Lunes, 10 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Una fuerte inclinación. Comentario para Matrimonios: Mateo 9, 18-26

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

Mi hija acaba de morir, pero ven tú y vivirá.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9, 18-26

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se acercó un jefe de los judíos que se arrodilló ante él y le dijo:
«Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, impón tu mano sobre ella y vivirá».
Jesús se levantó y lo siguió con sus discípulos.
Entre tanto, una mujer que sufría flujos de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y le tocó la orla del manto, pensando que con solo tocarle el manto se curaría.
Jesús se volvió y, al verla, le dijo:
«¡Ánimo, hija! Tu fe te ha curado».
Y en aquel momento quedó curada la mujer.
Jesús llegó a casa de aquel jefe y, al ver a los flautistas y el alboroto de la gente, dijo:
«¡Retiraos! La niña no está muerta, está dormida».
Se reían de él.
Cuando echaron a la gente, entró él, cogió a la niña de la mano, y ella se levantó.
La noticia se divulgó por toda aquella comarca.

Palabra del Señor.

Avisos:

Una fuerte inclinación.

El Evangelio de hoy destaca la compasión de Jesús. Él viene a hacerse uno de tantos, para experimentar la fragilidad humana, asumirla y santificarla. Estando entre nosotros, Él comprende nuestros sufrimientos, nuestros dolores y la terrible tragedia de la muerte. Esto es lo que le conmueve el corazón humano que ha asumido y por eso, siente una inclinación tan fuerte hacia nuestra debilidad que lo empuja a sanar y salvar constantemente.
Si yo estuviera tan cerca de las debilidades de mi esposo, seguro que sentiría más compasión por él/ella y tendría esa inclinación que tiene el Corazón de Jesus, haciendo de la misericordia una necesidad que se sitúa muy por encima de las mías propias.

Aterrizado a la vida matrimonial:

El Señor: ¿Por qué sientes ese resquemor hacia tu esposa?
Esposo: Porque me achaca ciertas malas intenciones que no son las mías. Cuando se lo digo, me responde que sea sincero conmigo mismo, que en el fondo son esas mis intenciones, y que son egoístas.
El Señor: Comprendo que sufras porque tu esposa, creada para amarte, te haga responsable de algo que no has cometido, pero mi pregunta es: ¿Eso justifica tu resquemor hacia ella? ¿Por qué? ¿Crees que por ese motivo no se merece que la ames?
Esposo: Creo que me merezco que me pida perdón.
El Señor: Pero ella lo ha vivido así. No te va a pedir perdón porque no alcanza a ver que no tiene razón. ¿Qué vas a hacer? ¿Qué crees que yo espero que hagas por ella?
Esposo: No lo sé, Señor. Creo que Tú solo mirarías que ella sigue dolida.
El Señor: No le exijas por encima de sus limitaciones y, si no viene ella, ve tú y haz que se sienta querida y valorada para restaurar el daño que está sufriendo. Entra en su corazón y descubre ese dolor, para que ames y desees sanarla con más fuerza que la que te lleva al resentimiento.
El Señor (A ella): ¿Y tú? Anda, no juzgues y no serás juzgada. Ama a tu esposo y silencia tus voces interiores. Él te necesita. Sólo tienes que ver eso en tu corazón.

Madre,

El Señor es experto en tratar con los corazones. Enséñame Madre, a estar en Su Corazón, sentir con Su Corazón y actuar por Su Corazón. Alabado sea el Sagrado Corazón de Jesús.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA