Sábado, 22 de junio de 2024

Religión en Libertad

«Los cristianos somos unos frikis», advierte María San Gil: «Nos falta valor y nos falta agruparnos»

P.J.Ginés/ReL

María San Gil ha pedido a los cristianos valentía, alegría y lograr la unidad de acción para defender su estilo de vida y mensaje
María San Gil ha pedido a los cristianos valentía, alegría y lograr la unidad de acción para defender su estilo de vida y mensaje

María San Gil, que durante muchos años estuvo amenazada por ETA como política del PP y se mantuvo firme con valentía, ha señalado que hoy "las familias cristianas vamos contracorriente, somos frikis" y que es necesario superar el miedo, ser valiente, y superar también los protagonismos y la desunión de los cristianos para poder plantar cara al relativismo y las políticas anti-vida y antifamilia.

Lo dijo este pasado miércoles 31 de octubre, en el acto en que la Revista Misión (revistamision.com) celebraba 10 años de existencia con una tertulia sobre la familia y los valores cristianos. En la tertulia hablaron el obispo Jose Ignacio Munilla (cuyas intervenciones recogemos aquí), María San Gil y la experta en temas de familia María Lacalle.

Misión es una revista de papel de suscripción gratuita (puede pedirse aquí gratis) que en la actualidad llega a cien mil hogares españoles y a doce mil parroquias. 

El gran tema: la valentía de los cristianos (o la falta de ella)

Isabel Estrada explicó el origen de la revista: “Hace casi 12 años veíamos que España atravesaba una fuerte crisis cultural y moral potente. Hacía falta un medio que defendiera la vida, la verdad, la libertad, desde el corazón de las familias”. Pasados ya diez años y consolidada la revista "esperamos que sea el comienzo de una nueva etapa en que la sociedad española vuelva a la fe gracias a la valentía de las familias católicas".

El tema de la valentía y el miedo se repitió varias veces durante el debate, y podría considerarse sintomático que lo desarrollase también una mujer valiente, como María San Gil, que fue política amenazada por ETA en el País Vasco, primero como concejal en San Sebastián (de 1995 a 2004) y luego como presidenta del Partido Popular en la autonomía (del 2004 a julio de 2008).

maria_san_gil_munilla

Isabel Molina y José Antonio Méndez, de Revista Misión,
María San Gil, el obispo Munilla, de San Sebastián y María Lacalle

Munilla denunció que los cristianos han estado muy inactivos "por miedo, miedo al pensamiento único".

María San Gil lo desarrolló: "Hay una crisis de valores, y el primer valor que se pierde es “el valor”, es decir, la valentía. Nos da vergüenza defender nuestros valores, que son la esencia de la persona desde hace más de 2000 años. Nos falta valor y nos falta agruparnos, apartando las pequeñas diferencias. No solo los políticos nos tienen que defender. En la Fundación Villa Cisneros (www.fundacionvillacisneros.es), intentamos concienciar de nuestro papel como cristianos en el debate cultural, donde tenemos mucho que decir, y en foros de pensamiento, de jóvenes… Si nos unimos, conseguiremos que no nos marginen y no nos pasen por el aro".

"Los que defendemos la vida y la familia molestamos mucho"

María San Gil, que lleva ya diez años fuera de la política activa de partidos, es contundente: "Los católicos y los que defendemos la vida y la familia molestamos muchísimo. Somos el núcleo de la diana. Tenemos que levantar la voz, ser activistas, ser radicales, y me siento orgullosa de ser radical, de forma pacífica. La izquierda sí tiene claro su objetivo, es tenaz e incasable… Nosotros, en cambio, tenemos desidia, nos cansamos, nos distraemos con otras cosas…"

Expresó su esperanza de que el nuevo líder del Partido Popular, Pablo Casado, ayude a recuperar los valores provida y profamilia que eran comunes e importantes en esa formación antes del liderazgo de Mariano Rajoy.

En otro momento, María San Gil declaró, sobre las familias cristianas: "Vamos a contracorriente. Somos unos frikis".

Ir contracorriente, porque "con Jesús, somos mayoría"

Eso le hizo pensar en su época de política activa en el País Vasco contra lo que parecía una hegemonía del nacionalismo. "Yo en esa época terminaba los mítines diciendo: “somos más y somos mejores”. Y me lo creía, porque pensaba en muchos constitucionalistas que existían pero vivían callados. El obispo Munilla dijo una vez en misa: 'Con Jesús, somos mayoría'. Entonces, así podemos hacer grandes cosas". Munilla señaló que es una frase que se dice mucho en Cursillos de Cristiandad. 

Lo peor de verdad: la desunión y afanes de protagonismo

Pero hay algo peor que ser frikis (que entra dentro de lo normal en el cristianismo) y tener miedo (menos justificable pero comprensible ante represalias). Lo peor es la desunión e incapacidad de unidad de acción. Y así quiso denunciarlo San Gil.

"Vemos desunión incluso en la sociedad civil, donde cada uno quiere ser protagonista y poner su logotipo más alto. Lo vemos incluso en algo como la defensa de las víctimas del terrorismo, un objetivo que debería sacar lo mejor de nosotros, y no protagonismos", señaló.

"El objetivo es lo más importante, más que los protagonismo, y sumando esfuerzos lo haremos mejor. ¡No puede haber 7 líderes! Tiene que haber uno, y todos juntos con él. Por desgracia, esa desunión la vemos incluso en el ámbito de las fundaciones".

En la política y la sociedad, recientemente, "¡pasan cosas tan convulsas, tantos cambios en pocos meses!", señaló. "Es fundamental lograr un rearme moral de la sociedad, defendernos de todo este empuje del relativismo. Depende de cada uno fortalecernos y seguir adelante. Ahora no pinta muy bien", admitió.

Más allá de izquierdas y derechas: la familia y la vida

El obispo Munilla señaló que categorías antiguas, como las "izquierdas" y "derechas" ya no sirven para describir lo que pasa ni para identificar el ideario de los grupos políticos o sociales.

María San Gil respondió que, efectivamente, hoy "defender cosas elementales como que la vida es intocable y que el matrimonios es hombre y mujer es lo que nos debe identificar en esta época de confusión."

Después habló de la importancia de la vida familiar, a partir de su propio testimonio.

"Yo vivía volcada en mi tarea política y pensaba que lo hacía más o menos bien. En 2008 salí de la política y de repente ya nadie me llamaba para nada. Entonces pude descubrir la importancia de ser madre, de sacar adelante mi familia, con mi marido. Ahora doy gracias a Dios por haberme enfadado con Mariano Rajoy. En nuestra sociedad creo que no ponemos en valor la riqueza de la aportación de la mujer a través de la familia. Mi hija es muy inteligente, estudia una doble titulación, pero yo le digo que lo más enriquecedor en la vida es encontrar una persona para compartirla y tener hijos. ¿Estoy a favor del heteropatriarcado? No sé: yo defiendo lo que creo, el don de la maternidad, que no tiene por qué estar detrás de lo laboral. Creo que, al final, una persona se realiza más, de verdad, en los proyectos personales que en los laborales o académicos".

revista_mision_10_aniversario

Perseverar e insistir y con alegría

Eso sí, vivir la fe en las familias hoy es complicado. "Los cristianos vamos a contracorriente de los amigos, entornos, etc... Por ejemplo, mi hijo de 21 años estudia en Stuttgart desde hace cuatro años. Pues bien, mi marido le llama todos los domingos y le pregunta si ha ido a misa. Cada domingo. Él dice que no nadie que viva la fe a su alrededor, que casi no hay iglesias católicas porque es una ciudad protestante, etc... Como familias, tenemos que perseverar e insistir. Eso al final queda".

En este ambiente, dijo que "la fe hay que saber venderla con su alegría, plenitud, bondad, generosidad, a contracorriente del wasap y el twitter.

Y señaló que a veces se ven mejoras. Por ejemplo, alabó el pastoreo del obispo Munilla. "Él ha logrado que la diócesis dé un vuelco, ha logrado que vivamos la fe con alegría". "Que Munilla sea nuestro obispo desde 2009, sí es un milagro, que a muchos nos ha devuelto casi la fe, y la confianza en la Iglesia". También explicó que "este fin de semana he estado en un retiro de Emaús, y he venido flotando", como un ejemplo de que siempre se puede crecer en la fe y su alegría.

¿Y cómo formarse mejor para afrontar estos retos? Pues, por ejemplo, con la prensa cristiana que defiende estos valores. Señalando a la otra contertulia, María Lacalle, explicó: "Hace unos diez años ella fue la primera en hablarme de ideología de género, y me di cuenta de lo desinformados que estábamos”. María San Gil recibe Misión en casa hace tiempo, le es de utilidad y denuncia que "no hay muchas entidades" que hagan una labor similar de formación y divulgación.

Diez años de frutos de la Revista Misión

El encuentro tuvo lugar en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, la entidad que más apoya e impulsa la revista. Fue moderado por la directora de la publicación, Isabel Molina Estrada, y por el redactor jefe, José Antonio Méndez. Entre el público estaban el obispo auxiliar de Madrid Juan Antonio Martínez Camino y el obispo emérito de Getafe, Joaquín María López de Andújar. Hablaron con brevedad el rector de la universidad, Daniel Sada, y Carlos Zancajo, superior en España del movimiento Regnum Christi y la Legión de Cristo, impulsores de la universidad. felicitaron a la revista por sus logros.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda