, desenlace y trama.

Después Jackson alargó artificialmente la novela de El Hobbit para hacer una trilogía. Todo lo que toma del libro, es magnífico. Todo lo que añade para alargarlo, no lo es. Se inventa una elfa guerrera apócrifa que tiene una extraña relación con uno de los Enanos. Añade una extraña cuota racial al colocar algunas personas de piel negra en la Ciudad del Lago, que es de cultura nórdica. Pero se puede uno imaginar que son mercaderes de países lejanos, ya que la ciudad es un centro de comercio fluvial.

A Jackson le protegió y ayudó el seguir unas novelas. Pero Los Anillos del Poder no puede seguir una novela, porque se basa en una serie de fragmentos, cronologías, apuntes, notas inacabadas y un par de cuentos con formato de anales.

El reto para los guionistas es enorme. Son 3.300 años de historia. Los elfos son inmortales si no les matan, así que Galadriel y un joven Elrond permanecen allí pese al paso de los siglos, igual que Sauron el Señor Oscuro, que en esta época aún podía mostrarse como un hermoso señor y amigo.

Sauron irá engañando a casi todos mientras forja sus Anillos del Poder con los que seducir a hombres y enanos. Los hombres de Númenor, aunque en esta época podían vivir unos 200 años -300 los de sangre real, por tener algunos ancestros elfos-, están condenados a morir cuando llega su hora... eso debería limitar su permanencia en la teleserie.

Los guionistas explican en Vanity Fair cómo se plantearon el reto de fondo de la serie: "¿Podríamos crear la novela que Tolkien jamás escribió y concebirla como una serie monumental que sólo podría emitirse en la actualidad?”

Aquí, la palabra clave es "actualidad". Si actualidad significa tecnología y dinero para hacer una obra monumental, grande, visual, probablemente tienen la capacidad. Si "actualidad" significa las modas y manías postmodernas e identitarias de los norteamericanos hacia 2020, eso no tiene nada que ver con Tolkien.

Elfos y enanos negros, pero no sexo 

Al compararse esta teleserie con Juego de Tronos, se pregunta a los guionistas por los "niveles de sexo y violencia". El guionista McKay afirma que no será como Juego de Tronos, porque el objetivo es “hacer una serie para todos los públicos, para niños de 11, 12 y 13 años, aunque a veces tengan que esconderse debajo de la manta si pasan demasiado miedo". Esto encaja bien con la obra de Tolkien, que mucha gente lee a esa edad y tiene escenas de espectros y muertes y algunas cabezas cortadas.

Pero ya hemos visto en las fotos "cuotas" peculiares. Un elfo afroamericano (o afrocaribeño). Aunque en la Tierra Media no existen África ni el Caribe. Y una reina enana negra. ¿Encaja esto con la Tierra Media de Tolkien?

Hay quien dice que Tolkien no niega que existieran elfos o enanos negros... tampoco azules, verdes o con alas. Pero en la fantasía de Tolkien no cabe todo.

ismael_cruz_elfo_silvano

El puertorriqueño Ismael Cruz interpreta a un elfo silvano inventado por los guionistas; Tolkien nunca habla de elfos negros (ni afrocaribeños); foto de Ben Rothstein para Amazon.

El éxito perenne de Tolkien está, precisamente, en hacer un mundo coherente, no arbitrario, con sus propias reglas internas, muy parecidas a las de nuestro mundo, pero con algunos cambios. Él decía que la Tierra Media era "nuestro mundo en un pasado imaginario". Así, en el norte hace frío, y la gente es de piel blanca. En el sur hace calor y el sol quema, y puede haber gente de piel rica en melanina que protege frente al sol (los humanos del Lejano Harad podrían ser negros o muy morenos).

Los Enanos son una raza peculiar creada por el Vala Aulë, que los hace despertar a todos en cuatro lugares, dos del norte (Montañas Azules y Monte Gundabad) y dos al este, como se detalla en Los Pueblos de la Tierra Media (volumen XII de la Historia de la Tierra Media). Despiertan durante las Edades de los Árboles: hay luz dorada y día y noche, pero aún no existe el sol. No habiendo un fuerte sol ni viviendo en un lejano sur tropical, siendo todos norteños y diseñados para un mundo norteño, no tiene lógica pensar en Enanos negros, especialmente cuando nadie los menciona.

Dos ejemplos eruditos: en la batalla de Azanulbizar y en la Guerra de la Última Alianza -separadas por muchos siglos- se menciona que participaron enanos de las 7 tribus o clanes, de todo el mundo. No hay ninguna frase del tipo: "incluso llegaron enanos de piel oscura y países remotos quemados por el sol". Quien haya leído El Cantar de Roldán recordará cómo le gusta al poeta épico enumerar guerreros negros llegados de Etiopía o el Nilo.

Para colmo, en el mismo libro -y en otros- Tolkien menciona que las mujeres enanas sí tienen barba... y si la princesa de las fotos la tiene, es escasa y muy discreta.

princesa_enana

Una princesa enana negra, y no en un sitio lejanísimo, sino en Moria;
difícil o imposible de encajar con los datos que da Tolkien;
la actriz es Sofía Nomvete, foto de Ben Rothstein para Amazon.

Con los Elfos pasa algo similar: despiertan en una época en que no había luz solar, muchos son rubios. Ningún texto de Tolkien habla de elfos de piel negra (ni amarilla, ni olivácea, ni rojiza, etc...).

Eso no quiere decir que en un relato de la Segunda Edad no pueda haber humanos de piel negra o rasgos orientales. En la Segunda Edad los barcos de los Hombres de Númenor viajan muy lejos, a costas lejanísimas. Númenor es una especie de Atlantis, sus barcos pueden llegar a lugares remotísimos y contactar con pueblos muy diversos. En cierto momento, recurren al esclavismo y podrían llevarse personajes negros a sus puertos o colonias.

Primitivos y público joven

Tolkien empezó a escribir un cuento en el que los barcos de Númenor llegaban a la Tierra Media, cerca de lo que muchos siglos después sería Gondor, y allí encuentran a Tal Elmar, un hombre blanco y rubio, que viste con taparrabos y pieles, cuyo pueblo, aunque es bastante violento, desconoce el arco y solo usan cuchillos y garrotes.

En el tráiler de 1 minuto vemos una chica blanca, de una cultura que parece primitiva y nómada, hablando de "maravillas en el mundo más allá de nuestro vagabundeo". Parece que la serie, al menos la primera temporada, tratará del contacto entre varios pueblos: estas culturas primitivas, los elfos y sus amigos los hombres de Númenor (amigos hasta que se van corrompiendo), los enanos, otros pueblos humanos de la Tierra Media... Quizá esa chica sea un hilo conductor con el que se identifiquen los espectadores jóvenes.

El otro hilo conductor parecen ser una Galadriel aventurera y viajera y un joven Elrond. Jamás en ningún texto Tolkien presenta a Galadriel con armadura ni con espada, mientras que en tráiler y fotos la vemos blindada como Brienne de Tarth en Juego de Tronos. Como pagando la cuota de "chica dura con espada", 20 años después de Arwen contra los Espectros.

Tolkien sí dice que Galadriel peleó ¡contra otros elfos, en la guerra civil que fue la matanza de Alqualondë! Pero quizá lo hizo con magia, o con una vara, y probablemente sin armadura. De hecho, Tolkien explica en sus cartas que Galadriel está en la Tierra Media como penitente: quiere ayudar a reparar males en los que se implicó.

Ya han anunciado que en la película el elfo afroamericano y una chica humana viven una historia de amor. Muchos fans de Tolkien pensarán que eso es aguar y rebajar las muy escasas historias de amor entre las dos razas que casi siempre son al revés: mujer elfo y hombre mortal.

La mortalidad... y la Tierra Media "más religiosa"

El gran tema de la Segunda Edad, además de la corrupción por el poder, es la mortalidad. Tolkien decía que también era el tema de El Señor de los Anillos, que no es más que el desenlace de los eventos que se inician antes.

Los elfos no mueren, los hombres sí. A los Hombres de la isla de Númenor se les prohíbe navegar al Oeste, donde habitan los Valar, maestros de los elfos. A cambio tienen vidas largas y el mar les tratará bien. Sauron les irá envenenando con resentimiento y ambición, hasta que caigan por hybris, por soberbia desafiante y enloquecedora. El miedo a la muerte y la rebeldía enfermiza empezará a oscurecer Númenor.

El rey de Númenor perseguirá a los Fieles, los que sigan la vieja tradición. Realizará matrimonios forzados, sacrificios humanos, un templo oscuro, esclavitud... cosas ajenas a la cultura númenóreana clásica y a lo aprendido de los elfos. Y finalmente organizará una flota para conquistar el Oeste. Es una mezcla de Atlantis con Los Últimos Días de Pompeya.

Mientras tanto, Sauron regala Anillos de Poder a señores humanos en la Tierra Media. Sus portadores acabarán convirtiéndose en espectros del Anillo: pueden contarnos hasta 9 historias de humanos que se corrompen así. Muchos lo harán deseando la inmortalidad. Otros, quizá, buscaban un arma para sus guerras.

¿Cuánto de esto mostrará la serie?

La persecución a los Fieles tiene tonos claros de persecución religiosa. De hecho, la Akallabeth (la narración de la ruina de Númenor) es la que recoge más temas explícitamente religiosos de todos los de la Tierra Media. Los Númenóreanos saben por los elfos que existen los Valar, y más allá un Dios único creador, Ilúvatar, padre de elfos y hombres. Los Númenoreanos adoran al Dios único en la montaña sagrada del Meneltarma, con una ceremonia anual sencilla pero importante.

Sauron y el rey, al corromperse, prohibirán la ceremonia y empezarán el culto maligno en el templo oscuro. Por eso, los descendientes de los Fieles númenóreanos en épocas posteriores -como en la época de Aragorn, Bilbo y Frodo- no asociaban religiosidad con templos, ya que les quedaba el recuerdo del templo como algo maligno. En El Señor de los Anillos los hombres de Gondor dan gracias antes de comer mirando al Oeste. "Volvemos la mirada a Númenor, la Númenor que fue, y más allá de Númenor al Hogar de los Elfos que todavía es, y más lejos aún hacia lo que es y siempre será", dicen.

Quien lea los libros bíblicos que describen la decadencia de los reyes posteriores a Salomón, y después lea las listas de reyes númenoréanos y su progresiva corrupción, reconocerá que pertenecen al mismo género.

¿Veremos todo eso en la cuarta o quinta temporada? Suponiendo que se lleguen a filmar... aunque si Bezos se empeña, el factor económico no importa mucho.

¿Una serie solo para adolescentes?

Las películas de Harry Potter empezaban luminosas y juveniles y se oscurecían cada vez más. Daenerys en Juego de Tronos lo pasaba mal, pero era luminosa al principio, y acaba vestida de cuero negro como una líder fascista (en la teleserie, en las novelas no se sabe). ¿Quieren jugar a esto en Los Anillos del Poder? Tendría sentido.

Pero en la entrevista de Vanity Fair nunca mencionan este tema, de la mortalidad y la inmortalidad. Un guionista dice que la obra de Tolkien "trata sobre la amistad, la fraternidad y los marginados que consiguen sobrevivir a las fuerzas del mal". 

Amistad y marginados... Son temas adolescentes. Son lícitos, y sí que están ahí. Pero se quedan cortos ante lo que la Segunda Edad plantea.

Tenemos un tráiler, unas pocas fotos, una entrevista a guionistas y al hombre más rico del mundo dedicando mil millones de dólares para llegar a jóvenes y adolescentes y dejar huella. Con estos datos en la mano, la corrección identitaria que obsesiona a los norteamericanos y la banalidad -meras peleas de adolescentes con espadas y flechas- parecen los peores peligros para la teleserie mejor financiada de la historia.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda