Sábado, 29 de enero de 2022

Religión en Libertad

Blog

Del descubridor de Alaska, Juan Francisco Bodega y Quadra, en el 270 aniversario de su bautismo

por En cuerpo y alma

 
  
Juan Francisco De la Bodega y Quadra.
Museo Naval de Madrid.

          Juan Francisco de la Bodega y Quadra es uno de esos españoles transatlánticos como tantos ha habido. Nacido en la ciudad de Lima, en Perú, en el año 1743, sabemos que fue bautizado el 3 de junio. Su padre, Tomás, provenía de la nobleza montañesa de Cantabria, su madre era una criolla, Francisca, de la aristocracia limeña. Tras iniciar sus estudios Colegio Mayor de San Martín, de la Real y Pontificia Universidad de San Marcos de Lima, primera universidad americana de la que puede Vd. saberlo todo pinchando aquí si lo desea,  ingresa en la Academia Naval de Cádiz a los 19 años de edad, obteniendo cuatro años más tarde el título de oficial.
 
            En al año 1775, es decir cuando apenas tenía 32 años de edad, realiza una expedición a la costa noroeste de Norteamérica bajo el mando del teniente Bruno de Heceta, en una expedición que era la segunda de las que pretendía obtener títulos de propiedad españoles sobre las costas norteamericanas y contrastar si los rumores en el sentido de que los rusos se estaban expandiendo por las costas noroccidentales americanas eran ciertos.
  
 

           La expedición la formaban dos barcos: el Santiago que mandaba Heceta, y la goleta Sonora que mandaba él mismo. El san Carlos, que también sale en la expedición, se desvía para explorar la bahía de San Francisco y pierde el contacto. El 14 de julio de 1775 alcanzan Point Grenville, en el actual estado de Washington, donde los españoles desembarcados son atacados por unos 300 indios. Heceta entonces decide volver a México pero Bodega continúa hacia el norte, nombrando y reclamando el puerto de Bucareli (en el Bucareli Sound), puerto de los Remedios y el monte San Jacinto que James Cook renombrará Edgecumbe, tres años después, hasta llegar a la actual Sitka, 59º latitud norte, en pleno Alaska, que alcanza el 15 de agosto de 1775 y del que se puede decir que Bodega es su descubridor. Al no hallar los famosos asentamientos rusos, y con la tripulación y el propio Bodegas enfermos de escorbuto por la carencia de alimentos, y no sin realizar aún algún atraque en tierra para reclamar la soberanía en nombre de España, el Sonora alcanza finalmente la bahía de Monterey el 7 de octubre de 1775.
 
            Cuatro años después y al mando del teniente Ignacio de Arteaga Bodega y Quadra participa en una nueva expedición cuya misión es explorar la costa noroeste y cartografiarla, en busca del Paso del Noroeste hacia el Atlántico, un paso que hoy sabemos no existe. Llega entonces a 58º 30 minutos norte.
 
            En 1780 Bodega será premiado con el mando del departamento de San Blas, en México, pero es relevado apenas un año después. En 1789 le vemos negociando la soberanía norteamericana en el marco del ambiguo Tratado de El Escorial, para lo que en 1792 se reúne con el capitán británico George Vancouver en la isla de Nutka que él mismo había descubierto. Bodega estaba en contra de las directrices llegadas de España que le indicaban que debía ceder la isla. Tras largas aunque amistosas negociaciones con Vancouver, acuerdan enviar los puntos de discrepancia a sus respectivos gobiernos. Uno de sus acuerdos consistirá en llamar “Isla de Quadra y Vancouver” a la que hoy conocemos como Vancouver, una vez más, ese problema atávico del carácter español consistente en dejarse pisar la nomenclatura de fingiendo no dar valor a algo que son embargo sí es de la máxima importancia.
 
            De regreso a San Blas, Bodega enferma, produciéndose su muerte el 29 de marzo de 1794, y siendo enterrado en el Convento de San Fernando. Muchos accidentes de la costa del Pacífico de Norteamérica han sido nombrados en su honor, como la bahía de Bodega, en California, donde ancló el 3 de octubre de 1775.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda