Jueves, 13 de junio de 2024

Religión en Libertad

Jubileo Lebaniego: Santo Toribio y su lignum crucis reciben ya 2.500 peregrinos y 40.000 visitantes

Peregrinos llegados desde Santurce muestran su Lebaniega en Santo Toribio de Liébana
Peregrinos llegados desde Santurce muestran su Lebaniega en Santo Toribio de Liébana

G. de A.

Cuando la fiesta de Santo Toribio (16 de abril) cae en domingo, la Iglesia concede un Jubileo con indulgencia plenaria, causa de peregrinaciones al Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en Cantabria (España). Lo que atrae a los peregrinos y la devoción son sus reliquias: fragmentos de la cruz de Cristo, los más grandes que se reivindican.

En apenas 6 semanas de Año Jubilar, ya son han acudido a la Oficina del Peregrino de Santo Toribio, de la Fundación Camino Lebaniego, 2.500 peregrinos que han sellado sus credenciales oficiales de peregrino y han obtenido la Lebaniega (que acredita que se realiza el camino con motivación de fe). Además, más de 40.000 personas han pasado por el monasterio en lo que va de Año Santo Lebaniego (que acaba de empezar), según esta oficina.

Entre los viajeros, llegan de numerosos países. El más representado es Portugal, pero también hay viajeros de llegados desde Sudáfrica, Polonia, Suecia, Irlanda, EEUU, Corea del Sur, Holanda, Italia, Rusia, Francia, Bélgica, Puerto Rico, Croacia, República Checa o Estonia. La Fundación Camino Lebaniego señala que, según declaran los viajeros y peregrinos en los cuestionarios en la oficina, su satisfacción "roza el cien por cien".

Ceremonia de apertura de la Puerta Santa en Santo Toribio de Liébana en abril de 2023 (resumen en 17 minutos).

Con motivo del Año Santo, las autoridades cántabras y municipales han mejorado la red de albergues del Camino Lebaniego, la nueva Oficina del Peregrino y han impulsado la señalización y cartelería, además de la información en webs y folletos.

Liébana es el lugar donde muchos veneran la reliquia del Lignum Crucis y los restos de Santo Toribio de Liébana, y también buscan conocer más sobre el "Beato de Liébana", un códice medieval de gran fama y calidad artística, que influyó a muchos otros en Europa.

Una reliquia que podría ser verdadera

Parece que el Lignum Crucis (fragmento del madero de la Cruz) llegó al remoto Monasterio de Liébana, en sus lejanas montañas, al mismo tiempo que los restos de Santo Toribio, alrededor del siglo VIII, huyendo de la invasión musulmana.

Toribio había sido el primer obispo de Astorga, y él habría llevado la reliquia de Roma a Astorga en el s.VI, donde se guardó hasta la invasión islámica. Habría sido un joven de familia rica de Astorga, que peregrinó a Tierra Santa y colaboró allí algunos años con el Patriarca de Jerusalén.

Correspondería al brazo izquierdo de la Santa Cruz, que la reina Elena (madre del emperador Constantino, en el siglo IV) dejó en Jerusalén cuando descubrió las cruces de Cristo y los ladrones. Está aserrado y puesto en modo de cruz, quedando entero el agujero donde estuvo el clavo.

La reliquia del leño de la cruz se encuentra incrustada en un relicario en forma de cruz en plata dorada, de estilo gótico, realizado en un taller de Valladolid en 1679. Las medidas del Leño Santo son de 63 cm el palo vertical y 39 cm el travesaño, con un grosor de 3’8 cm siendo la reliquia más grande conservada de la Cruz de Cristo.

Vídeo promocional de los eventos del Año Lebaniego 2023 (menos de 4 minutos).

Un examen científico en los años 50

Un examen científico en 1958 dictaminó que esta madera es de Cupressus Sempervirens, una variedad de ciprés autóctona de Palestina, y que tenía y con una antigüedad superior a los 2.000 años.

Se considera que muchas reliquias pequeñas de "leños de la cruz" que hay por el mundo son esquirlas tomadas del gran madero de Liébana. También ha sido tradición, durante siglos, frotar con cruces de madera la reliquia de Liébana, convirtiéndolas así en "reliquias por contacto".

El monasterio sufrió abandono durante las desamortizaciones forzadas por los Gobiernos anticlericales del s.XIX. Durante la Guerra Civil, en el tabernáculo se pusieron un par de palos y se escondió la reliquia verdadera: gracias a eso se impidió que fuera destruida por anticlericales.

Los Jubileos Lebaniegos existen desde el s.XVI, cuando los Papas Julio II y León X le otorgaron la indulgencia plenaria a una semana. En 1967, San Pablo VI amplió el plazo para ganar el jubileo de una semana a todo un año. 

Este vídeo explica con detalle la historia del Lignum Crucis.

 

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda