Jueves, 02 de abril de 2020

Religión en Libertad

La Penitenciaría Apostólica posibilita las absoluciones colectivas en ciertos casos

La Iglesia decreta indulgencias plenarias para enfermos y para quien rece por el fin de la pandemia

La pandemia del Covid19 satura los hospitales y cambia las prácticas penitenciales habituales
La pandemia del Covid19 satura los hospitales y cambia las prácticas penitenciales habituales

ReL

Un nuevo decreto penitenciario de la Iglesia Católica otorga indulgencia plenaria a los pacientes con coronavirus, a quienes los cuidan y a todos los fieles del mundo que rezan por ellos. El decreto también recuerda que en ciertos casos es posible dar una absolución colectiva a grupos de personas al confesarse. 

Ante la emergencia del coronavirus, la Iglesia ofrece la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria para los fieles enfermos del coronavirus, así como para los trabajadores de la salud, los familiares y todos aquellos que, en cualquier capacidad, incluso con oración, los cuidan.

Así lo establece un Decreto de la Penitenciaría Apostólica publicado este viernes día 20 y firmado por el cardenal penitenciario mayor, Mauro Piacenza, y por el segundo oficial del organismo, monseñor Krzysztof Nykiel.

Como siempre sucede con las indulgencias, sólo ayudarán en su paso por el Purgatorio a las personas que mueren en gracia de Dios. Para facilitar que la muerte sea en gracia de Dios, una nota que acompaña al Decreto explica que por "la gravedad de las circunstancias actuales" y "especialmente en los lugares más afectados por la infección pandémica y hasta que el fenómeno vuelva a controlarse", será posible en ciertas condiciones impartir "la absolución colectiva", es decir, a varios fieles juntos, "sin previa confesión individual".

covid_indulgencias

Quien esté en cuarentena, o enfermo, o parientes... y que recen

Para obtener la Indulgencia Plenaria, los pacientes con coronavirus, los que se someten a cuarentena, así como los trabajadores de la salud y los familiares que se exponen al riesgo de contagio para ayudar a los afectados por Covid-19, también pueden simplemente recitar el Credo, Padre nuestro y una oración a María.

Los demás podrán elegir entre varias opciones:
- visitar el Santísimo Sacramento
- o la adoración eucarística
- o leer las Sagradas Escrituras durante al menos media hora,
- o rezar el Rosario,
- el Vía Crucis,
- o recitar la Coronilla de la Divina Misericordia,

pidiendo a Dios el cese de la epidemia, el alivio de los enfermos y la salvación eterna de los difuntos. 

La indulgencia plenaria también puede ser aplicada a los fieles que en el momento de la muerte no pudieron recibir el sacramento de la Unción de los enfermos y el viático: en este caso se recomienda el uso del crucifijo o la cruz.

Absolución colectiva, siempre avisando al obispo

En lo que respecta a la absolución colectiva, explica la Penitenciaría, "el sacerdote está obligado a advertir, en la medida de lo posible, al obispo diocesano o, si no puede, informarle lo antes posible".

De hecho, siempre depende del obispo diocesano, subraya la nota, "determinar, en el territorio de su circunscripción eclesiástica y en relación con el nivel de contagio pandémico, los casos de grave necesidad en los que está permitido impartir la absolución colectiva: por ejemplo, en la entrada de salas hospitalarias, donde los fieles infectados en peligro de muerte son hospitalizados, utilizando los medios para amplificar la voz tanto como sea posible y con las precauciones adecuadas, para que se pueda escuchar la absolución ".

mauro_piacenza

El cardenal Mauro Piacenza firma el decreto como Penitenciario Mayor

Crear grupos de capellanes hospitalarios extraordinarios

La Penitenciaría también solicita evaluar "la necesidad y la oportunidad de establecer, cuando sea necesario, de acuerdo con las autoridades sanitarias, grupos de 'capellanes hospitalarios extraordinarios', también de forma voluntaria y de conformidad con las normas de protección contra el contagio, para garantizar la necesaria ayuda espiritual a los enfermos y moribundos ".

Además, donde “los fieles individuales se encontraron en la dolorosa imposibilidad de recibir la absolución sacramental, se recuerda que la contrición perfecta, proveniente del amor a Dios sobre todas las cosas, expresada por una sincera solicitud de perdón (lo que en este momento el penitente es capaz de expresar) y acompañado por el votum confessionis, es decir, por la firme resolución de recurrir a la confesión sacramental lo antes posible, obtiene el perdón de los pecados, incluso los mortales ", como lo indica el Catecismo de la Iglesia Católica (n. 1452 ).

"El momento presente en el que toda la humanidad está amenazada, amenazada por una enfermedad invisible e insidiosa, que desde hace mucho tiempo ha entrado fuertemente en la vida de todos, dice la Penitenciaría, está marcada día tras día por temores angustiosos, nuevas incertidumbres y sobre todo el sufrimiento físico y moral generalizado ".

Y concluye: "Nunca como en este momento la Iglesia ha experimentado el poder de la comunión de los santos, levantando votos y oraciones a su Señor crucificado y resucitado, en particular el sacrificio de la Santa Misa, celebrada diariamente, incluso sin personas, por los sacerdotes" y como "Buena madre, la Iglesia implora al Señor que la humanidad se libere de tal flagelo, invocando la intercesión de la Santísima Virgen María, Madre de la Misericordia y Salud de los Enfermos, y de su Esposa San José,

Lea aquí el decreto completo de la Penitenciaria en italiano

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA