Martes, 11 de mayo de 2021

Religión en Libertad

Santos Vital, Valeria, Gervasio y Protasio, familia santa.

Una familia entregada a Cristo hasta las últimas consecuencias.

Ramón Rabre

Santos Vital, Valeria e hijos, mártires.
Santos Vital, Valeria e hijos, mártires.

San Vital y familia, mártires. 28 de abril.

La leyenda les pone como los padres de los Santos Gervasio y Protasio (7 y 19 de junio, invención y traslación de las reliquias, respectivamente). Al estallar la persecución contra los cristianos en Rávena, imperando Nerón, en el año 64 fue apresado y trasladado a Rávena el médico San Urcisino (19 de junio). Al ser conminado al martirio, Vital, que le había seguido y se hallaba presente, le anima a padecer cuando le ve flaquear. Una vez degollado, Vital toma el cuerpo de Ursicino y lo entierra, lo que le vale ser arrestado y después de sufrir varias torturas para hacerlo apostatar, el juez Paulino manda lanzarlo a una fosa profunda y cubrirla de tierra. Valeria tendría la intención de recuperar el cuerpo, pero los cristianos de Rávena la previenen del peligro de hacerlo, después intenta ir a Milán, pero durante el recorrido unos paganos la invitan a que sacrifique con ellos a los dioses; ella lo rechaza y por ello es retenida y muere en la cárcel, tres días después.

El martirio de sus hijos Gervasio y Protasio se narra en un documento que le da el nombramiento “servus Christi”. Este escrito fue hallado junto a los cuerpos de Gervasio y Protasio, encontrados el 7 de junio de 386 por San Ambrosio de Milán (4 y 5 de abril, muerte y entierro; 7 de diciembre, consagración episcopal), luego de una revelación. Pero los martirios de Valeria y Vital no aparecen en dicho documento, que, suponiendo sea verdadero, se limita a decir que los padres de Gervasio y Protasio se llamaban así. Según este, Gervasio y Protasio serían mártires mucho tiempo después de sus padres, pues dice que:

"siendo ya difuntos sus padres (...) vendieron la casa propia, en que habían nacido, y toda su hacienda, y repartieron el precio de ella a los pobres, y a sus esclavos, dándoles libertad; y encerrándose en un aposento, para darse al estudio y la oración, estuvieron en él diez años, vacando á solo Dios; y al onceno alcanzaron la corona del martirio".

 

Es decir, que ambos eran adultos al ser martirizado su padre, y morir su madre. Del martirio de los hermanos narra que fue en tiempo del príncipe Astasio, que pretendía cargar contra los marcomanos (Moravia):

"saliéronle al camino los sacerdotes de sus templos, y dijéronle [a Astasio], que si quería alcanzar victoria de los enemigos, apremiase a Gervasio y a Protasio, que eran cristianos, para que sacrificasen a los dioses inmortales: los cuales estaban enojados con ellos, porque les negaban la debida adoración, y que no querían ya responder a sus preguntas, ni hacer a los pueblos el favor que solían con sus oráculos".
 


Así pues, apresados, fueron martirizados. Protasio decapitado y Gervasio a palos. Ambos serían enterrados en Milán, y olvidados, para aparecer en 396 a San Ambrosio, según dije antes. Este mensaje de enojo de los dioses y mal augurio sobre la batalla podría explicarse si ambos hermanos fueran soldados (cosa que no nos dice el martirio de Vital). Como señala Eusebio en la Historia Eclesiástica y se deduce de la passio de San Mauricio, eran comunes los sacrificios previos o posteriores a las batallas, unos para pedir el favor de los dioses, y otros para dar gracias. En ellos, si había soldados cristianos que se negaban a sacrificar, eran ajusticiados. Por una parte era de mal ejemplo permitirles vivir luego de desobedecer; y por otra, los dioses podían molestarse y hacer caer en desgracia al ejército. Ahora, sabiendo que estas luchas sobre Moravia tuvieron lugar en tiempos de Marco Aurelio Antonino, habría que decir que el martirio habría ocurrido a mediados del siglo II, más de 100 años después de la muerte de Vital y Valeria. Algunos incluso dicen que podrían ser mártires más recientes a la época de Ambrosio.

El Metrafastre en sus vidas de santos añadió a la narración el nombre del juez: Anolino; y convierte los diez años de retiro, en diez años de cárcel, para finalmente ser martirizados junto a Santos Nazario y Celso (28 de julio; 12 de junio, invención de las reliquias; 10 de mayo, traslación; 19 de junio, junto a Gervasio y Protasio, y 14 de octubre, Iglesia Griega), cuya invención también se debe a San Ambrosio, pero cuya "passio" dice que fueron martirizados más de un siglo después de Gervasio y Protasio, imperando Diocleciano. Por lo que esta asociación es tardía y sin fundamento.

Pero, que ¿hay de cierto en todo estas historias? Que haciendo excavaciones en la iglesia de los santos Nabor y Félix (12 de julio), se hallaron por casualidad dos cuerpos titulados como Gervasio y Protasio, y para darles más importancia, se les unió a los ya conocidos mártires Vital y Valeria. Es decir, son dos mártires reales, pero con una vida legendaria. Es una táctica bastante usual: unir mártires poco conocidos a otros más venerados, como Vital, en Rávena, para dotar a los primeros de más rango y fama. Además, fue un acto inteligente por parte de San Ambrosio, pues conocidas eran las pugnas (agravadas en entre los siglos V y VI) entre Rávena y Milán por convertirse en ciudades capitales, empeñadas una y otra, en ganar prestigio ante Roma, sede del senado. Uniendo a ambas ciudades mediante los mártires, padres e hijos, se lograba un punto de acercamiento, a la par que Milán elevaba su status frente a Rávena.

En Milán existió la iglesia (hoy destruida) dedicada sólo a Santa Valeria. Actualmente existen la de San Vital y otra dedicada a Gervasio y Protasio, donde reposan sus cuerpos. Otras reliquias de los hermanos fueron llevadas a Tours por San Eustoquio (19 de septiembre), obispo de esta ciudad. Y otras en Breisach am Rhein, Alemania, otras más en la catedral de Soissons, y en otras zonas de Bretaña.

A San Vital se dedicó la importante basílica de San Vital de Rávena, en el siglo VI, de bellos y magníficos mosaicos conservados hasta hoy. Esta Basílica fue consagrada el 17 de mayo de 548, y más tarde se dedicó también a sus hijos Gervasio y Protasio, mientras que un altar lateral se dedicó a San Urcisino. San Vital tiene también una iglesia en Venecia, en donde se representa como soldado, a caballo.

Fuente:
-http://preguntasantoral.blogspot.com.es/

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda