Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

De la Biblia Políglota Complutense, en su V Centenario

por En cuerpo y alma

TAGS:

 

            La Biblia Políglota Complutense es la primera edición políglota realizada nunca de una Biblia completa. Aunque se sabe que se realizaron seiscientas copias, sólo nos han llegado ciento veintitrés. 

Cardenal Cisneros. Eugenio Pajés (1605).

           Se trata de un proyecto auspiciado y costeado hacia el final de su larga vida por el Cardenal Francisco Jiménez de Cisneros(14361517), probablemente, junto a los reyes, el español más grande de su época, que irá ocupando, mientras realiza el hercúleo trabajo, los puestos de Arzobispo de Toledo entre 1495 y 1517, Inquisidor General de España entre 1507 y 1517 y Regente de los reinos españoles en hasta dos ocasiones, entre 1506 y 1507 y entre 1516 y 1517. Cisneros realizará para su obra una copiosa inversión en importantísimos manuscritos.

            Los trabajos que conducen a su elaboración dan comienzo en 1502 y se prolongan hasta 1517, momento en el que junto al fin de la obra se produce el de su inspirador, que con 81 años de edad abandona este mundo. Y tienen lugar, -y no por casualidad- en la universidad fundada por el Cardenal Cisneros en Alcalá de Henares, la Complutense, toponímico correspondiente, como se sabe, a la ciudad de Alcalá de Henares, Complutum en latín, de donde el nombre de la obra.

            En el proyecto participan los mejores teólogos de la época, entre los cuales Diego López de Zúñiga (m. 1531), los conversos Alonso de Alcalá, Pablo Coronel y Alfonso Zamora, el cretense Demetrio Ducas y Hernán Núñez de Toledo “el Pinciano”, y hasta Antonio de Nebrija, autor de la primera gramática del español.

            El afán de la obra no es otro que el de reunir en un solo códice el texto bíblico en las grandes lenguas bíblicas: hebreo, griego, latín y arameo.
 

   

 
            La presentación es por columnas que recogen el episodio en cada una de las lenguas, para poder hacer fácilmente la comparación entre unas y otras.

            El Antiguo Testamento está dispuesto en tres que no están ordenadas de izquierda a derecha, sino de exterior a interior, con la versión griega en el interior de la página; la latina, tomada de la Vulgata (pinche aquí para conocerlo todo sobre esta importante versión de la Biblia) considerada la más santa, por decirlo de alguna manera, en el centro; y la hebrea en la parte exterior de la página. Dentro del Antiguo Testamento, el Pentateuco o Torah (en definitiva, los libros del Génesis, Exodo, Levítico, Números y Deuteronomio) todavía despliega otras dos columnas a pie de página, con la versión aramea llamada “Targum Onkelos” traducida al latín.

            En cuanto al Nuevo Testamento, las columnas son dos como dos son las lenguas a las que se traduce: una para el griego y otra para el latín. 

            La obra se publica en seis volúmenes, los cuatro primeros con el Antiguo Testamento, el quinto con el Nuevo, y el sexto con un diccionario de hebreo y arameo y una gramática hebrea.

            El Nuevo Testamento estará listo para 1514, un 10 de enero que es del que hoy celebramos su V Centenario; el Antiguo para 1517. Su publicación aún demorará unos años, hasta que el Papa León X (15131521) sancione el trabajo en 1520, por lo que su gran impulsor, el Cardenal Cisneros, muerto como se ha dicho en 1517, no alcanzará a verla.

            La Complutense es impresa por el francés Arnaldo Guillén Brocario, oriundo de Brocq, traído a los efectos por el Cisneros desde Logroño en el año 1510. Su imprenta se instala en el Convento de las Clarisas de Alcalá.

            La Biblia Políglota Complutense constituye uno de los primeros grandes trabajos bibliográficos encomendados al gran invento de Peter Gutemberg en 1450 de la imprenta. No se trata de un incunable, así llamados, como se sabe, todos los libros publicados gracias a la imprenta entre ese año 1450 y el 1501, es decir en su primer medio siglo de historia. Sí es, probablemente, la primera obra nunca impresa en caracteres hebraicos. Y para terminar de ponerla en su correcto contexto histórico, antecede en veintinueve años a la declaración de la Biblia Vulgata de la que se vale para su traducción latina como versión oficial de la Biblia por el Concilio de Trento, los que van desde que en 1517 está completamente terminada hasta que en 1546 se realiza dicha declaración. 

             ©L.A.

            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es

  

Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)

Del Códice Amiatinus, la más antigua reproducción de la Biblia Vulgata llegada a nuestros días
¿Sabe Vd. lo que eran las "Biblia pauperum"?
De la Biblia de Wittemberg, la Vulgata luterana
Una vez establecido el canon, ¿sabe Vd. cuál es la versión “oficial” de la Biblia?
De los Papiros bíblicos Chester Beatty, textos canónicos completos del s. III, si no del II

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA