Martes, 06 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

«Distancia al padre y al hijo»: «Dale una vuelta» alerta de los riesgos del porno para las familias

Hombre con un ordenador.
Jorge Gutiérrez alerta de que la pornografía no solo supone una difícil adicción para quien la sufre, sino una auténtica "enfermedad familiar".

ReL

El pasado 13 de octubre, Revista Misión hizo entrega de sus premios anuales con el objetivo de "mostrar que Cristo está vivo y sigue resucitado", "afianzar lazos para dar un vuelco a la situación actual" o de difundir la labor de las iniciativas a favor de "la vida, del ocio sano, la familia o la fe".

Uno de los premiados de la última gala fue el Proyecto Nosotras, una iniciativa vinculada a la organización referente en la lucha contra la pornografía Dale una Vuelta. Durante la recepción del galardón, la presidenta de la organización, Blanca Elía, alertó de que la "nueva pornografía" no solo es cada vez más "agresiva, anónima, accesible y asequible", sino que también es cada vez más "aceptada socialmente".

En estos términos se ha expresado recientemente Jorge Gutiérrez, autor del libro La trampa del sexo digital y también impulsor de Dale una Vuelta, en una entrevista concedida a Laura Peraita, del diario ABC sobre los daños de la adicción a la pornografía.

A lo largo de los últimos cinco años, Gutiérrez ha atendido 5.000 casos - cerca de tres personas cada día-, de los cuales el 90% son hombres de entre 25 y 40 años. El experto destaca dos conclusiones fundamentales: la primera, que no se tiene en cuenta que todos ellos son "personas enfermas" que normalmente tienen otros problemas relativos a la "gestión y control de sus emociones". Considera "muy preocupante" en segundo lugar que internet favorece cada vez más que "niños a edades muy tempranas accedan también al porno", sin embargo más importante que cuándo empiezan es "cuando salen".

Descubre aquí cinco formas en que las redes sociales y los videojuegos preparan el terreno a la pornoadicción, extraídas del libro de Jorge Gutiérrez.

Gutiérrez se refirió a los peligros y riesgos de esta adicción especialmente en el ámbito familiar, en el que se centra el Proyecto Nosotras, de atención a las mujeres y parejas de los afectados.

Uno de ellos es que, al ser una auténtica necesidad, las víctimas de la adicción no saben cómo escapar, especialmente por el incremento de la tolerancia o la necesidad de un consumo cada vez mayor para lograr los mismos efectos.

En el ámbito familiar, uno de los grandes riesgos es la sospecha que genera esta "adicción silenciosa", ya que la familia y especialmente el matrimonio se resiente cuando este problema sale a la luz. El distanciamiento, la mayor frialdad o la menor comunicación son solo algunas consecuencias.

Una de las más dolorosas y difíciles de enfocar es según Gutiérrez el distanciamiento afectivo que se produce entre el padre y el hijo cuando este último descubre la adicción de su figura de referencia, que entonces "se viene abajo".

"Se produce un distanciamiento porque además el padre está pendiente de encontrar momentos para estar solo y ver sus archivos. Definitivamente, el porno aleja a las personas de las personas", subraya.

El porno, "una enfermedad familiar"

Tanto es así que el especialista se refiere a la pornografía como una "enfermedad familiar", en la que el que la padece "no deja de querer a su mujer", sino que tiene "una enfermedad que afecta a su capacidad de amar".

"Tiene momentos de mejora, de encuentros juntos, pero es normal que tenga recaídas y que el problema se enquiste y se rompa la relación de pareja. La adicción a la pornografía es una enfermedad familiar", explica.

trampa_sexo_digital.

La trampa del sexo digital: criterios y soluciones para un problema cada vez mayor entre los adolescentes y muy presente en los adultos.

Advierte también de la mayor facilidad de caer en esta adicción en función del propio historial vital o clínicos, pues "el 70% de ellas tienen algún trastorno psicológico, como el obsesivo compulsivo, depresión, Tdah".

Para el impulsor de Dale una Vuelta, dos grandes problemas para abordar la adicción a la pornografía son la "falta de especialistas" así como desentrañar las múltiples variables o motivos por los que se desencadenó, pudiendo ser "por el placer, para regular sus estados de ánimo, por un trauma o por haber sufrido abusos sexuales".

La necesidad de sensibilizar a la sociedad sobre la pornografía es otro aspecto que muestra resultados positivos cuando se lleva a cabo, si bien actualmente se muestra como un problema "del que nadie quiere hablar". Por ello, insta a las administraciones a "dar un paso adelante".

"Al igual que hacen campañas sobre la igualdad, sobre los riesgos del juego online o del elevado consumo de azúcar, deben prevenir y actuar para frenar la adicción al porno porque cada vez hay más menores enganchados, hace un daño enorme a muchas personas y rompe muchas familias", subraya.

Se refiere, por último, a la familia y la voluntad como elementos indispensables en la superación de esta adicción: "Lo esencial es que la persona quiera dejarse ayudar y salir de este consumo que le tiene esclavizado y que le afecta en todas las facetas de su vida. Los afectados que tienen familia estable, un proyecto de vida, un reto, tienen mayor facilidad para salir adelante porque su motivación es mayor".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda