Domingo, 26 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

El Papa celebra la Asunción de María dedicando una catequesis al «secreto» de la Virgen: la humildad

Papa Francisco.
El Papa dedicó su meditación previa al Ángelus a la humildad de la Virgen en el día de la Asunción.

ReL

Con motivo de la celebración de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el Papa Francisco ha dedicado su meditación dominical previa al rezo del Ángelus sobre el secreto de María: la humildad.

“Hoy, mirando a María Asunta, podemos decir que la humildad es el camino que conduce al cielo” expresó Francisco, que pidió a la Virgen que nos recuerde que “el secreto del recorrido está en el contenido de la palabra humildad, y que la pequeñez y el servicio son los secretos para alcanzar la meta”.

Dios no mira las apariencias sino el corazón y le encanta la humildad del corazón”, expresó el Papa, y señaló que no nos exalta por nuestros dones, riquezas o habilidades, sino por esta virtud. “Levanta a quien se abaja, a quien sirve”.

"No se atribuye más que el título de sierva"

Basándose en el Magnificat, destacó que “María no se atribuye más que el `título´ de sierva: es `la esclava del Señor´. No dice nada más de sí misma, no busca nada más para sí misma”.

Francisco recordó la enseñanza de Jesús sobre la exaltación de quien se humilla y recordó que por eso “es la humildad la que atrajo la mirada de Dios hacia ella. El ojo humano busca la grandeza y se deslumbra por lo que es ostentoso", dijo el Papa.

Tras esta primera aproximación, Francisco invitó a los fieles a examinar su relación con esta virtud. “¿Busco ser reconocido por los demás, reafirmarme y ser alabado, o pienso en servir? ¿Sé escuchar, como María, o solo quiero hablar y recibir atención? ¿Sé guardar silencio, como María, o siempre estoy parloteando? ¿Sé cómo dar un paso atrás, apaciguar las peleas y las discusiones, o solo trato de sobresalir?”.

Nuevamente se refirió al secreto de María como un elemento que puede ayudar a responder correctamente todas estas preguntas. “El secreto de su éxito reside precisamente en reconocerse pequeña, necesitada. Con Dios, solo quien se reconoce como nada es capaz de recibirlo todo. Solo quien se vacía es llenado por Él. Y María es la “llena de gracia" precisamente por su humildad”.

La paradoja de María

A lo largo de la meditación, definió como una “paradoja” el hecho de que María, “la criatura más humilde y elevada de la historia, la primera en conquistar los cielos con todo su ser, cuerpo y alma, pasó su vida mayormente dentro del hogar, en lo ordinario, sin nada extraordinario”. Por eso, “la mirada de  Dios permaneció siempre sobre ella, admirando su humildad, su disponibilidad, la belleza de su corazón, nunca tocado por el pecado”.

Francisco concluyó esta breve catequesis destacando lo “esencial” de ser “pobre de espíritu y necesitado de Dios. El que está lleno de sí mismo no da espacio a Dios, pero el que permanece humilde permite al Señor realizar grandes cosas”.

Vídeo completo del Ángelus del Papa este 15 de agosto. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda