Miércoles, 23 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Muchos problemas en la vida sacerdotal nacen del escaso discernimiento en el seminario, dice el Papa

ReL

Al inicio de la recepción a los seminaristas de Agrigento, el Papa saludó a su arzobispo, el cardenal Francesco Montenegro.
Al inicio de la recepción a los seminaristas de Agrigento, el Papa saludó a su arzobispo, el cardenal Francesco Montenegro.

Francisco recibió este sábado a los cuarenta seminaristas de la diócesis de Agrigento, encabezados por su arzobispo, el cardenal Francesco Montenegro.

Y formuló una breve reflexión en torno a cuatro palabras concernientes a la vocación sacerdotal: camino, escucha, discernimiento y misión.

"El seminario es lugar y tiempo de discernimiento", afirmó respecto a la tercera de ellas: "Y esto exige acompañamiento, como hizo Jesús con los dos discípulos [de Emaús] y con todos sus discípulos, en particular los Doce. Les acompaña con paciencia y con sabiduría, les enseña a seguirLe en la verdad, desenmascarando las falsas expectativas que llevaban en el corazón. Con respeto y con decisión, como un buen amigo y también como un buen médico, que a veces debe utilizar el bisturí. Muchos problemas que se manifiestan en la vida de un sacerdote son debidos a una falta de discernimiento en los años del seminario. No todos y no siempre, pero sí muchos. Es normal, lo mismo vale para el matrimonio: algunas cosas que no se afrontan antes pueden convertirse después en problemas".

En cuanto al camino a seguir, primera palabra-clave, es "la realidad en la que cada uno de nosotros está llamado a vivir, y es el recorrido interior,  la vía de la fe y de la esperanza, que conoce momentos de luz y momentos de oscuridad”.

Escuchar es la segunda palabra-clave, porque "Dios es Palabra": “Jesús es la Palabra que se ha hecho escucha, acogida de nuestra condición humana”. En ese sentido, invitó a los seminaristas a un "diálogo con el Señor" como algo esencial en el seminario, "hecho de escucha recíproca: Él me escucha a mí y yo lo escucho a Él”.

Por último, la misión, "el hecho de salir juntos al encuentro con los demás”. El Papa les advirtió contra la tentación el individualismo, de ser "brillantes en la predicación, u organizando eventos, o en la belleza de las ceremonias", en detrimento de "la comunión y la colegialidad".

Francisco concluyó en que esas cuatro principios: caminar, escuchar, discernir y hacer juntos la misión "están todos ellos contenidos en el icono evangélico de los discípulos de Emaús", que les animó a meditar.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA