Sábado, 07 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

El verdadero odio

por La mirada impertinente

Quizás se sorprenda, amable lector, pero debe saber que la persecución religiosa, fundamentalmente la que sufren los cristianos en el mundo, es uno de los principales problemas humanitarios del planeta. Y, a diferencia de otros, es un drama que no disminuye, sino que se agrava de año en año. Quizás le cueste aceptarlo porque las escasas noticias que intentan dar voz a este acoso apenas ocupan espacio en los telediarios -si llegan a encontrar en ellos algún acomodo- o incluso en los periódicos. Y, por descontado, rara vez un tertuliano se ha dignado ocuparse de la cuestión. No sólo eso, sino que mientras el cine sigue contándonos, una y otra vez, (la última Brimstone) las maldades del fanatismo religioso protestante o católico (escasamente relevante en la actualidad) son raras las películas que hablan de la mayor intolerancia del presente, que es el acoso que sufren, en un gran número de países del mundo, los cristianos por su fe.

Desde luego, si usted es de los que piensan que el odio religioso consiste en mirar mal por la calle a las mujeres musulmanas con velo, o en realizar pintadas ofensivas en las mezquitas, debería leer con detalle los informes de Ayuda a la Iglesia Necesitada y la Lista Mundial de la Persecución de la ONG Puertas Abiertas. El primero, presentado recientemente, constata un importante incremento en el hostigamiento a los cristianos en los dos últimos años, que se suma al crecimiento de los dos anteriores. El segundo, divulgado hace ya unos meses, pone números al drama y estima que el número de cristianos que sufren niveles de persecución ‘altos, muy altos o extremos’ suma un total de 215 millones de personas, uno de cada tres creyentes que residen en los 50 países que son objeto de seguimiento especial.  

Corea del Norte se mantiene en cabeza de la intolerancia desde hace 16 años, un récord difícil de superar. Ayuda a la Iglesia Necesitada habla de “atrocidades indecibles”, como los abortos forzados, la retirada de alimentos, el aplastamiento de personas con compresores de vapor, o los casos de fieles atados a cruces y colocados sobre el fuego. Hoy. En Somalia, otro despiadado campeón de la intolerancia, los musulmanes que se convierten al cristianismo son castigados con la muerte. Y también crece el hostigamiento en la India y en Sudán, cuyo gobierno islamista ha tomado la costumbre de destruir una iglesia cada mes. Eso por no hablar de atentados directos, como los cometidos durante el último año en Egipto, donde han muerto más de 70 personas en El Cairo, Alejandría y Tanta. Estos son los verdaderos delitos de odio del siglo XXI. En muchos casos promocionados desde los gobiernos, o amparados por ellos.

Lamentablemente no hay perspectivas de que esta ira anti cristiana vaya a disminuir, por lo que es seguro que muchos millones seguirán sufriendo acoso y persecución. Lo mínimo que deberíamos hacer por ellos es sacar su drama de las catacumbas y airearlo a la luz pública.

Publicado en El Norte de Castilla

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA