Lunes, 18 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Blog

¿Quiénes eran los Magos de Oriente?

¿Quiénes eran los Magos de Oriente?

¿Quiénes eran los Magos de Oriente?

por Convertidos Católicos

Estamos en las vísperas de la festividad de la Epifanía de Nuestro Señor Jesucristo. Este es el momento cuando Cristo se manifiesta como Rey, Salvador y Dios a los paganos, siendo los Reyes Magos los representantes del pueblo pagano. Es por eso interesante conocer que dice la historia de la Iglesia y las Escrituras sobre los Reyes Magos, esos personajes que visitaron a Jesús recién nacido. Intentaré responder a todo esto en este artículo.

¿Qué dicen las Sagradas Escrituras sobre los Reyes Magos?

Tenemos que recurrir a 3 textos fundamentalmente para poder descubrir quienes eran estos personajes que visitaron a nuestro Salvador:

2 1 Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén 2 y preguntaron: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo» Mateo 2,1-2

que los reyes de Tarsis y de las costas lejanas
le paguen tributo.
Que los reyes de Arabia y de Sebá
le traigan regalos;  que todos los reyes le rindan homenaje
y lo sirvan todas las naciones. Salmo 72,10-11

Una multitud de camellos te cubrirá, camellos jóvenes de Madián y de Efa; todos los de Sabá vendrán, traerán oro e incienso, y traerán buenas nuevas de las alabanzas del Señor. Isaias 60,6

Esta claro que el Salmo 72 del AT se ve cumplido en Mateo 2,1-2. Todos los reyes le riden homenaje o le sirven, es decir vienen a adorarle. Ya el versículo anterior, menciona tres lugares, Tarsis, Arabia y Sabá.  El profeta Isaías también cita 3 lugares de donde vienen los reyes. Por otro lado el versículo 11 del capitulo 2 de Mateo dice "le ofrecieron, oro , incienso y mirra". Estos detalles son los que han sido usados por la Tradición de la Iglesia para entender que se trataban de 3 reyes magos.  En Occidente, varios de los primeros padres de la Iglesia, incluidos Orígenes, San León el Grande y San Máximo de Turín, aceptaron tres magos. . La tradición oriental favoreció a doce magos. Esta claro que lo que se desprende de los textos bíblicos apoyaría más la idea de 3 reyes que de 12 sin embargo, no es algo que sea "dogma de fe".

Por otro lado tenemos que analizar el significado de la palabra griega usada para "magos": Μαγοι.

La palabra persa que en griego fue traducida como Μαγοι es mejooseean, la cual significa: "adorador del fuego"; de ahí paso al griego como Μαγοι, de donde proviene hasta nuestra lengua como "mago". 

Los antiguos persas eran adoradores del fuego, y solo de esa manera honraban a imagen de su deidad; y viendo la inusual aparción de una luz en el cielo, podrían haberlo considerado como el signo de que el dios que ellos adoraban estaba realmente en el mundo. De ahí se explica la afirmación hecha por ellos a Herodes: "Hemos bisto su estrella en el Oriente y venimos a adorarle". 

Pero la traducción "hombres sabios" también puede aplicar en este caso, ya que hay evidencias que los griegos formaron su palabra Μαγοι a partir del persa mogh, y moghan, los cuales eran hombres muy sabios y eminentes en Persia y Caldea, y adoradares del fuego. 

Notamos que hay relación entre las palabras mejooseeanmogh, y moghan, todas formando parte del origen de la griega Μαγοι, las que en ningun caso significa "hechicero". 

Heródoto habla al respecto, y nos dice que entre los persas había una casta sacerdotal, los Magi. En Daniel 1, 4 se habla sobre esta casta, y el mismo Daniel fue puesto a la cabeza de ese grupo (Dan 2, 48 ). 

Pero tanto las evidencias arqueológicas, históricas y etimológicas de la palabra, dan la idea que un "mago", no es un hechicero, sino una especie de sacerdote sabio. 

De ahí que la traducción "mago", y la "hombres sabios" sean correctas. Es decir podemos entonces entender que el niño Dios fue visitado por "hombres sabios" que venían de Oriente.

Finalmente la Enciclopedia Católica nos ayudará a ver claramente este significado de casta sacerdotal, o sabios:

Podemos conjeturar la evidencia no-bíblica a partir de un significado probable de la palabra magoi. Herodoto (I, ci) es nuestra autoridad para suponer que los Magos eran de la casta sagrada de los Medos. Proveían de sacerdotes para Persia y, dejando de lado vicisitudes dinásticas, siempre mantuvieron sobre sus dominios influencia religiosa. Al jefe de esta casta, Nergal Sharezan, Jeremías da el título de Rab-Mag, «Mago-Jefe» (Jeremías 39, 3; 39, 13, en el hebreo original -las traducciones de los Setenta y de la Vulgata son aquí erróneas)
( Enciclopedia Católica).

¿Qué sabemos de los Reyes por parte de la Tradición de la Iglesia?

Desde siempre los padres de la Iglesia han entendido el concepto de "magos" como lo hemos explicado, lo que si no se han puesto de acuerdo es del lugar de procedencia, algunos dicen de Persia, otros, de Arabia, en cualquier caso, venían de Oriente.

San Justino martir, hacia el año 160 d.C en su obra "Dialogo con el judio Trifón" nos habla de estos sabios:

Este rey Herodes fue informado por los ancianos de su pueblo que habían llegado los magos de Arabia, quienes decían haber visto aparecer una estrella en el cielo y conocido por ella que había nacido en la tierra de ustedes un rey, a quien ellos venían a adorar (cf. Mt 2,1-2). Los ancianos dijeron: es en Belén, porque en el profeta así está escrito: "Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre los territorios de Judá, pues de ti ha de salir un guía que apacentará a mi pueblo" (Mt 2,5-6; Mi 5,1). [2] Llegaron, pues, los magos de Arabia a Belén, adoraron al niño y le ofrecieron sus dones: oro, incienso y mirra (Mt 2,11); pero después de adorar al niño en Belén, recibieron la orden, por revelación, que no volvieran a Herodes (Mt 2,12) (San Justino dialogo con Trifon cap 78).

También San Agustín, siglos después defenderá que  que son Magos:

Dado que los cielos proclaman la gloria de Dios, una estrella guió a los magos a adorar a Cristo Estos magos fueron las primicias de los gentiles. Ellos os exhortan a que hagáis lo mismo que ellos. Hoy Cristo recibió de ellos regalos: meted las manos en vuestro equipaje y sacad de él lo que agrade a Cristo, pues quiso hallarse necesitado en sus pobres. Él, a quien no basta el mundo entero, no encontró lugar en la posada y, como sabéis, fue puesto en un pesebre (San Agustin sermón 204 A).

Será Tertuliano quien en sus escritos nos diga que eran de una "casta real", y los llame Reyes, esta será pues la primera evidencia histórica de que se trataban de Reyes, hacia el año 200 d.C:

de esa dádiva de oro también dice David: Y se le dará del oro de Arabia; y otra vez, los reyes de los árabes y de Saba le ofrecerán regalos. En Oriente, en su mayor parte, los
magos eran reyes, y Damasco se contaba antiguamente como Arabia, (Tertuliano contra Marción Libro III, cap 13).

Es por tanto de esta fuente de donde decimos que son Reyes, y podemos concluir que se la expresión "Reyes Magos" es fruto de lo que afirmaba Tertuliano y lo que enseño ya San Justino mártir.

¿De donde viene el nombre de los Reyes Magos?

Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar, no son nombres inventados o fantasiosos, también tiene su base histórica. Podemos afirmar sin temor a confundirnos que estos nombres se usan desde el siglo VII. Quizás la primera referencia a ellos nos viene de San Beda el Venerable, hacia el año 730 d.C, que escribió:

“Los magos eran los que daban regalos al Señor. Se dice que el primero fue Melchor, un anciano de cabello blanco y barba larga ... que ofreció oro al Señor como a un rey. El segundo, Gaspar de nombre, joven, imberbe y de tez rubicunda… lo honró como Dios con su don del incienso, una oblación digna de la divinidad. El tercero, de piel negra y barba espesa, llamado Balthasar ... por su don de mirra testificó del Hijo del Hombre que iba a morir ". ( Excerpta et Collectanea).

Este texto de San Beda es muy importante, pues además de afirmar el nombre de los 3 magos, nos enseña claramente que regalo le ofreció cada uno al Señor,  por eso se habla de "Melchor, Gaspar y Baltasar" ya que los regalos fueron "oro, incienso y mirra" en ese orden y no en otro, tal y como detalla san Mateo en su evangelio. También aprovecha para describir como eran estos sabios que visitaron a Nuestro Señor. Será fruto de esta descripción que haga el último de los Padres de la Iglesia para que a lo largo de los siglos el arte cristiano los haya representado de esa forma.

Por todo ello, podemos afirmar sin lugar a duda, que existe evidencia histórica y extrabíblica que confirma la existencia de estos hombres  y como fueron a adorar al niño Dios.

Jesus Urones-Apologista Católico.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda