Miércoles, 27 de septiembre de 2023

Religión en Libertad

Un policía dispara en un colegio católico de Pakistán, que custodiaba: 2 alumnas muertas y 7 heridas

Alumnas de la escuela católica de Khyber Pakhtunkhwa, en Pakistán.
La escuela donde dos niñas fueron asesinadas en la provincia noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa, en Pakistán, está dirigida por las Hermanas de la Presentación de la Santísima Virgen en Sangota.

J.M.C.

Muhammad Alan Khan, un oficial de policía de Pakistán, sembró el caos este martes en una escuela católica en Jáiber Pastunjuá, al norte del país, al abrir fuego contra un transporte escolar de profesores y estudiantes. Dos alumnas, una de 8 años, fallecieron a consecuencia de los disparos, quedando heridas otras seis.

Todavía no están claros los motivos que llevaron a cometer el atentado a Alan Khan, que fue arrestado e identificado. Miembros de la policía pakistaníes aseguraron que el ataque no estuvo causado por una motivación militante, si bien el jefe de policía del distrito asegura que se ha abierto una investigación sobre los hechos.  

El autor del atentado custodiaba la escuela desde hace tres meses, si bien había sido suspendido hasta dos veces de su puesto como policía por comportamientos violentos. 

"Entré en pánico al ver la sangre en el pie de mi hija. El vehículo estaba aparcado dentro de la escuela cuando empezó el tiroteo", dijo uno de los padres.

Inmediatamente después del tiroteo, los padres bloquearon la carretera a la salida de la escuela.

"Es un asesino, detenido con el arma del delito. Prometo a los padres que mantendremos las normas de la justicia. Nuestros corazones están tristes", declaró a los medios de comunicación Shafiullah Gandapur, oficial de policía del distrito.

El arzobispo de Islamabad-Rawalpindi, monseñor Joseph Arshad lamentó lo sucedido y exigió "que se castigue al oficial para evitar tragedias similares en el futuro",  haciendo también un llamamiento a 448 instituciones educativas gestionadas por la Iglesia para que celebren una jornada de oración en solidaridad con la escuela pública de Sangota.

Adil Ghouri, presidente del Movimiento de Concienciación Cristiana (Masihi Tehreek-e Beadari), junto con otros activistas cristianos han condenado el incidente y han reclamado la intervención del gobierno provincial.

Una escuela católica perseguida

El atentado de esta semana es uno más de los ataques a esta escuela católica que vive un calvario que parece no tener fin.

Surgida en 1962 bajo la dirección de la Diócesis de Islamabad-Rawalpindi y administrada por las Hermanas Irlandesas de la Presentación de la Santísima Virgen María, la escuela fue convertida en una institución solo para mujeres en los años 90. En 2009 fue arrasada por un ataque islámico, sin lamentar víctimas ante la prevención de las religiosas, que habían desalojado el centro.

Dos años antes, el director del centro recibió una carta con amenazas firmada por el grupo islámico Jan Nisaran-e-Islam acusando a las hermanas de convertir a las niñas musulmanas al cristianismo.  

En 2012, junto con las operaciones antiterroristas del gobierno pakistaní, la escuela pudo reabrir, inicialmente con solo tres monjas y 80 niñas. Hoy acoge a más de 800 estudiantes, 4 hermanas, 26 profesores y otros 10 empleados.

Incremento de ataques islamistas

Según explica Ayuda a la Iglesia Necesitada, la reconquista de Afganistán por parte de los talibanes en agosto de 2021 ha galvanizado al TTP -los talibanes pakistaníes- y a otros grupos terroristas que operan en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa (KP) y otras zonas fronterizas, como Baluchistán.

Según datos del South Asia Terrorism Portal, en 2022 se registraron 527 muertes (entre civiles, personal de las fuerzas armadas y terroristas) en el PK, frente a las 300 muertes del año anterior.

Una tendencia creciente que vuelve a niveles preocupantes, mientras el país sufre una nueva crisis política entre el ejecutivo y la oposición. Los ataques terroristas han aumentado de 168 en 2021 a 225 en 2022 con el consiguiente aumento de episodios. Según los datos difundidos por el departamento antiterrorista de Peshawar, en los primeros cuatro meses de 2023 se llevaron a cabo 180 atentados terroristas en la misma provincia, frente a los 133 del último cuatrimestre del año pasado.

En términos de bajas militares, el número de víctimas de 2022 en la última década, siendo diciembre el mes más mortífero en 10 años. Las fuerzas de seguridad paquistaníes son el objetivo de los terroristas porque representan al gobierno central. El objetivo del TTP es de hecho la creación de un emirato islámico sobre el modelo afgano en el que está en vigor la sharia, la ley islámica.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda