Domingo, 25 de febrero de 2024

Religión en Libertad

Ayer en la sesión de constitución

El País: el crucifijo en las Cortes Valencianas es un «esperpento» y un «espectáculo insólito»

Marga Sanz (EU) ha exigido que no se vuelva a repetir el hecho por «respeto a los valencianos, a nuestra Constitución y nuestro estatuto».

Gilberto Pérez/ReL

Cotino en su mesa con el crucifijo
Cotino en su mesa con el crucifijo

Ya lo había escrito San Pablo: "Necedad" para los griegos, "escándalo" para los judíos. Pero lo que no pudo imaginar (¿o quizás sí?) el apóstol de gentes es que dos milenios más tarde, en España, fuese la Cruz (en un espacio público) considerada "esperpento" y "espectáculo insólito", símbolo que "solivianta" a los políticos de izquierda, uno de los "males de la política".

Al menos así es como ha calificado el diario El País la sesión de constitución de Las Cortes Valencianas tras las elecciones del 22 de mayo en la que su nuevo presidente, Juan Cotino solicitó que se pusiera un crucifijo en la mesa de presidencia para la toma de posesión.

Para el diario, "la constitución del Parlamento valenciano derivó ayer en un esperpento", en un "espectáculo insólito, lleno de conflictos, donde confluyeron algunos de los males de la política que han desencadenado un fuerte malestar ciudadano".
Entre los hechos calificados de "males", el diario señala que "dentro del pleno, el nuevo presidente de la Cámara, el ex consejero Juan Cotino, miembro del Opus Dei, plantó por primera vez un crucifijo en la mesa del parlamento, ante la mirada estupefacta de los políticos de la izquierda valenciana". Y bajo el mismo calificativo señala que entre los diputados que estrenaban escaño se encontraban diez del Partido Popular imputados en escándalos de corrupción y que algunos de la oposición lucieran una chapa en la solapa en defensa del valenciano. También bajo mismo paraguas coloca los hechos violentos protagonizados por unos 200 indignados del 15-M que forzaron la intervención de la Policía Nacional.

Un derecho que no gusta
Cotino, haciendo uso del derecho contemplado en la Constitución y el Estatut valenciano de juramentar o expresarse en base a sus propias ideas pidió a los servicios de la Cámara un crucifijo para su juramento. Al no tener las Cortes Valencianas uno, se colocó en la Mesa del Parlamento uno procedente de su propio despacho. Como señala el mismo diario "el protocolo oficial ni prevé ni prohíbe su uso".


Así, el portavoz socialista Jorge Alarte reconoció ante el hecho que “la Constitución y el Estatut ‘garantizan’ la capacidad de ‘jurar o prometer o expresarse en base a sus ideas”.

La cruz, una "falta de respeto" que solivianta a las izquierdas
Según el mismo diario, la presencia del crucifijo en la juramentación "ha soliviantado a la oposición de izquierdas".

"Desde Compromís y Esquerra Unida han lamentado que la sesión de constitución del Parlamento regional haya estado presidido por un símbolo religioso cuando España es ´un Estado aconfesional´, tal y como ha remarcado el diputado Enric Morera, por lo que, en su opinión, ´no deben de estar en las instituciones´. La también diputada Marga Sanz ha pedido que no se vuelva a repetir el hecho ´por respeto a los valencianos, a nuestra Constitución y nuestro estatuto´".

A por el cristiano Cotino
Uno de los artículos de El País critica que con su elección Juan Cotino "ha conseguido para el sector cristiano del PP su máxima representación institucional dentro de la Generalitat valenciana" y señala que "a él se deben el impulso de las políticas antiabortistas del Consell de Camps, entre las que destaca la Ley de Protección de la Maternidad, dirigida a torpedear la reforma de la Ley del Aborto aprobada por el Gobierno de la nación".

"A esto hay que añadir el refuerzo a la presencia de las órdenes religiosas en ámbitos como la educación, la sanidad, la vivienda o la atención a ancianos y discapacitados (sector en el que su propia familia tiene intereses) y la preparación de cuadros cristianos en el seno de la Generalitat", prosigue.

Finalmente critica que Cotino use también las nuevas tecnologías "para su labor proselititsta".

"Desde su página web, el presidente de las Cortes valencianas extiende sus creencias, utiliza su cuenta de Twitter para rogar a sus seguidores que pidan ´a Santo Tomás Moro Patrono de los Políticos´ (sic) por él, o sube a su canal de YouTube vídeos en los que arremete contra el Gobierno mientras predica los valores del humanismo cristiano".

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda