Domingo, 29 de mayo de 2022

Religión en Libertad

Blog

Derecho a disentir y saber cómo ejercerlo.

Derecho a disentir y saber cómo ejercerlo.

por Duc in altum!

Lo que ha permitido que la humanidad progrese en los diferentes ámbitos ha sido la posibilidad de discutir de forma constructiva. En otras palabras, el poder disentir que, de acuerdo con el Diccionario de la Lengua Española, significa: “No ajustarse al sentir o parecer de alguien”. Actualmente, predomina una tendencia centrada en cancelar dicho derecho como si se tratara de un delito. Incluso, algunas legislaciones empiezan a contemplarlo como tal y esto nos pone ante una visión acrítica y, por ende, peligrosa porque elimina el papel de la razón para imponer un sistema basado en opiniones de porte más bien sentimental. Así las cosas, no importa el que sabe sino solo el que siente y, aunque sentir, es algo muy humano y positivo, tampoco puede ser tomado como un criterio absoluto.

En una sociedad democrática disentir debe darse por sentado. De ahí que la Iglesia, como parte de la comunidad, tenga derecho a pensar diferente. El problema real que tenemos los católicos es que nos faltan perfiles equilibrados. Es decir, encontramos voces muy radicales y contradictorias. Por ejemplo, los extremos entre relativistas y rígidos, cuando lo que necesitamos son personas que cuiden tanto el fondo (doctrina) como la forma (pastoral). Es decir, perfiles como el que, en su momento, tuvo el Papa Pablo VI. Sin duda, un pontífice que supo disentir y, de entre posturas encontradas, sacar la más acorde con el Evangelio. No se dejaba enredar ni por los que querían quedarse en el pasado ni por aquellos que pretendían hacer de la Iglesia una ONG. ¿A qué viene todo esto? A que la Iglesia tiene el derecho de opinar diferente pero que para que esto no sea desacreditado hay que comunicarlo de forma clara y asertiva. Otro maestro de saber cómo disentir y, al mismo tiempo, generar un enfoque constructivo ha sido Benedicto XVI. Con mucha precisión sacaba conclusiones valientes y, al mismo tiempo, abiertas a los que tenían otra postura. Es decir, ni se dejaba aplastar por el pensamiento dominante ni hablaba como un fanático.

Así las cosas, nos toca defender, incluso por las vías legales institucionalizadas como el Juicio de Amparo, el derecho a disentir y, al mismo tiempo, ejercerlo de tal manera que no terminemos por meternos un autogol.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda