Viernes, 22 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Mostró el perdón y sanación de Dios a niños de la guerra y soldados forzados en Angola

ReL

Benedicto Sánchez en uno de sus encuentros de  reconciliación con antiguos soldados forzados y niños de la guerra en Angola
Benedicto Sánchez en uno de sus encuentros de reconciliación con antiguos soldados forzados y niños de la guerra en Angola

El sacerdote y misionero espiritano español Benedicto Sánchez quiere volver a Angola en cuanto pueda. Hay mucho trabajo por hacer. Piensa, por ejemplo, en cosas que dañan a las familias como la poligamia o la brujería. Está intentando conseguir un coche adecuado para su misión. Y aún queda mucho por trabajar en el campo del perdón y la reconciliación, muchas heridas causadas por las guerras de Angola.

Primero, con los huérfanos en plena guerra

Benedicto Sánchez  llegó a Angola en 1986, "en plena guerra", y allí formó una gran familia junto a los niños de 'Ana a Itungu', los huérfanos de la guerra, que habían salido de sus aldeas huyendo de los ataques de las guerrillas.

Durante seis años, Benedicto Sánchez ayudó a estos menores en sus necesidades básicas pero lo mejor para ellos era sentirse acogidos. "Se sentían en familia al ser acogidos, fue una espiritualidad muy fuerte y muy maravillosa", ha explicado en una entrevista con Europa Press con motivo de la celebración del Domund, este domingo 20 de octubre.

benedicto-sanchez_angola415x260

Con soldados forzados a matar y disparar

Nueve años después de aquella primera misión, ya a mediados de los años 90, tras pasar un tiempo en España, el misionero español volvió a encontrarse en Angola con aquellos niños pero ya de militares pues habían sido llevados a la guerra de una manera forzada.

 "Iban con los camiones militares y se ponían a capturar a todos los jóvenes que encontraban, muchos cuando salían de las capillas, de la selva, y se los llevaban. Muchos se iban a refugiar, hacían cuevas y se quedaban días, meses y semanas ocultos. Cuando estaban en la misión más o menos respetaban. Justo un día que iba con dos o tres chicos en el coche en los controles, nos paraban y se los querían llevar, yo les decía que no", relata Benedicto Sánchez.

Construir paz, perdón y reconciliación

Ya en tiempos de la postguerra, el misionero comenzó los "caminos de reconciliación" que consistieron en 45 charlas de perdón y diálogo dirigidas a más de 40.000 militares.

Lo que más atormentaba a esos chicos, según asegura el religioso, eran las muertes que habían causado.

"El primero que me preguntó, un tal Damián, me dice: '¿Dios me va a perdonar?'. Le dije: 'Se lo vamos a preguntar a Dios, vamos a caminar en dirección a Dios y cuando estemos muy cerca se lo vamos a preguntar", recuerda, al tiempo que también destaca las "grandes vivencias" durante las visitas a las cárceles. "Creamos una amistad maravillosa”, explica.

 Los misioneros españoles son actualmente unos 11.000 por todo el mundo. Este domingo se celebra la Jornada del Domund, para animar a la oración y el apoyo generoso a los misioneros y su trabajo a menudo en circunstancias muy complicadas. Más sobre las misiones y misioneros aquí en ReL

Más testimonios de misioneros aquí en OMP

Para ayudar a las misiones con donativos (puntuales, periódicos o con desgravaciones) haga clic aquí

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA