Miércoles, 19 de enero de 2022

Religión en Libertad

Contemplare, a tope de pedidos para la Navidad: «Ayudar a los monasterios genera mucho entusiasmo»

Religiosas preparando dulces en el obrador del convento.
Contemplare da salida comercial a los productos que fabrican más de ciento veinte monasterios españoles. Con ellos se hacen en Navidad decenas de miles de cestas.

En la Fundación Contemplare el ritmo es incansable en estas fechas. La venta de productos monásticos, sea o no en forma de cesta de Navidad, se ha disparado hasta superar las cien mil unidades.

"Estamos sobrecogidos", confiesa Alejandra Salinas, directora de Contemplare. Atribuye el incremento al mayor conocimiento de esta iniciativa, a la incertidumbre que genera la cancelación de comidas y cenas navideñas (para la cuales se busca sustitución) y al "apetito por lo social", es decir, la seguridad de que regalando estos productos se está ayudando no solo a monasterios que lo necesitan, sino a la Fundación A La Par, que da trabajo a personas con discapacidad, con la que se llegó a un acuerdo para el montaje de las cestas.

Entusiasmo

Pero, sobre todo, Alejandra habla del "entusiasmo" que percibe: "En clientes, en voluntarios, en nosotros mismos. Ayudar a los monasterios genera mucho entusiasmo. En Navidad la gente saca el sentimiento, y hacer un regalo que además repercute en una ayuda te alegra más todavía. Ver cómo se vuelca la gente te llena el corazón, ver esa parte del mundo es un privilegio".

Cesta distribuida por Contemplare.

Con productos monásticos de todo tipo se montan cestas de Navidad muy variadas y personalizables.

Para ella es muy palpable el efecto de la labor de Contemplare: "Desde algún monasterio nos han llegado a decir 'Nos habéis salvado el invierno'. Y cuando oyes eso ves que todas las dificultades valen la pena".

Parte de su trabajo consiste precisamente en perfilar, con empresas por un lado y con conventos y abadías por otro, cuáles pueden ser sus necesidades respectivas e ir año a año añadiendo productos nuevos y diversificando, intentando también romper la estacionalidad, para que no todo el  movimiento se produzca en el último trimestre.

No se quedan en la labor de comercialización, pues el objetivo de la Fundación es más amplio que el apoyo material: "Cuando le preguntamos qué era lo que más necesitaban, nos dijeron que ayudarles a vender lo que hacen. Dentro de la regla monástica, ora et labora, tienen unas horas dedicadas a un trabajo que tiene que hacer viable el monasterio. Ellos tienen la mirada puesta en la eternidad, pero hay unas realidades que afrontar".

Un acercamiento a la vida monástica

Lo cierto es que a través de sus productos se difunde también la vida monástica en sí misma. "La gente conoce mejor los monasterios y tener la curiosidad de acercarse a verlos. Allí rezan por todo el mundo y se les puede pedir oraciones. Con la venta de lo que fabrican generamos en muchas personas una sorpresa  que sirve para que conozcan esta vocación", explica Alejandra, y añade que "la vida monacal es una joya y España es primera potencia mundial en vida contemplativa. ¡Esto hay que gritarlo!"

Además de los dulces "de toda la vida", la oferta de Contemplare es muy rica. En alimentación gourmet y artesanal, hay cervezas, vinos, licores, quesos, chocolates... Fuera de lo culinario, la variedad no es menor y muy acorde a las tendencias del mercado: ropa de bebé, cosmética natural, aceites esenciales de caléndula o rosa mosqueta, velas de olores, flores preservadas que duran meses como centro de mesa, libros, cerámica... y, por supuesto, imaginería religiosa, figuras de belén, rosarios de todo tipo, etc.

Tienda de Contemplare.

La tienda física de Contemplare se encuentra en las afueras de Madrid, en Aravaca (Anita Vindel, 8, enfrente del Hospital de la Zarzuela).

Contemplare abrió recientemente una tienda física, además de la tienda on line. "Es una casita de madera", cuenta Alejandra, "que intenta recrear la antesala de un monasterio: hay un jardincito con silencio, posibilidad de recogimiento, e incluso la posibilidad de comprar una caja de pastas y comértela allí".

Interior de la tienda física de Contemplare.

A través de esta ubicación buscan una atención más personal y presentar la vida monástica, incluso a través del contacto de los monjes y monjas que pasan por allí a llevar algún pedido o para algún encuentro... "y tal vez alguien, tras la perplejidad, siga ese camino".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda