Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

La Inmaculada del Papa Francisco

por Creo, Señor, aumenta mi fe

   No está mal para achicar tensiones.

   El Papa Francisco, siguiendo la tradición de los Papas desde Juan XXIII, acudió a la Plaza de España en Roma. Realizó un a preciosa oración a la Virgen Inmaculada.

   Antes, en el Ángelus tuvo unas palabras hermosas que deseo destacar: “El mensaje de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María se puede resumir con estas palabras: Todo es gracia, todo es don gratuito de Dios y de su amor por nosotros”.

   Nuestra actitud, ante la bendición recibida, debe ser como la de María. Sabiendo que antes es el ser que el hacer: “La actitud de María de Nazaret nos muestra que el ser viene antes del hacer, y que es necesario dejar hacer a dios para ser verdaderamente como Él nos quiere. Es Él el que hace tantas maravillas en nosotros. María es receptiva no pasiva. Así como a nivel físico recibe la potencia del espíritu Santo después dona carne y sangre al Hijo de Dios que se forma en ella; del mismo modo, en el plano espiritual, acoge la gracia y corresponde a ella con fe. Por eso San Agustín a firma que la Virgen <> Ha concebido primero la fe y después al Señor”.

   La gratuidad se impone en nuestra vida por que hemos sido bendecidos como ella; y porque hemos sido bendecidos podemos llevar la bendición. “Frente al amor, frente a la misericordia, a la gracia divina derramada en nuestros corazones, la consecuencia que se impone es una sola: la gratuidad. Ninguno de nosotros puede comprar la salvación. La salvación es un don gratuito del señor, un don gratuito de Dios que viene a nosotros, y habita en nosotros. Así como hemos recibido gratuitamente, del mismo modo gratuitamente hemos sido llamados a dar (Mt 10, 8); a imitación de María, que, inmediatamente después de haber acogido el anuncio del Ángel, va a compartir el don de la fecundidad con su pariente Isabel. Porque si todo nos ha sido donado, todo debe ser devuelto. ¿De qué modo? Dejando que el espíritu Santo haga de nosotros un don para los demás. El Espíritu es don para nosotros. Y nosotros, con la fuerza del Espíritu, debemos ser dones para los demás; que nos permita llegar a ser instrumentos de acogida, de reconciliación, instrumentos de perdón”.

   De la oración tomamos estas frases:

 

“Saber que Tú, que eres nuestra Madre, estás totalmente liberada del pecado nos da consuelo.

  Saber que el ti el mal no tiene  poder, nos llena de esperanza y fortaleza en la lucha diaria que debemos realizar en contra de las amenazas del maligno.

  Pero en esta lucha no estamos solos, no somos huérfanos, porque Jesús, antes de morir en la cruz nos ha dado a ti como Madre.

  Nosotros, por tanto, a pesar de ser pecadores, somos tus hijos, hijos de la Inmaculada, llamados a aquella santidad que en Ti resplandece para gloria de Dios desde el inicio…

  Haz que también en nosotros, tus hijos, la gracia prevalezca sobre el orgullo y podamos llegar a ser misericordioso como es misericordioso nuestro Padre celestial…

  ¡Oh Madre nuestra Inmaculada, reza por nosotros!”

 

 

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA