Sábado, 25 de mayo de 2024

Religión en Libertad

Harry y Meghan no educan a sus hijos sin género definido... pero apoyan a un polémico lobby trans

Harry y Meghan
La fundación de Harry y Meghan apoya a una organización que defiende que las familias son "fábricas de género y de heterosexualidad".

ReL

Tras el nacimiento de Archie en 2019, el primer hijo del príncipe Harry y de su esposa Meghan Markle, saltaba la noticia de que los duques de Sussex educarían a sus vástagos con un "enfoque fluido del género", es decir, sin tratarlos como corresponde a su sexo.
 
Posteriormente, estas informaciones fueron desmentidas por un portavoz del Palacio de Kensington, que aseguró que era "una historia totalmente falsa"Sin embargo, un tiempo después, parece que esas sospechas sobre la cercanía de la pareja a los postulados de la ideología de género se confirman. 
 
Los duques de Sussex han comenzado a apoyar, por medio de su fundación, a un lobby que trabaja en las escuelas británicas para acabar con lo que ellos llaman el "género impuesto". Una organización que no se ahorra campañas de presión y amedrentamiento contra niños indefensos en sus propias escuelas. 
 
lobby
Miembros del lobby trans Global Boyhood Initiative, socio de los duques de Sussex, en un "observatorio de masculinidades" en Londres (Reino Unido).
 
Como acaba de publicar el diario Daily Mail, la fundación Archewell, creada por la pareja tras el nacimiento de su primogénito, afirma "estar invirtiendo en equidad de género". Y, para ello, no duda en apoyar a la organización Global Boyhood Initiative, que trata de promover la "equidad de género" fomentando la "masculinidad positiva" en niños y hombres.
 

La familias: "fábricas de género"

Esta organización activista está trabajando en las escuelas del Reino Unido en un plan piloto, en el que se pide a los niños que cursan educación primaria que cuestionen las denominadas normas de género que no están vinculadas a los órganos sexuales.
 
En un informe titulado The state of UK boys, publicado el año pasado, y del que se hace eco el mismo diario, el grupo declara la guerra a las familias y a las escuelas por actuar como "fábricas de género y heterosexualidad".
 
Los padres son incluso atacados por determinar el género de sus hijos por el sexo con el que nacen. Según los nuevos socios de Harry y Meghan Markle, simplemente expresar tu felicidad en redes sociales por estar esperando un niño o una niña, te convierte ya en parte del problema.
 
Niño cometa
El lobby que apoyan los duques de Sussex pide a los niños de primaria que cuestionen las denominadas normas de género que no están vinculadas a los órganos sexuales.
 
"Los padres pueden incluso empezar a asignar el género a sus hijos antes del nacimiento, gracias a lo que ven en las radiografías. Podrían hacer también fiestas para revelar el género y hacer compras en función de ese género. Si bien la familia es un lugar de crianza y apoyo para muchos niños, también puede ser donde el género y la sexualidad se regulen y controlen", advierten los socios de los duques de Sussex.
 
El lobby trans, que después del programa piloto espera que su trabajo llegue a todo el país, dice tener como objetivo "ayudar a los niños a aprender sobre el papel que juegan las normas de género en sus vidas. A que puedan explorar actitudes y comportamientos equitativos, inclusivos y no violentos. Y que busquen interiorizar estas nuevas actitudes y normas de género aplicándolas en sus relaciones personales".
 

Daño irreversible en menores  

Tendencias sociales como estas, de imposición de la ideología de género, están haciendo un "daño irreversible" multiplicando los casos de disforia de género y obligando a padres y médicos, mediante una coacción social insoportable, a respaldar su "transición" y medicarse de por vida. La obra Irreversible damage ("Daño irreversible"), de Abigail Shrier, colaboradora habitual en el Wall Street Journal, así lo asegura (puedes leer aquí más sobre el tema).

Puedes ver aquí un vídeo sobre los peligros de la ideología trans para los niños.

Shrier describe un fenómeno que empieza a preocupar en términos de salud global. En muy pocos años, la disforia de género (un grave malestar con el propio sexo biológico) ha pasado de ser diagnosticada en un 0,01% de población, en la primera infancia y casi exclusivamente en varones, a ver cómo se dispara el número de casos, en la preadolescencia y primera juventud, y sobre todo en chicas.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda