Viernes, 23 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

La Cuaresma nos Llama

por Creo, Señor, aumenta mi fe

Con la Cuaresma iniciamos el camino hacia la Pascua del Jesús Resucitado. El triunfo de Cristo sobre el poder de la muerte.
   Es el tiempo de encontrarnos con el Señor mediante la conversión. La Cuaresma no es la repetición de unos textos o de un ámbito litúrgico determinado. Es una llamada a un encuentro más profundo con Dios.
   Los medios que la iglesia nos indica para este encuentro, fundados en la Palabra de Dios, son de valor permanente: ayuno oración y limosna. Hoy el ayuno, vivimos en una sociedad satisfecha, no entra en nuestros cálculos. Sin embargo un control en la comida, nos dispone para la oración y para el servicio del prójimo. El ayuno también puede tener otras proyecciones: ayunar a murmurar, a decir palabras hirientes, a la pereza, etc. Planteemos una Cuaresma viva que nos lleve a la conversión.
   Desde la Parábola de Lázaro y el rico epulón, el papa Francisco orienta este año 2017 la cuaresma. “Lázaro nos enseña que el otro es un don. La justa relación con las personas consiste en  reconocer su valor Incluso el pobre en la casa del rico, no es una carga molesta, sino una llamada a convertirse y a cambiar de vida. La primera invitación que nos hace esta parábola es la de abrir la puerta  de nuestro corazón al otro., porque cada persona es un don, sea vecino nuestro o un pobre desconocido. La Cuaresma es un tiempo propicio para abrir la puerta a cualquier necesitado y reconocer en él o en ella el rostro de Cristo. Cada uno de nosotros los encontramos en nuestro camino. Cada vida que encontramos es un don y merece acogida, respeto y amor. La Palabra de Dios nos ayuda a abrir los ojos para acoger la vida y amarla, sobre todo cuando es débil. Pero para hacer esto hay que tomar en serio también lo que el evangelio nos revela acerca del hombre rico”.
   El rico muestra su pecado como en tres momentos sucesivos: dinero, vanidad y soberbia. El dinero puede convertirse en un ídolo tiránico. En lugar de convertirse en un instrumento de solidaridad, puede conducirnos a una lógica egoísta que no deja lugar al amor e impide la paz. La codicia le hace vanidoso. Su vida está dominada por la exterioridad y superficialidad.
   “El peldaño más bajo de esta decadencia moral es la soberbia. El hombre rico se viste como si fuera un rey, simula las maneras de un dios, olvidando simplemente que es un mortal. Para el hombre corrompido por el amor a las riquezas, no existe otra cosa que el propio yo, y por eso las personas que están a su alrededor no merecen su atención. El fruto del apego al dinero es una especie de ceguera: el rico no ve al pobre hambriento, llagado y postrado en su humillación”.
   La parábola del pobre lázaro nos ayuda a prepararnos para la Pascua. La Pascua es el fin de la Cuaresma bien vivida. En el diálogo con Lázaro después de la muerte, demuestra que después de creer en Dios no había hecho nada por Él. Él mismo había sido su único Dios. “El rico solo reconoce a Lázaro en medio de los tormentos de la otra vida, y quiere que sea el pobre quien le alivie su sufrimiento con un poco de agua. Los gestos que se piden a Lázaro son semejantes a los que el rico hubiera tenido que hacer y nunca realizó. Abraham, sin embargo, le explica: <>. En el más allá se restablece una cierta equidad y los males d ela vida se equilibran con los bienes del cielo”.
   Cuando Abraham le dice que escuche a los profetas, nos señala dónde estaba el verdadero problema del rico: “De esta manera se descubre el verdadero problema del rico: la raíz de sus males está en no prestar oído a la Palabra de Dios; esto es lo que le llevó a no amar a Dios y por lo tanto a despreciar al prójimo. La Palabra d Dios es una fuerza viva, capaz de suscitar la conversión del corazón de los hombres y orientar nuevamente a Dios. Cerrar el corazón al don de Dios que habla, tiene como efecto cerrar el corazón al don del hermano”.
   La Palabra de Dios la tenemos abundante en la liturgia de la Cuaresma. La renovación interior que nos pide no intenta molestarnos, sino facilitarnos caminar , ligeros de equipaje, hacia la Pascua de Jesús.
 
 
 
 
 
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA