Sábado, 21 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Juan Manuel Martín del Campo, exorcista de la diócesis de Xalapa (México), avanza hacia los altares

Aciprensa

El padre Juan Manuel Martín del Campo avanza hacia los altares
El padre Juan Manuel Martín del Campo avanza hacia los altares
El 30 de septiembre el Papa Francisco aprobó una serie de decretos que reconocen el martirio y las virtudes heroicas de diversos Siervos de Dios, entre los que se encuentra el sacerdote exorcista mexicano, P. Juan Manuel Martín del Campo, fallecido en 1996, amigo del Santo obispo Rafael Guízar y Valencia.

[En el decreto figuran también cinco mártires de la Guerra Civil española en Cantabria -su historia, aquí- y el formador de sacerdotes español José Rivera -su historia, aquí-; nota de ReL]

El P. Juan Manuel Martín del Campo nació en Lagos de Moreno, estado de Jalisco, el 14 de diciembre de 1917. Murió en Xalapa el 13 de agosto de 1996. Fue párroco de la Iglesia de San Jerónimo durante 10 años, fue fundador del Colegio México en Coatepec.

Juan Manuel Martín del Campo estudió en el Seminario de Veracruz en la década de los 30, cuando esta institución se hallaba en la clandestinidad debido a la persecución religiosa que estaba al mando del gobernador de Veracruz, Adalberto Tejeda.

En casa de la familia se rezaba cotidianamente el Rosario por las tardes y su madre Ana los acompañaba a rezar y darles su bendición al final del día.

Uno de sus hermanos, Fernando, también fue sacerdote.

En medio de la persecución en el seminario, el Santo Obispo Guízar y Valencia lo nombró coordinador del grupo de alumnos que compraba los víveres para los estudiantes de la institución cuya existencia estaba prohibida por las leyes de ese entonces en México.

Juan Manuel Martín del Campo, señala el Diario de Xalapa, solía pasar sus vacaciones en el seminario y ayudaba a San Rafael Guízar y Valencia a recorrer las periferias de la ciudad para dar comida a los pobres, visitar a los enfermos y para colaborar con él en la celebración de la Misa.

El 16 de julio de 1939, recibió el ministerio del acolitado de manos del Obispo sucesor de San Rafael, Mons. Manuel Pío López Estrada. Fue ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1940.

Fue exorcista de la diócesis de Xalapa entre 1987 y 1995.

Durante sus 56 años de vida sacerdotal, también fue capellán del Seminario de Veracruz; profesor, director espiritual y prefecto de teólogos (19401947), confesor de las Hermanas Religiosas de Banderilla (1947), prefecto de disciplina del seminario (1947), director espiritual del Seminario Menor (1947).

Director diocesano de la Obra de la Propagación de la Fe (1954), capellán y director espiritual del Colegio Motolinía (1956), vicario sustituto de la parroquia de San José en Xalapa (agosto de 1956), vicario sustituto de la parroquia de San Jerónimo en Coatepec (1959), vicario ecónomo de la parroquia de San Jerónimo en Coatepec (1960).

Párroco de la parroquia de San Jerónimo en Coatepec (10 años de 1960 a 1970), confesor de las Hermanas de la Santísima Trinidad en Coatepec (1961), canónigo penitenciario de la Catedral de Xalapa (15 años de 1970 a 1985), rector interino de la Iglesia del Sagrado Corazón (Beaterio) en Xalapa (1985), rector de la Iglesia de San Isidro en Xalapa (1987).



Reconocimiento de otros venerables

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó además que el Papa Francisco aprobó los decretos que reconocen las virtudes heroicas de:

- Giovanni Folci, sacerdote diocesano italiano, fundador de la Obra del Divino Prisionero. Nació en 1890 y falleció el 31 de marzo de 1963.

- Francisco Blachnicki, sacerdote diocesano polaco nacido en 1921 y fallecido en Carlsberg (Alemania) el 27 de febrero de 1987.

- Anna Chrzanowska, laica polaca, oblata de las ursulinas de San Benito; fallecida en Cracovia en abril de 1973.

- Antonio Filomeno Maria Losito, sacerdote italiano de la Congregación del Santísimo Redentor, fallecido el 18 de julio de 1917; y

- Maria Benedetta Giuseppa Frey (en el siglo Ersilia Penelope), monja profesa de la orden cisterciense nacida en Roma en 1836 y fallecida también en Italia el 10 de mayo de 1913.

En el vídeo, el exorcista de Cartagena-Murcia (España), Salvador Hernández, explica en qué consiste el trabajo de un exorcista diocesano
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA