Miércoles, 28 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Nuevos mártires: Monjes víctimas de revolucionarios franceses y el franciscano que previó su muerte

Fray Cosme Spessotto fue asesinado en junio de 1980 en El Salvador, país en el que estuvo 30 años.
Fray Cosme Spessotto fue asesinado en junio de 1980 en El Salvador, país en el que estuvo 30 años.

ReL

Este miércoles la Santa Sede ha promulgado los decretos de la Congregación para las Causas de los Santos y que esta semana llega repleto del reconocimiento de milagros que propiciarán la canonización de personajes tan conocidos como Charles de Foucald o de María Doménica Mantovani, cofundadora y primera superiora general del Instituto de las Hermanitas de la Sagrada Familia.

Pero además, este decreto trae el reconocimiento del martirio del franciscano Cosme Spessoto en El Salvador en 1980 y el de seis monjes cistercienses asesinados por soldados revolucionarios franceses en Italia, cuando precisamente estos religiosos habían huido de Francia años antes.

A Cosme Spessoto, franciscano italiano que llegó a El Salvador en 1950 le tocó vivir la guerra civil salvadoreña y las injusticias cometidas en un país que sufrió miles de muertos. Desde 1953 hasta su asesinato en junio de 1980 estuvo en San Juan Nonualco, donde fue el responsable de construir la iglesia.

El franciscano que sabía que sería asesinado

Durante la guerra, lo que le llevó a ser odiado por algunos hasta ser asesinado, atendía a todos por igual fueran pobres o ricas, fueran militares o guerrilleros heridos. Además, una de sus grandes prioridades era dar a todos cristiana sepultura. "A todos los he bautizado, todos son hijos de Dios", repetía el sacerdote al auxiliar a los heridos en la guerra civil.
Recibió numerosas amenazas y sabía que sería asesinado. De hecho, dejó un testamento espiritual a sus feligreses en el que dejaba escrito que perdonaba a sus asesinos. Preveía su muerte cercana.

cosme-spessotto

Este es el testamento:

“Presiento que, de un momento a otro, personas fanáticas me pueden quitar la vida.

»Pido al Señor que a momento oportuno me dé fortaleza para defender los derechos de Cristo y de la Iglesia.

»Morir mártir sería una gracia que no merezco. Lavar con la sangre, vertida por Cristo, todos mis pecados, defectos y debilidades de la vida pasada, sería un don gratuito del Señor.

»De antemano perdono y pido al Señor la conversión de los autores de mi muerte. Agradezco a todos mis feligreses que, con sus oraciones y con sus manifestaciones de aprecio, me han animado a darles el último testimonio de mi vida, para que ellos también sean buenos soldados de Cristo.

»Espero seguir ayudándoles desde el cielo.

Cosme Spessotto”.

Mártires víctimas de los revolucionarios franceses

La Congregación para las Causas de los Santos también reconoce el martirio Simeone Cardon y sus cinco compañeros, religiosos cistercienses asesinados por odio a la fe entre el 13 y el 16 de mayo de 1799 en Casamari a manos de soldados revolucionarios franceses.

Este grupo estaba conformado por cuatro monjes franceses, un italiano y un checoslovaco. Gran parte de ellos habían huido a Italia desde la Revolución Francesa y los horrores cometidos en ella.

martirio-cistercienses

Finalmente, acabaron encontrando el martirio por estos mismos revolucionarios que se encontraban en Italia en aquel momento. Se quedaron en el convento para defender a Cristo Eucaristía y finalmente fueron asesinados.

Estos son el resto de decretos publicados por la Santa Sede este miércoles:

- el milagro, atribuido a la intercesión del beato César de Bus, sacerdote, fundador de la Congregación de los Padres de la Doctrina Cristiana (Doctrinari); nacido el 3 de febrero de 1544 en Cavaillon (Francia) y muerto en Aviñón (Francia) el 15 de abril de 1607.

- el milagro, atribuido a la intercesión del beato Charles de Foucauld (conocido como Charles de Jesus), sacerdote diocesano; nacido en Estrasburgo (Francia) el 15 de septiembre de 1858 y muerto en Tamanrasset (Argelia) el 1 de diciembre de 1916.

- el milagro, atribuido a la intercesión de la beata María Domenica Mantovani, cofundadora y primera Superiora General del Instituto de las Hermanitas de la Sagrada Familia; nacida el 12 de noviembre de 1862 en Castelletto di Brenzone (Italia) y fallecida allí el 2 de febrero de 1934.

- el milagro, atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Michael McGivney, sacerdote diocesano, fundador de la Orden de los Caballeros de Colón,(The Knights of Columbus); nacido el 12 de agosto de 1852 en Waterbury (Estados Unidos de América) y muerto en Thomaston (Estados Unidos de América) el 14 de agosto de 1890.

- el milagro, atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios Pauline-Marie Jaricot, Fundadora de las Obras del "Consejo de Propagación de la Fe" y del "Rosario Vivo"; nacida el 22 de julio de 1799 en Lyon (Francia) y fallecida allí el 9 de enero de 1862.

- las virtudes heroicas del Siervo de Dios Melchior-Marie de Marion Brésillac, obispo titular de Prusa, ex vicario apostólico de Coimbaore, fundador de la Sociedad de Misiones Africanas; nacido el 2 de diciembre de 1813 en Castelnaudary (Francia) y muerto en Freetown (Sierra Leona) el 25 de junio de 1859.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA