Sábado, 29 de enero de 2022

Religión en Libertad

Blog

Del "Retablo del Tabor" de Berruguete en Ubeda, que ardía un día del año 36

por En cuerpo y alma

 
            Ocurrió en Ubeda (Jaén). En la Capilla del Salvador, la maravillosa iglesia-panteón de los Medinaceli, tenía lugar un lamentable suceso que contó con un testigo de excepción. Gracias al historiador y coleccionista Natalio Rivas, ubetense de pro, En Cuerpo y Alma puede ofrecerles, del archivo que D. Natalio adquirió a la familia Campos, el relato del erudito local Miguel Campos, espectador que fue del execrable atentado que tuvo como consecuencia la pérdida irreparable y para siempre de una de las joyas salidas de las manos del grandísimo escultor español Alonso de Berruguete, por obra y gracia del odio más perfecto, el que prefiere destruir las obras que se detestan a lucrarse de ellas.
 
Estado en el que quedó Después de la reconstrucción

            He aquí pues, el relato, una verdadera primicia. Se trata de un escrito a máquina, del que yo dispongo de fotocopia, y en el que se lee literalmente lo siguiente:
 
            “[…] Esta obra cumbre de Berruguete que únicamente podía codearse con ella entre las del citado autor la estatua yacente del Cardenal Tabera [sic] en Toledo destrozadas y quemadas las esculturas del Profeta Elías, el Patriarca Moisés, y los Apóstoles San Pedro, San Juan y Santiago; únicamente quedó el Salvador que lo desmontaron, llevándolo a Valencia y después a Barcelona [si recuerdan Vds., mismo trayecto que realizara el Jesús de Medinaceli], con el cuadro del fundador, obra de Tiziano.
 
 
            Lo que más me llevó al colmo de la indignación fue que al retirar a los talleres de carpintería los despojos de las imágenes, esculturas y retablos y vendiéndolos como leña, fue la Virgen procedente del Calvario que coronaba el Tabor [otra manera de denominar la Transfiguración, por el lugar en el que se produjo, el monte Tabor], también obra de Berruguete, en que con ese instinto refinado de criminalidad artística, destrozaron la cara manos y pies para desvirtuar la escultura, sin sospechar que Dios daría lugar a que alguno que estuviera saturado de estas cosas lo viera y estudiara; que la guerra se acabaría con el triunfo de Dios, la verdad y la justicia, para que estos malvados liquiden la cuanta donde corresponde.
 
            Mi presencia en los talleres citados, para clasificar y retirar lo que habían dejado produjo malos efectos respecto a mi persona; desde entonces me la tenían sentenciada, indicándomelo así un buen amigo de los que allí trabajaban.
 
            Continúa la descripción analítica: la elegante y alegórica verja que dividía la Capilla Mayor con la nave de la iglesia, ejecutada en Toledo por Francisco Martínez, de Villalpando desmontada sin necesidad alguna, y sí con el propósito de hacer daño.
 
            La cripta de los fundadores y patronos, sus restos profanados, que con gran veneración como otras veces, los he visto, fueron recogidos, guardados en su sitio, ordenando entonces tapar la cripta; el púlpito destrozado por completo.
 
            En la nave de la iglesia los canceles de las puertas norte y sur, desmontados y el de la puerta principal que tampoco hacía falta desmontarlo, para paso de los autos, estaba con bastantes deterioros, que en la actualidad están reparados.
 
            Las cuatro capillas restantes, de escaso mérito y más modernas, sólo en dos hay datos [sic, seguramente “daños”] de grandísima importancia histórica y artística; existía en una de ellas sobre la mesa del altar un Exce homo [sic] de madera, de factura italiana, tamaño natural, del [sic] algo más de medio cuerpo que se instalaba el Jueves Santo en la mesa petitoria del Atrio del Templo; dicha imagen procedía del oratorio del castillo de Sabiote, y sirvió de inspirador, orientador, y consejero en su niñez, de la excelsa religiosa Sor María de las Yagas [sic] fundadora del convento del Angel en Granada, nacida en el castillo de Sabiote el 8 de febrero del año 1606. El citado Exce-Homo [sic] fue pacto [sic] de las llamas en la hoguera del día de Santa Ana […]”
 
Puerta de la sacristía
            Una Santa Ana que celebramos precisamente hoy, día en el que, según parece revelar este escrito, se produjo junto con la de muchas otras obras, la reducción a llamas de cinco de las mejores tallas de madera existentes en toda España, aquéllas que representaban las figuras del Profeta Elías, el Patriarca Moisés, y los apóstoles San Pedro, San Juan y Santiago, obra del escultor Alonso de Berruguete hacia 1559, en el retablo del Tabor de la Capilla del Salvador de los Medinaceli en Ubeda. Llamas de las que se salvó el Cristo gracias simplemente a que los profanadores fueron incapaces de separalo del muro al que se hallaba anclado.
 
            Los que de Vds. vayan hoy día a Ubeda y visiten la maravillosa Capilla del Salvador, llena de sorpresas artísticas y arquitectónicas, pueden hoy día admirar una réplica bastante exacta de lo que fue aquel retablo, reconstruído por el escultor Juan Luis Vasallo a partir de fotografías del original entre los años 1958 y 1965. De sus seis figuras, sepan que la central que representa a Jesucristo sigue siendo, por fortuna para nuestro patrimonio religioso y cultural, la original que saliera de las manos de Berruguete. Las otras cinco, por desgracia, fueron tal día como hoy pero del año 36, pasto del odio más perfecto, el que prefiere destruir las obras que se detestan a lucrarse de ellas.
 
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, pinche aquí y mande un mensaje.
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda