Sábado, 08 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Iniciador de 2.000 escuelas de evangelización EESA

«Si todo es Nueva Evangelización, entonces nada lo es», advierte el experto Pepe Prado

La Iglesia empieza a entender la importancia del kerigma, pero aún falta Biblia, tener comunidades acogedoras, evangelizar a bautizados y ordenados y formar más evangelizadores, señala el fundador de Escuelas de Evangelización San Andrés.

Pablo J. Ginés / ReL

José H. Prado con Benedicto XVI y monseñor Fisichella
José H. Prado con Benedicto XVI y monseñor Fisichella
El mexicano José H. Prado, más conocido como Pepe Prado, es el fundador de las Escuelas de Evangelización San Andrés (EESA, www.evangelizacion.com ) y fue uno de los laicos participantes en el pasado Sínodo para la Nueva Evangelización en el Vaticano.

Pepe Prado explica a ReL que "después de 32 años de trabajo, tenemos más de 2.000 escuelas en el mundo". No se refiere a edificios, sino a grupos estables de formadores de evangelizadores, la mayoría en el continente americano.

Formar formadores
"Nuestra estrategia no es sólo evangelizar, sino formar evangelizadores y formadores de evangelizadores", explica. Es una estrategia de multiplicación basada en las instrucciones de San Pablo al joven obispo Timoteo (2 Ti 2,2): "lo que yo te transmití, enséñalo a otros capaces de transmitirlo".
"En las Escuelas San Andrés, aunque usamos una metodología muy actualizada, al final nos damos cuenta que no hay otra metodología mejor que la usada por Jesús y los apóstoles, que como dice en Hechos 4,33 daban testimonio de la Resurrección del Señor Jesús con gran poder”, señala Pepe Prado. Así, los métodos de Nueva Evangelización a menudo "son los viejos métodos, los métodos del evangelio".

¿Europa para los europeos?
Hace años que Escuelas San Andrés evangeliza en Europa, tanto en Occidente como en Europa del Este. Pero es una tarea difícil.

"Europa debe ser evangelizada y no creo que sean los europeos los que puedan hacerlo", confiesa este mexicano itinerante. "Los europeos tienen muchos esquemas y paradigmas que los limitan. Europa es demasiado teórica. Los europeos reflexionan, discuten y escriben mil cosas sobre la evangelización, pero Europa ha perdido su espíritu evangelizador pragmático. Europa habla de evangelización pero evangeliza poco".

Lo que falló en el Sínodo
Algo de esto fue lo que vio y vivió en el Sínodo de Nueva Evangelización. "Creo que en el Sínodo querían meter toda la carga del Titanic en la barca de la Nueva Evangelización. Pero si todo es Nueva Evangelización, entonces nada es nueva evangelización. No es que haya faltado un tema: al contrario, por tratar todo, se diluyó lo esencial, el tema del Sínodo, que es la trasmisión de la fe y la nueva Evangelización", lamenta.

Como fruto positivo del Sínodo, Pepe Prado señala que "se comenzó a tomar conciencia de la importancia del Kerygma, aunque sea de manera teórica".

¡Falta Biblia!
Otro fallo que denuncia es la poca relevancia real que se da a la Biblia, tanto en la pastoral ordinaria como en muchos nuevos esfuerzos evangelizadores. "Es lamentable la ausencia de la Palabra en las reuniones, congresos y sínodos de la Iglesia Católica. Ese es el gran vacío de la Iglesia Católica. Nuestros planes pastorales deberían estar impregnados y permeados por una mentalidad bíblica y cristocéntrica, en vez de tantos adornos que más bien distraen de lo esencial".

Así, por ejemplo, aunque admite que el Catecismo "para los evangelizados en un gran recurso", no sirve para los no evangelizados, "porque primero va el kerigma y sólo después la Didajé o catequesis". Incluso así cree que "el Catecismo se debe asimilar pedagógicamente, porque de otra manera seria una indigestión doctrinal".

Como otros analistas de la Nueva Evangelización con décadas de experiencia práctica, Pepe Prado también señala el problema de intentar llegar a alejados de la fe sin tener una comunidad acogedora que los reciba de verdad, adaptándose a ellos. "No se puede traer hijos al mundo si no hay una familia que los acoja, acompañe, alimente y ayude a crecer.Sería paternidad irresponsable", ejemplifica.

Aprendido en 30 años
Después de 3 décadas volcado en la nueva evangelización, Pepe Prado resume así lo que ha aprendido sobre el tema:

- He aprendido que un evangelizador no es solo el que evangeliza, sino el que forma evangelizadores y forma formadores de evangelizadores.

- He aprendido que un católico que no evangeliza no es católico.

- He aprendido que hay que evangelizar a los bautizados y a muchos ordenados que no han tenido un encuentro personal con Jesús vivo.

- He aprendido que lo esencial del cristianismo no es un catecismo, sino una Persona que “me amó y se entregó por mí”.

- He aprendido que si nosotros los católicos no evangelizamos, el Evangelio va a correr sobre las ruedas de otros hermanos cristianos, porque la Palabra de Dios no se puede parar.

Y concluye: "San Pablo decía, con cierto temor: ¡Ay de mí si no evangelizara! Yo digo: ¡qué feliz soy cuando evangelizo!"

(Para saber más sobre los métodos de kerigma lea: KeKaKo, una evangelización que funciona pero ¿también en España?)
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA