Miércoles, 27 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Las lágrimas del párroco canario de 4 pueblos que no tiene templo donde celebrar debido al volcán

Crucifijos desalojados en La Palma
Operarios sacan de la ermita de Todoque todos los ornamentos litúrgicos e imágenes / Foto: El Mundo / Alberto Di Lolli

ReL

El padre Alberto Hernández, sacerdote de La Palma, es párroco de cuatro pueblos, Las Manchas, Todoque, La Laguna y Puerto Naos, pero en ninguno de ellos puede celebrar misa puesto que todos los templos se encuentran en el interior del perímetro de seguridad debido a la erupción del volcán que ha obligado a desalojar a miles de personas.

Debido a esto ha convertido su propia casa en una iglesia y es allí donde está celebrando misa para todos los vecinos que se han quedado momentáneamente sin parroquias. Pero también es ahí donde este sacerdote canario se está desviviendo para acoger a aquellos que no tienen donde ser alojados y dando comida a todo el que lo necesita.

Sin embargo, es la ermita de San Pío X en Todoque la que más preocupa a este sacerdote, que con la ayuda de varios operarios trabajaron a toda prisa para vaciar el templo y así salvar las imágenes religiosas y los objetos litúrgicos: vírgenes, crucifijos, misales, candelabros… También el Sagrario, que al verlo salir de la iglesia provocó las lágrimas del padre Hernández, tal y como constató El Mundo.

Sólo queda rezar a la providencia para que la iglesia no se queme”, cuenta el sacerdote de 40 años. Los expertos ya dejaron claro que el templo es vulnerable a la evolución de las coladas ardientes en su camino hacia el mar, con la única salvación posible del promontorio en el que está construido.

Lava avanzando por La Palma

Don Alberto es natural de La Palma y ha convertido la casa rectoral en refugio de algunos vecinos evacuados que no tienen dónde pernoctar. “El espectáculo es visualmente muy bonito, es sobrecogedor, pero cuando ves las secuelas sobre la gente es otra cosa”, dice don Alberto, a quien docenas de vecinos han ofrecido sus casas para alojar a feligreses. “Es conmovedor cómo el ser humano saca lo mejor de sí mismo en situaciones de dificultad, aunque muchas veces pensemos lo contrario”.

Por su parte, en conversación con Alfa y Omega, este párroco afirma que “ahora mismo, como Iglesia, mantenemos contacto telefónico con los desalojados y con los que sabemos que han perdido sus casas. Lo estamos viviendo con mucha impotencia”.

Al final, agrega el padre Hernández, sólo queda “llorar con los que lloran” ya que produce “mucha tristeza” ver la historia de tanta gente que puede perder todo por lo que ha trabajado durante su vida y que “de repente, todo desaparece bajo la lava”.

Además, recuerda que estos vecinos “son gente humilde, sencilla y trabajadora. Hay agricultores y algunos funcionarios. Personas que se habían construido su propia casa y que tenían en el campo su medio de subsistencia. Confiemos en que las autoridades respondan y lleguen las ayudas”.

“Son gente de fe”, afirma convencido el párroco: “cuando llamé al vecino más cercano al volcán –200 metros– para interesarme por él, me dijo: ‘La casa se perderá, pero estamos vivos y es un milagro que estemos vivos’. La fe es fundamental”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda