Jueves, 08 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

Los médicos y la ideología de género

Cirujana preparándose para operar.
Las leyes de imposición de la ideología de género, como la del PP en la Comunidad de Madrid, recortan la libertad de ciencia del médico, al obligarle a un tratamiento determinado, no según criterios científicos, sino según las demandas del paciente. Foto (contextual): Sj Objio / Unsplash.

por Pedro Trevijano

Opinión

En los últimos artículos he hablado de los errores de la ideología de género con respecto a la educación y la enseñanza. Veamos ahora lo que sucede con la medicina.

La mayor parte de las comunidades autónomas han dictado leyes en favor de la ideología de género. La de Madrid se llama Ley de Protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid. En ella se establece:

“Artículo 70. Son infracciones muy graves: c) La promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona. Para la comisión de esta infracción será irrelevante el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias”. 

»Artículo 72.- Sanciones. 3.- Las infracciones muy graves serán sancionadas con multa de 20.001 hasta 45.000 euros.

»Artículo73.- Graduación de las sanciones. 1.- Para la graduación de las sanciones se tendrá en cuenta: La pertenencia de la persona infractora a un grupo organizado de ideología fehacientemente LGTBIfóbica".

Aclaro que la mayor parte de las leyes de nuestras comunidades sobre el tema son todavía más salvajes.

Creo que hay tres grupos grandemente perjudicados en estos artículos: aquellos homosexuales, que, en uso de sus legítimos derechos y conociendo como saben que cada vez hay más homosexuales que logran llegar a la heterosexualidad, intentan también ellos conseguirlo, aunque suponga enfrentarse con el todopoderoso lobby LGTBI; los médicos, a quienes se trata de amedrentar para que no ejerzan su profesión; y los católicos, a quienes este lobby, por nuestra no aceptación de la ideología de género, nos considera como enemigos.

Esta ley abre la puerta a la persecución religiosa, así como va contra la profesión médica. Al médico se le impide el libre ejercicio de su profesión, porque la ideología es más importante que la realidad. Un amigo mío, médico en Madrid, me contaba que hablando con sus colegas, no le podían creer, por lo que la discusión terminaba pidiéndoles su email y mandándoles la Ley.

Y es que, lamentablemente, la ignorancia sobre las barbaridades e idioteces de la ideología de género sigue siendo casi general. En la propia Iglesia católica, aunque los tres últimos Papas la han condenado repetidamente, muchos cardenales y obispos siguen en silencio y la gran mayoría de los sacerdotes no han predicado nunca sobre estos temas, o como me dijo ayer un sacerdote sobre el último documento de estos días sobre el tema de los obispos españoles: “Son tontadas”.

En general, los médicos tienen ideas claras sobre el aborto. Los que lo hacen no andan sobrados de principios morales.

Y con respecto al resto voy a reproducir algunas frases de la nota de los obispos de la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida:

-“Todos los estudios científicos coinciden en que más del 70% de los niños que piden cambiar de sexo, cuando pasan la adolescencia, no siguen pidiendo el cambio” (nº 3);

-“La despatologización de la transexualidad se identifica con favorecer una intervención médica, pero sin criterios médicos, sino con criterios subjetivos del paciente” (nº 4);

-“Se regula por ley que la transexualidad es fruto de una elección de la identidad de género, evitando que la ciencia, a través de la medicina, estudie y determine el tratamiento más aconsejable. Podemos decir, por tanto, que se niega la posibilidad de tratamiento psicosexual” (nº 5);

-"Hay que alzar la voz con fuerza y denunciar el uso de tratamientos prematuros e irreversibles aún más cuando no se está seguro de la existencia de una auténtica disforia de género. Las actuaciones médicas que se lleven a cabo en los menores, después de una serena reflexión, nunca deben ser de carácter irreversible” (nº 9);

-“Hay que respetar la libertad de conciencia y de ciencia a todos los profesionales de los diversos ámbitos de la vida social sin condicionar el desempeño profesional en libertad. Nos preocupa que se quiera imponer un adoctrinamiento que condicione el desempeño profesional en el campo educativo, sanitario, función pública, judicatura, cultura, medios de comunicación” (nº 10).

Una vez más, nos encontramos con el carácter totalitario de la ideología de género, que trata de imponernos, sin respetar la libertad de pensamiento de los demás, su modo de pensar y actuar.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda