Jueves, 18 de julio de 2024

Religión en Libertad

Blog

Publicado el 19 de marzo de 1936 con el título: “Nazaret de Galilea. Templo y jardines”.

Nazaret por el beato José Polo (1)

por Victor in vínculis

¿Qué vestigios de historia y tradición nazaretana evocan todavía en pie de firmeza y autenticidad los recuerdos del Santo carpintero?
 
El peregrino y el turista que vienen de Jerusalén, hacen su entrada en Galilea por la llanura del Esdrelon, tierra blanda y mojada de sangre y de guerra y sudor de trabajo, que le dieron a una, fertilidad y nombradía perennes. Humus vivificante de estos sembrados que cantan en su florecimiento la amorosa iniciación primaveral, debe de ser el inmenso osario que el andar de los siglos fue descomponiendo en el fondo oscuro de este suelo dramático que vio nacer y morir tantas civilizaciones. Campo de universal batalla; por aquí pasaron en travesía de invasión europea o asiática todos los ejércitos y todas las armas chocaron en este ancho camino oriental; los cananeos y los amalecitas, los cruzados y los turcos, las legiones mahometanas de Saladino; los granaderos de Napoleón, la caballería inglesa de Allemby... Tierra de duros contrastes está de Palestina, penetrada siempre de tragedia y de égloga, de emoción de cruz y de temblor de espada.
 
Allí a la derecha, los montes de Gelboe, malditos en el salmo de David; un poco más lejos, la colina de Naín el pueblo en que Jesús resucitó al hijo único de la viuda, y más arriba la montaña de la Transfiguración, como un altar levantado por Dios para su gloria. Galilea es, sin duda, la región palestiniana más impregnada de sabor evangélico; pero es también la que junta las abnegaciones de rendimiento a Cristo con los desvíos y las ingratitudes más dolorosas. Como nuestra Castilla que hace los hombres y los gasta. ¿Podrá afirmarse, me he preguntado más de una vez en mis viajes a Tierra Santa, una profunda semejanza entre paisajes y almas de Galilea y Castilla? Esta llamada de Esdrelon, vestida de trigales, encarada con el cielo en toda su plenitud, estos campesinos árabes, arrebujados en su bornux, como los charros de Salamanca, en sus anguarinas, este aldeanismo galileo, entre servidumbre y señoría, entre místico y endiablado, tienen mucha analogía con las características del espíritu campero de Castilla. Hasta el trazado y configuración del caserío del Endor, pueblecillo musulmán que ahora nos sale al paso, recuerda por su forma y colorido los de nuestras aldeas; construcción de adobes, ventanas, una sola y estrecha, y detrás el ojo abierto de la curiosidad femenina.
 
Nazaret a la vista -exclama alborozado un compañero de peregrinación, y esta frase de júbilo, que corre de boca en boca, trae a nuestra memoria palabras de Pierre Loti, el gran escritor colorista de Oriente.
 
"En este pastoril rincón de la tierra es donde Jesús creció en sabiduría, en edad y en gracia ante Dios y ante los hombres. Él conoció esta primavera, los tibios abriles semejantes al que ahora nos deleita, los mismos tapices de lino rosa y de finas gramíneas. Nuestro pensamiento en este trance y en este lugar, se halla dominado por el misterio de su ensoñadora infancia: misterio aún más profundo quizá para nuestra penetración humana que el de su vida de hombre, de la cual, por lo menos un reflejo, nos ha sido transmitido por los evangelistas. De esta infancia insondable, solo Lucas nos dice algunas vagas palabras, como osando apenas desglosar el enigma... Es espíritu, vemos ahora aparecer y destacarse sobre el inmutable suelo de piedras y de flores. Un Niño... no ya rubio y pálido como aquel que en su tierna edad nos ha legado la tradición, sino moreno y pálido, con los grandes ojos de su raza, en los que se mezclan y resplandecen, a la par, un gran amor y una gran angustia. Poco se diferenciaría, sin duda, de estos pastorcitos, de estos chicuelos solitarios de grave mirada, que a nuestro lado pasan y que parecen estar reflexionando sobre materias profundas".
Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda