Sábado, 22 de junio de 2024

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

¿Qué encuentras? Comentario para Matrimonios: Marcos 11, 11-26

por ProyectoAmorConyugal.es

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES haz click AQUÍ

EVANGELIO

Mi casa será casa de oración para todos los pueblos. Tened fe en Dios.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 11, 11-26

Después que el gentío lo hubo aclamado, entró Jesús en Jerusalén, en el templo, lo estuvo observando todo y, como era ya tarde, salió hacia Betania con los Doce.
Al día siguiente, cuando salían de Betania, sintió hambre. Vio de lejos una higuera con hojas y se acercó para ver si encontraba algo; al llegar no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos. Entonces le dijo:
«Nunca jamás coma nadie frutos de ti».
Los discípulos lo oyeron.
Llegaron a Jerusalén, entrando en el templo, se puso a echar a los que vendían y compraban en el templo, volcando las mesas de los cambistas y los puestos de los que vendían palomas. Y no consentía a nadie transportar objetos por el templo.
Y los instruía, diciendo:
«¿No está escrito: “Mi casa será casa de oración para todos los pueblos”? Vosotros en cambio la habéis convertido en cueva de bandidos».
Se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas y, como le tenían miedo, porque todo el mundo admiraba su enseñanza, buscaban una manera de acabar con él.
Cuando atardeció, salieron de la ciudad.
A la mañana siguiente, al pasar, vieron la higuera seca de raíz. Pedro cayó en la cuenta y dijo a Jesús:
«Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado».
Jesús contestó:
«Tened fe en Dios. En verdad os digo que si uno dice a este monte: “Quítate y arrójate al mar”, y no duda en su corazón, sino que cree en que sucederá lo que dice, lo obtendrá.
Por eso os digo: Cualquier cosa que pidáis en la oración, creed que os la han concedido, y la obtendréis.
Y cuando os pongáis a orar, perdonad lo que tengáis contra otros, para que también vuestro Padre del cielo os perdone vuestras culpas».

Palabra del Señor.

¿Qué encuentras?

Mi corazón debe ser ahora Tu casa, Señor. Pero ¿cuántas cosas contrarias al amor sigues encontrando en él? ¿Cuánta falta de fe hay en él todavía? ¿Cuánta falta de perdón hay porque sigo llevando cuentas del mal con mi esposo?
Al menos Señor dame la fe suficiente para pedirte, con esa fe, que tengas misericordia de mí.
Que mi corazón sea en todo momento casa de oración y lugar de descanso para mi esposo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Álvaro: Hoy he estado pendiente de todo lo que pasa por mi cabeza a lo largo del día. Me he dado cuenta de que tengo el corazón en mil cosas que no son para la eternidad.
Teresa: Santa Teresa llamaba a la imaginación la loca de la casa. Cuánto quisiéramos que nuestro corazón estuviese siempre en el Señor. ¿Verdad?
Álvaro: Sería maravilloso. Pero al mismo tiempo tenemos que estar en las cosas del mundo. ¿Cómo estar en el mundo sin ser del mundo?
Teresa: Yo creo que deseándolo y pidiéndolo con fe. Te lo pedimos, Señor.
Álvaro: Te lo pedimos Señor.

Madre,

Tú nos llevas por este camino. Confiamos en ti para que transformes nuestro corazón en auténtica casa de Dios y lugar de amor para mi esposo/a.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda