Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Hoy asusta el silencio

Hoy asusta el silencio

por Una fe con chispa

Algunos encuentran el silencio insoportable
porque tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos.
-Robert Fripp-
 
           El genial humorista Antonio Mingote, publicó una viñeta en el periódico ABC, en la que se veía a una pareja de novios que acababa de llegar, en motocicleta,  a la cumbre de La Bola del Mundo (Sierra de Guadarrama). Contemplan un momento el paisaje y dice el chaval:
 
─¡Vaya, me he olvidado el transistor!
─No te preocupes, le dice la chica, arranca la moto.
 
          Incapaces de gozar en silencio del sublime espectáculo de un paisaje inmenso, los jóvenes tienen que llenar su vacío con ruido, aunque sea el molesto ronroneo de un motor de explosión. 
          Lao Tse (siglo VI a.C.) advertía que los que saben no hablan y lo que hablan no saben.  Es importante dar valor a lo que decimos, pues es a través del lenguaje como nuestro pensamiento queda plasmado en la opinión de los demás.
          La conversación es una excelente oportunidad para acercarnos a los otros, relajarnos, reír, compartir conocimientos y emociones... Pero, si hablamos sin freno, puede convertirse en un lastre para los demás e incluso en un arma hiriente.

          El silencio es tanto o más importante que las palabras, pues es el lienzo en blanco en el que toman forma nuevos proyectos y sensaciones. Quien vive emborrachado por un continuo flujo de palabras, difícilmente encontrará el espacio necesario para reciclarse. Por eso hay que amar ─y valorar─ el silencio. 
           El silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido, nos dice Benedicto XVI.
           En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos; nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro; elegimos cómo expresarnos.

          Callando se permite hablar a la persona que tenemos delante, expresarse a sí misma; y a nosotros no permanecer aferrados sólo a nuestras palabras o ideas, sin una oportuna ponderación. 
          El silencio es el sol que hace madurar nuestros pensamientos. Para disfrutar y fructificar la vida es necesario rodearse de pautas de silencio y así, para sentirnos realizados, no necesitaremos poner en marcha la moto.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA