Lunes, 15 de julio de 2024

Religión en Libertad

Cantalamessa pide a los cristianos ser «más graves» y no dejarse llevar por las modas relativistas

Cardenal Raniero Cantalamessa.
El cardenal Raniero Cantalamessa alertó del riesgo de nihilismo al que están expuestos los propios creyentes.

Jesús M.C.

Francisco asistió a la celebración de la Pasión del Señor este Viernes Santo en la basílica de San Pedro, aunque sus desplazamientos por el templo se hicieron en silla de ruedas. Participaron aproximadamente cuatro mil personas, entre ellas numerosos cardenales y obispos.

Tras las lecturas iniciales, la Pasión de Cristo según San Juan fue cantada en latín por tres diáconos y el coro de la Basílica, haciéndose un impresionante silencio, con todos los fieles arrodillados, cuando se narró la muerte de Jesucristo. Luego se leyó la oración universal de los fieles: por la Iglesia, el Papa, los obispos, los sacerdotes, los catecúmenos, la unidad de los cristianos, los judíos, los que no creen en Dios y los gobernantes.

Seguidamente, el cardenal Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, leyó la homilía, a cuyo término el Papa Francisco y los cardenales veneraron la Cruz de Cristo

Así fue venerada la Cruz por el Papa y los cardenales.

“Dios conoce nuestro orgullo y ha venido a nuestro encuentro. Él se ha ‘aniquilado’ primero delante de nuestros ojos. El murió por nuestros pecados y por los del mundo entero”, afirmó Cantalamessa.

Muerte de Dios, relativismo, nihilismo

El cardenal capuchino se refirió a lo largo de su sermón de Viernes Santo a otra "muerte de Dios" distinta a la producida por nuestros pecados. Es una "muerte de Dios" ideológica , decretada por la cultura contemporánea, por "nuestro mundo occidental descristianizado": "Algunos teólogos, para no quedarse atrás, se apresuraron a construir sobre ella una teología, la teología de la muerte de Dios”, lamentó evocando esa tendencia que hizo fortuna en los años 70.

Pero cuando "muere" Dios de esta manera no le sustituye la Nada, recordó el purpurado, sino el hombre mismo endiosado que, sin embargo, define su existencia como "un ‘ser-para-la-muerte’", y considera todas sus posibilidades como "nulidades desde el principio".

Esta proclamación de la muerte de Dios ha conducido a nuestra sociedad a un relativismo que es puro nihilismo y se ha convertido en una "moda", en "un aire que se respira en los círculos intelectuales del Occidente 'posmoderno'. El denominador común es el relativismo total en todos los campos: ética, lenguaje, filosofía, arte y, por supuesto, religión. Nada más es sólido; todo es líquido, o incluso vaporoso. En la época del romanticismo la gente se deleitaba en la melancolía, hoy en el nihilismo”.

Aunque quien proclama esa aniquilación de Dios es, en el fondo un hombre "loco", dice la verdad: "Esta cosa terrible en realidad sucedió una vez en la historia humana, pero en un sentido muy diferente de lo que él entendía. Porque es verdad, hermanos y hermanas: ¡fuimos nosotros, vosotros y yo, quienes matamos a Jesús de Nazaret! El murió por nuestros pecados y por los del mundo entero (Jn 2,2). Pero su resurrección nos asegura que este camino no conduce a la derrota, sino que, gracias a nuestro arrepentimiento, conduce a esa ‘apoteosis de la vida’, buscada en vano por otros caminos”.

Cristianos más asentados y menos volátiles

Y esto hay que proclamarlo en Viernes Santo, apuntó, no solo para intentar convencer a los ateos de que Dios no a muerto, sino también "para evitar que los creyentes, quién sabe, tal vez solo unos pocos estudiantes universitarios, sean arrastrados a este vórtice del nihilismo que es el verdadero ‘agujero negro’ del universo espiritual".

Se trata, pues, de que siga escuchándose entre nosotros la exhortación, "siempre actual", de Dante, invitando a los fieles a no dejarse llevar por las seducciones del mundo: "Sed, oh cristianos, en moveros más graves. No seáis como pluma a todo viento y no penséis que cada agua os lave”.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda