Domingo, 25 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

De la obligación de un cristiano de bautizarse con el nombre de un santo

por En cuerpo y alma

 
 
            Es uno de esos paradigmas generalmente aceptados por todos que en el bautismo no se puede tomar un nombre que no sea el de un santo reconocido por la Iglesia. En mi propia familia, a propósito del tema tenemos un precedente curioso, pues se da el caso de que yo tengo dos hermanos a los que da nombre el gran santo jesuita misionero que fue San Francisco Javier (pinche aquí si desea conocer un poco más sobre su figura sin par), lo que es así porque el primero murió al poco de nacer, y al segundo le dieron su nombre en su recuerdo. Pues bien, el primero se llama Javier, simplemente Javier, mientras que el segundo, por empecinarse el cura en que Javier no era un nombre sino sólo una población y que el santo era “Francisco de Javier”, hubo de llamarse así, Francisco Javier.
 
            Dicho todo lo cual me pregunto hoy, e invito a Vds. a preguntarse conmigo, ¿es verdad que le está prohibido a un cristiano que quiera cumplir con su religión tomar un nombre ajeno al santoral cristiano?
 
            He acudido al Catecismo de 1997 en busca de una respuesta, y en él me encuentro lo siguiente:
 
            “En el bautismo, el nombre del Señor santifica al hombre, y el cristiano recibe su nombre en la Iglesia. Puede ser el nombre de un santo, es decir, de un discípulo que vivió una vida de fidelidad ejemplar a su Señor” (Cat. 2156).
 
            Para poco más adelante, insistir en la idea:
 
            “En el Bautismo, la Iglesia da un nombre al cristiano. Los padres, los padrinos y el párroco deben procurar que se dé un nombre cristiano al que es bautizado” (Cat. 2165).
 
            Numerales los dos de los que se ha que concluír que no está taxativamente ordenado que el cristiano adopte el nombre de un santo, aunque sí sea, para la Iglesia, recomendable.
 
            A mayor abundamiento, ambos números explican las ventajas de recibir el nombre de un santo. Así, el 2156 dice esto al respecto:
 
            “Al ser puesto bajo el patrocinio de un santo, se ofrece al cristiano un modelo de caridad y se le asegura su intercesión” (Cat. 2156).
 
            Algo en lo que el 2165 una vez más insiste:
 
            “El patrocinio de un santo ofrece un modelo de caridad y asegura su intercesión” (Cat. 2165)
 
            Por si todo esto fuera poco, encontramos recogida la misma idea en otro texto fundamental de la Iglesia, el Código de Derecho Canónico, en el que leemos
 
            “Procuren los padres, los padrinos y el párroco que no se imponga un nombre ajeno al sentir cristiano”. (CIC 855)
 
            Así pues recomendado, recomendable si quieren Vds. sí; obligatorio, taxativamente obligatorio, no.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
¿Desde cuándo se administra el bautismo a los niños?
De la fiesta del bautismo de Jesús, que hemos celebrado ayer
Del hijo de dos lesbianas bautizado por el Arzobispo de Córdoba
De ese gigante que fue San Francisco Javier y que celebramos ayer
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA