Lunes, 25 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Blog

De novia a perla preciosa de Dios












Aciprensa

Las mujeres que van a contraer matrimonio no son las únicas que utilizan un vestido de novia, también lo visten aquellas que ingresan a ciertas órdenes religiosas, como fue el caso de Sor Maria Vittoria della Croce, cuya reciente “boda con Jesús” ha causado sensación en las redes sociales.

La ceremonia de ingreso de Sor Maria Vittoria della Croce al monasterio benedictino de San Ruggero en Barletta (Italia) se realizó el 27 de abril en la Basílica Concatedral de Santa María la Mayor, y fue presidida por el Arzobispo de Trani-Barletta-Bisceglie, Mons. Leonardo D’Ascenzo


Las fotografías de este acontecimiento fueron difundidas por la Arquidiócesis en su página de Facebook y hasta la fecha han sido compartidas por más de 11.600 usuarios, acumulando más de 3.700 “me gusta” y 650 comentarios.

El responsable de comunicaciones de la Arquidiócesis de Trani-Barletta-Bisceglie (en Italia), el diácono Riccardo Losappio, explicó a ACI Prensa que “para las monjas benedictinas presentarse vestidas de novia en el momento de la ‘vestición’ es parte del rito vestición de las religiosas”.

“Ellas siempre entran vestidas así porque son las esposas de Cristo que van a su encuentro y se hacen novias para anticipar en la historia lo que mañana será en la plenitud de Dios”, indicó Losappio.

Durante la ceremonia, tal como lo hizo Sor Maria Vittoria della Croce, las novicias “se quitan el vestido de novia, se cortan el cabello, se ponen el hábito benedictino y reciben el crucifijo para indicar su alegre renuncia a todo lo vano y efímero”.

Losappio destacó que la vestición de Sor Maria Vittoria della Croce –que tiene 27 años y cuyo nombre de bautismo es Carmen D'Agostino– fue “un rito que no se efectuaba en Barletta desde la década de 1940 debido a la falta de vocaciones a la vida consagrada según la regla de San Benito”.

“El monasterio de San Ruggero se redujo a muy pocas monjas que envejecieron y hace tres años fue refundado con la llegada de varias hermanas jóvenes, que lo revitalizaron desde el punto de vista vocacional”, relató a ACI Prensa.

El diácono indicó que estas religiosas, entre las cuales figura la actual abadesa, provienen del monasterio benedictino de Santa Maria de las Rosas, ubicado en la localidad de Sant'Angelo in Pontano, en la región de Las Marcas, en el este de Italia.

Ahora, con el ingreso de Sor Maria Vittoria della Croce, “la comunidad monástica benedictina de San Ruggero está compuesta de seis monjas que han hecho las profesiones solemnes, de cuatro monjas que han hecho las profesiones temporales, dos novicias y una postulante”.   

Durante la ceremonia, Mons. D’Ascenzo le deseó a la nueva religiosa “mucha belleza para madurar siempre cada vez más esta presencia de Jesús en ti y de expresarla como testimonio al exterior a través de la relación con la Iglesia y con tu comunidad. Buen camino de santidad y deseo que tú puedas ser siempre más bella en el sentido de este testimonio a la Iglesia y con tus hermanas”.

 

Losappio compartió con ACI Prensa el testimonio de Sor Maria Vittoria della Croce, que también fue publicado en el periódico de la Arquidiócesis llamado “In Comunione”.

La propia religiosa redactó su historia. Nació el 17 de enero de 1991 en la localidad italiana de Melfi y en 2014 culminó sus estudios de enfermería en la Universidad de Foggia.

Además indicó que creció en el seno de una familia católica que pertenece al Camino Neocatecumenal y que tiene tres hermanos.

“Cuando yo tenía 15 años, mi madre partió al cielo después de una larga enfermedad que vivió con fe. No fue fácil para mí, pero puedo dar testimonio de que el Señor siempre nos ha proveído a mi familia y a mí”, expresó.

“Pensar en mi madre me hace mirar al cielo, al paraíso. Más que haber realizado una elección, yo fui escogida por Él: en un encuentro de jóvenes, y luego también a través de los demás, sentí el amor de Cristo manifestado en la cruz”, señaló.

Para Sor Maria Vittoria della Croce este llamado vocacional “me abrió el cielo” y tiene la certeza de que Dios “me ama como soy, y soy para Él una perla preciosa”.

“Simplemente acepté este amor, ese llamado a luchar por el reino de los cielos y, con la ayuda de la Iglesia para discernir esta llamada, ingresé al monasterio”, indicó. Aseguró que la ceremonia fue un “pequeño paso adelante en la vida monástica con la certeza de que Jesús es fiel”.

Otras órdenes religiosas donde las mujeres visten de novias para pronunciar sus votos son las clarisas, las Hermanas Esclavas del Inmaculado Corazón de María y la Congregación de María Reina Inmaculada.

 

.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA