Viernes, 30 de julio de 2021

Religión en Libertad

Blog

Los comienzos de la Napro

Los comienzos de la Napro

por Cocreadores

En memoria del Dr. Ramón Serna, uno de los primeros ginecólogos Napro de España, y pionero en Murcia, que ha fallecido por Covid, este martes 16 de febrero. Seguro que desde el cielo seguirá ayudándonos a los que aquí quedamos y seguimos trabajando por la vida.

Esta es mi segunda entrada al blog y tengo que deciros que estoy entusiasmada con este pequeño proyecto. Sobre todo, por lo que significa como medio para dar a conocer la maravilla de la Naprotecnología y el Método Creighton que puede ayudar a tantos matrimonios a poder acoger el don de la vida.

Quiero hoy hablaros de cómo empezó todo. Fue en una pequeña ciudad del interior de Estados Unidos, Omaha, en el estado de Nebraska. Un joven ginecólogo que aún se estaba formando como residente en la Clínica Mayo, de nombre Thomas, escucha una noticia: el papa Pablo VI ha publicado una nueva encíclica, la Humanae Vitae, muy polémica: está recibiendo muchas críticas ya que se opone frontalmente a la píldora anticonceptiva que se había presentado como una panacea de la libertad para la mujer y los matrimonios. Corría el año 1968, el año de la revolución sexual.

A Thomas le pica la curiosidad ¿Qué es este pequeño “panfleto” del Papa que tantas ampollas está levantando? Algo debe decir, al menos, ¡un poco importante! Cuando le pidió un ejemplar al capellán de la universidad, literalmente le contestó: “¿Para que quieres leer esa porquería?” Pero aún así él se hace con un ejemplar y empieza a leerlo, y este es el comienzo de nuestra maravillosa aventura. Thomas, me refiero al Dr. Hilgers, siente que Pablo VI le está hablando a él con ese escrito, siente un chispazo interior al leer el llamamiento que realiza el Papa a los hombres de ciencia.

Y se pone en camino, deja su lugar seguro para “salir de su tierra” y con un equipo de amigos, compañeros médicos en la Universidad de Creighton, empieza la investigación que ha llenado toda su vida y… ¡hasta el momento!

Para mi Thomas Hilgers es un santo, si, un santo, tal como suena, porque escuchó la voz de Dios en su interior y ha llevado a cabo su voluntad. Haber estado con él, aunque sea un poquito cerca, en el congreso de Naprotecnología de noviembre de 2019 en Madrid es un privilegio. Me pude hacer una foto con él y me firmó uno de los libros del curso de monitora (Practitioner del método Creighton), el de Biología, ¡Qué maravilla!

En una de sus conferencias, cuando hablaba de toda su trayectoria, se le saltaban las lágrimas de la emoción. Se nota ese corazón grande y blando de las personas que se dejan moldear por Cristo. Ese hombretón grueso de barba blanca me recuerda al San Nicolás de Narnia, está plantando los fundamentos para que empiece el deshielo del invierno demográfico y comience una nueva primavera para la medicina ginecológica y el mundo de los tratamientos de fertilidad. Es una revolución, silenciosa, lenta, pero una revolución.

¿Qué había escrito El Papa Pablo VI en la Humanae Vitae que tanto llamó la atención al Dr. Hilgers? Thomas pudo leer lo siguiente: “Animemos también a los científicos, que pueden hacer mucho por el bien del matrimonio y de la familia y pueden ayudar a la paz de las conciencias si con sus esfuerzos unidos intentan aclarar las condiciones que favorecen un ordenamiento moral de la procreación humana”.

Él mismo (Hilgers) escribiría después: Se debe esperar, sobre todo - una petición hecha anteriormente por Pío XII - que la ciencia médica, a través de la observación de los ciclos naturales de la fertilidad, se esfuerce por establecer una claridad satisfactoria para la regulación moral de la descendencia. De este modo, los científicos -y sobre todo los que se declaran orgullosamente católicos- pondrán de manifiesto a través de sus propios trabajos que, como dice la Iglesia, "no existe una verdadera contradicción entre las leyes divinas para la transmisión de la vida y las que favorecen el verdadero amor conyugal".

Después de esto, Hilgers conoce al Dr. Billings (1918-2007) en el año 1972; y escribirá después sobre este encuentro: “Tras conocer al Dr. John Billings en 1972, mi interés por la regulación natural de la fertilidad recibió una importante "inyección". Escuchar al Dr. Billings presentar el Método de Ovulación de Planificación Familiar Natural (El Método de Ovulación Billings) por primera vez fue una experiencia memorable. Como joven residente de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina Mayo, me encontré pensando en lo importante que era la contribución de Billings. Por primera vez existía una metodología de regulación natural de la fertilidad aplicable a todas las categorías reproductivas. Las difíciles áreas de la lactancia, la premenopausia, mujeres con ciclos irregulares, etc. fueron resueltos. Además de la versatilidad del método, tenía un sentido biológico excepcional.”

El propio Hilgers con su equipo empieza a investigar entonces sobre el método Billings que se basa fundamentalmente en la observación del moco cervical. Este había sido el objeto de estudio de otro gran científico: el Dr. Erik Odeblad (1922-2019), físico y además ginecólogo. A él se debe una gran contribución a la medicina: la aplicación de la Resonancia Magnética para el diagnóstico de importantes enfermedades. Pero no menos importante (aunque más modesta y menos conocida) es su aportación al conocimiento del moco cervical y su relación estrecha con la fertilidad humana.

Ya en 1976 el Dr. Hilgers y su equipo empiezan a enseñar el Modelo Creighton, como él dice, "heredero" del Método Billings y En 1985 funda en Omaha, Nebraska, el Instituto Pablo VI para el estudio de la reproducción humana, un instituto específico de investigación, educación y servicios, en respuesta directa al desafío a los hombres de ciencia lanzado originalmente por el Papa Pablo VI.

Pienso en personas concretas, con alma, personas que se han dejado seducir por la “promesa falsa” de libertad y felicidad de la píldora anticonceptiva. Mujeres, muchas veces, con vidas rotas que han huido de la vocación a la que han sido llamadas buscando esa “liberación” y se han encontrado con la soledad de una vida individualista. Matrimonios que han puesto su afán, quizá en una vida mejor a nivel material, pero se han encontrado con la incomprensión y la desconfianza que el corazón siente cuando somos utilizados y no amados en totalidad. Pienso también en tantas parejas que buscando su sueño de ser padres acuden a los centros de reproducción asistida: cuantos bebés quedan congelados en cámaras frigoríficas como si fueran trozos de carne mientras sus padres se preguntan con inmenso dolor: ¿Dónde están mis hijos? ¿Qué será de ellos?

Todos estos años, más de 40, de investigación y dedicación a esa llamada que escuchó del Señor. Miles de vidas salvadas y sanadas gracias a ese sí que fue capaz de dar como respuesta. Es el constatar como Dios actúa, no se inhibe, en la vida concreta de las personas, en sus problemas reales. Dios nunca se desentiende de nosotros. 

Observando la vida de Thomas Hilgers y como ha actuado Dios a través de ella, me siento inmensamente contenta, agradecida y afortunada de seguir sus pasos con mi pequeña contribución como practitioner del Método Creighton. Dios me ha llamado, me ha enseñado este camino para darle un sí. Le pido cada día que me sostenga.

Aquí os dejo el enlace a un video testimonio del Dr. Thomas Hilgers, es muy interesante aunque me da pena que no tiene subtítulos en español, pero con un poquito de atención y activando los subtítulos en inglés, se puede entender bien.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda