Viernes, 23 de febrero de 2024

Religión en Libertad

Blog

Twitter y un viaje a Madrid

por Mi pasión por el deporte

Estoy de vuelta. Sí, después de mucho tiempo alejado, vuelvo con este sencillo blog en REL, donde siempre he tenido las puertas abiertas. Vuelvo a escribir de mis tres grandes pasiones: Dios, la familia y el deporte. Lo haré dos veces al mes. Los primeros y terceros martes, día en que afrontamos la semana conscientes ya de que el finde anterior ha pasado, pero atisbando ya uno nuevo en el horizonte.

¿Cómo es que estoy de vuelta? Pues muy simple, porque el alcance de Internet y las redes es tan inmenso que es un verdadero drama desaprovecharlo. Y me siento especialmente culpable de haberlo desperdiciado en los últimos años. De redes, la verdad es que no sé mucho ni estoy tan puesto como mi hija pequeña, Blanca. Comencé una cuenta en Twitter hace casi diez años, cuando el Mundial de Brasil, pero sin saber siquiera cómo manejarla hasta que llegó El Capologist, un podcast espectacular sobre fútbol americano –no podría ir de otra cosa- que comencé junto a un joven genio, Paco Virués, justo en el momento más encerrado de la pandemia. Habíamos hecho nuestros escarceos en eso de la radio por Internet con Mariano Tovar, en Zona Roja del Diario AS. Y, cuando esta emisión se acabó, no nos animamos a lanzarnos por nuestra cuenta. Pero el encierro nos dio el último empujón.

A raíz del lanzamiento de El Capologist (el nombre se refiere al rol que tiene un miembro del staff de un equipo deportivo en Estados Unidos), activé también mi trabajo en Twitter, primordialmente con el fin de promocionar nuestro humilde podcast. Contra todo lo que hubiéramos predicho Paco y yo, el programa comenzó a gustar y mucho, con lo que semanalmente añadimos otros, también bajo el paraguas de El Capologist. Así, se sumaron al proyecto mi hijo, Santi, mi sobrino, Nacho, y mi gran amigo y compañero de aventuras en los Barcelona Dragons, Juan Jiménez. Posteriormente, Paco reclutaría a todo un novel ejército, donde destacan, además de varios colaboradores esporádicos, el inigualable Santiago Tomasi, Álvaro Fraile, Adri Cobo y Ander Iturralde. Huelga decir que, exceptuando Juan que es de mi quinta, todos los demás son menores de 30 años, situación muy curiosa y a la vez instructiva, porque es muchísimo lo que aprendo al lado de toda esta generación que desmiente los calificativos que muchas veces, desde la distancia, utilizamos para definir a los jóvenes de hoy en día.

Como diría Espronceda, El Capologist va “viento en popa y a toda vela”. En poco más de tres años de existencia nos hemos convertido en el octavo podcast deportivo español en Ivoox, según votaciones de los oyentes de la plataforma. En la actualidad, producimos casi un programa al día durante la temporada de la NFL y tenemos, sumando todas las plataformas, hasta 20.000 descargas semanales. Lo que más destacaría es la perseverancia, pues, desde aquel marzo de 2020 en que iniciamos, no hemos dejado de emitir, al menos el podcast principal, cada semana.

¿Y qué tiene que ver todo esto con REL?

Pues la respuesta principal es Twitter, ahora llamada X. Como os comentaba, comencé a utilizar asiduamente la red para promover El Capologist con la cuenta @rafacervera22. ¿Por qué el 22? Por ser el número que llevara mi jugador favorito de fútbol americano, Doug Flutie, en su etapa universitaria en Boston College y porque también es el de mi salmo favorito, el que leímos en mi boda, hace 28 años: “El Señor es mi pastor, nada me falta” (muchos pensaréis que se trata del salmo 23, tranquilos, ya lo aclararemos algún día).

Por una regla de tres bastante obvia, el crecimiento de mis seguidores en Twitter estuvo ligado directamente al aumento de oyentes del podcast. De cualquier manera y aunque un porcentaje muy alto de quienes me siguen llegaron por el deporte, y más en concreto por el fútbol americano, también quería dar a conocer otras facetas de mi vida, en concreto las religiosas y familiares. Hablar de Pablo Domínguez, promover el libro sobre prematrimoniales, Destino Caná, que hemos escrito Loles y yo, compartir vídeos de pensadores que admiro enormemente, como el obispo Robert Barron o el cineasta Juan Manuel Cotelo. Durante tiempo, dudé sobre si abrir otra cuenta u otras dos: una para mi yo deportista, otra para mi yo esposo y padre y una tercera para mi yo creyente… Pero yo soy lo que soy. Quien me aprecia, me aprecia así. Vengo en un pack. Es inevitable, todos venimos en un pack. Nada de tres ni dos cuentas. Una: rafacervera22, que me define a la perfección.

Para mi asombro, jamás he tenido un comentario o respuesta negativa cuando he publicado algo con contenido personal, religioso o familiar. Soy católico. Creo en Dios y no intento esconderlo, situación que, al menos desde Twitter, no solo ha sido rigurosamente respetada, sino hasta compartida. Al pedir oraciones por algún niño enfermo, una intención especial o cuando murió mi padre, he tenido siempre respuestas sorprendentemente gratas. Y, además, me he encontrado amigos que comparten mi fe y que tampoco dudan en exponerlo en Twitter. De hecho, en un viaje reciente a Madrid, para realizar una entrevista en Mater Mundi TV sobre el libro, Loles, Blanca y yo aprovechamos para tomar el vermouth con Jesús Sánchez, que nos sugirió visitar la iglesia de Santa Gema. Fuimos también a comer a casa de Pedro Nieto. Disfrutamos con él, Javi Ugarte y sus maravillosas familias una paella exquisita que preparó el anfitrión. De hecho, la vuelta a REL es el resultado de aquella comida en la que, para mi enorme asombro, tanto Pedro como Javi mencionaron los viejos artículos escritos en este blog.

Tengo más de 4.800 seguidores en Twitter (ahora X). Son muy pocos, comparados con otras cuentas, pero suficientes para llenar algún pabellón deportivo. No comunicarles a corazón abierto, a través del deporte, la Buena Nueva es claramente una falta calificada como “omisión”. Espero seguirlo haciendo de manera positiva, esperanzadora y, también, con un respeto máximo hacia todos aquellos que no comparten mis creencias.

 No cabe duda que aquel viaje que realizamos a Madrid Loles, Blanca y yo, hace menos de dos meses, ha dado mucho de sí.

¡Gracias a REL por la oportunidad!

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda