Domingo, 21 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Año Diego de Pantoja S.I.



Agencia Sic

Du­ran­te el año 2018 se con­me­mo­ra el 400 aniver­sa­rio del fa­lle­ci­mien­to de Die­go de Pan­to­ja, je­sui­ta es­pa­ñol pio­ne­ro del in­ter­cam­bio en­tre Chi­na y Oc­ci­den­te. Fue uno de los co­la­bo­ra­do­res más cer­ca­nos del tam­bién je­sui­ta Mat­teo Ric­ci y el úni­co je­sui­ta es­pa­ñol que ac­ce­dió, en 1601, a la cor­te del em­pe­ra­dor de la di­nas­tía Ming, Wan Li.

Con mo­ti­vo de la ce­le­bra­ción del Año Die­go de Pan­to­ja, se han or­ga­ni­za­do di­fe­ren­tes ac­tos para dar a co­no­cer y reivin­di­car la re­le­van­cia de este per­so­na­je que, a pe­sar de su im­por­tan­cia, es muy des­co­no­ci­do. En Es­pa­ña, el pró­xi­mo 11 de abril, el Ins­ti­tu­to Cer­van­tes de Ma­drid aco­ge­rá un acto de lan­za­mien­to del Año Die­go de Pan­to­ja y el vier­nes 13 en la sede de Casa Asia de Bar­ce­lo­na ten­drá lu­gar un en­cuen­tro so­bre este je­sui­ta.

¿Quién era Die­go de Pan­to­ja?

Na­ci­do en Val­de­mo­ro en 1571, en­tró en el no­vi­cia­do de la Com­pa­ñía de Je­sús en To­le­do con 18 años. En 1596 em­bar­có en Lis­boa para in­cor­po­rar­se a la la­bor mi­sio­ne­ra de los je­sui­tas en Orien­te. En 1600 lo­gra en­trar en Chi­na y se reúne con Mat­teo Ric­ci. Jun­to a él via­ja has­ta Pe­kín, don­de con­si­guen el fa­vor del em­pe­ra­dor, que les per­mi­te per­ma­ne­cer en la ciu­dad.

Como Ric­ci, fue par­ti­da­rio de la in­tro­duc­ción del cris­tia­nis­mo acer­cán­do­se a la cul­tu­ra, las cos­tum­bres y tra­di­cio­nes de otros pue­blos, lo que le per­mi­tió avan­zar en la ex­pan­sión del cris­tia­nis­mo en Chi­na y ga­nar­se el res­pe­to de las au­to­ri­da­des. Sin em­bar­go, por las cre­cien­tes ten­sio­nes en­tre la cor­te im­pe­rial y los mi­sio­ne­ros ex­tran­je­ros, aca­bó sien­do ex­pul­sa­do del país. Pasó sus úl­ti­mos años en Ma­cao, don­de cayó en­fer­mo y fa­lle­ció en ju­lio de 1618.

A lo lar­go de los 21 años que pasó en Chi­na Die­go de Pan­to­ja se de­di­có al es­tu­dio de la len­gua chi­na, que apren­dió muy rá­pi­da­men­te, y de los tex­tos clá­si­cos chi­nos, adop­tan­do una nue­va me­to­do­lo­gía de apren­di­za­je de este idio­ma. Cam­bió su nom­bre por el de Páng Dí’é (龐迪我) y ves­tía, como Ric­ci, se­gún las cos­tum­bres de los le­tra­dos chi­nos. Pu­bli­có en Pe­kín nue­ve obras es­cri­tas en chino, en­tre ellas Las sie­te vic­to­rias qi­ke­da­quan (con­tra los sie­te pe­ca­dos ca­pi­ta­les).

Die­go de Pan­to­ja con­tri­bu­yó de for­ma des­ta­ca­da a dar a co­no­cer la Chi­na en el mun­do oc­ci­den­tal. En 1602 es­cri­bió una car­ta al Pro­vin­cial je­sui­ta de To­le­do, Luis de Guz­mán, en la que ofre­cía todo un tra­ta­do so­bre la geo­gra­fía, la his­to­ria, la cul­tu­ra y los sis­te­mas de go­bierno chi­nos. La car­ta se con­vir­tió en un tra­ta­do di­fun­di­do por toda Es­pa­ña y tra­du­ci­do al fran­cés, ale­mán, la­tín e in­glés. Se tra­ta de una de las más com­ple­tas des­crip­cio­nes de Chi­na es­cri­ta por un eu­ro­peo.

Cabe re­co­no­cer­le tam­bién sus apor­ta­cio­nes al desa­rro­llo de un sis­te­ma de trans­crip­ción del chino al al­fa­be­to la­tino y su con­tri­bu­ción al desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía y la car­to­gra­fía chi­nas.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA