Jueves, 25 de abril de 2019

Religión en Libertad

Jean Louis Touraine, diputado masón, preside la Comisión para el Fin de la Vida de la Asamblea

Así dirige la masonería la ingeniería social: el ejemplo de la ofensiva de la eutanasia en Francia

Jean Louis Tourane es masón, activista proeutanasia y preside la comisión para el Fin de la Vida
Jean Louis Tourane es masón, activista proeutanasia y preside la comisión para el Fin de la Vida

Javier Lozano / ReL

TAGS:
En 2016 Francia aprobaba una ley que legalizaba el dejar de alimentar e hidratar enfermos si lo piden ellos mismos o un delegado suyo en caso de incapacidad. Los colectivos provida mostraron su gran preocupación por esta normativa que abría la puerta a un coladero mientras que los grupos proeutanasia quedaron a su vez defraudados con una ley que consideraban muy corta.

No han pasado ni dos años desde entonces y el lobby proeutanasia ha vuelto con fuerza intentando acelerar la agenda desde la propia Asamblea Nacional, para así presionar a un presidente Macron a que legisle sobre este asunto.

Ofensiva a favor de la eutanasia
De hecho, la mayor presión proviene de personas del propio partido del presidente así como de las logias masónicas. Este mismo miércoles se ha presentado un manifiesto a favor de la eutanasia y de una legislación favorable que ha sido impulsado por el diputado Jean-Louis Touraine y que ha sido apoyado por una cuarta parte de los diputados franceses, un total de 156 de los que 132 eran del partido gobernante.


Touraine, actualmente diputado de En Marche, junto al presidente Macron

Touraine es profesor de Medicina en Lyon y un veterano político del Partido Socialista, donde fue diputado desde 2007 a 2016 y que viendo el potencial de Macron se pasó a sus filas siendo ahora parlamentario por este partido.

Un activista preside la Comisión para el Fin de la Vida de la Asamblea
Este superviviente político lo es por una razón. Es un activista. Da igual el partido. Lo importante es conseguir los objetivos y el principal es aprobar la eutanasia. De hecho, es la cara más visible de este movimiento y gran voz de la Asociación por el Derecho a Morir con Dignidad (ADMD).

La Asamblea Francesa creó hace unos meses una Comisión para el Fin de la Vida que está precisamente presidida por este diputado proeutanasia que lidera ahora esta campaña de presión que busca la legalización, por lo que la comisión no es otra cosa que un altavoz a sus propuestas.

Reconocido masón del Gran Oriente de Francia
Touraine no es solo un político que no tiene problema en cambiar de partido para seguir gozando de esta influencia sino que además es un reconocido y orgulloso masón del Gran Oriente de Francia, siendo uno de los habituales en sus reuniones tanto en Lyon como ahora en París. Y este dato es también importante a la hora de comprender su activismo proeutanasia.

Este médico lleva desde la década de 1980 haciendo campaña por el suicidio asistido y la eutanasia, término este último que no le gusta porque dice que lo utilizaban los nazis. Prefiere un eufemismo como “asistencia médica para morir según la voluntad del paciente”, aunque el fin sea claramente el mismo.

Una "libertad esencial"
Según él, los franceses están privados de una “libertad esencial” y lo compara con la lucha emprendida para legalizar el aborto. “Hoy se da la misma pregunta que sobre el aborto a principios de los años 70”, afirmó.

“Queremos agregar este nuevo derecho, una posibilidad para que alguien diga: ‘quiero parar mi vida ahora’”, explica una y otra vez, apelando a la “igualdad”. Y es que cada vez que puede cita a Sully Prudhomme: “Es bueno aprender a morir por voluntad, no por un golpe traicionero. Quien sabe cómo morir ya no necesita maestro”.



La reunión masónica que anticipaba el presente
Lograr una ley aunque sea limitada es sólo el principio para abrir la puerta a otras políticas como la eutanasia infantil y la muerte sin ningún tipo de límite. Y lo que está ocurriendo en estos momentos se entiende mejor gracias a un reportaje publicado en 2015 en Famille Chretienne donde uno de sus periodistas logró entrar en una de las conferencia que organizó la logia masónica del Gran Oriente de Francia para tratar sobre asuntos bioéticos y debatir sobre cómo aprobar una ley de la eutanasia en Francia, y concretamente una infantil.

Curiosamente, uno de los protagonistas de aquella reunión fue Jean Louis Touraine, entonces diputado por el Partido Socialista y hoy presidente de la Comisión para el Fin de la Vida de la Asamblea Nacional.

El invitado estrella en aquella reunión de la logia era el senador belga Philippe Mahoux, el padre de la ley que despenalizó la eutanasia en Bélgica en 2002 y la de 2014 que la extendió a los niños.

La eutanasia, "un gesto de vida"
El político belga dio consejos a sus colegas franceses y Touraine, entre otros, tomó nota. Mahoux definía la eutanasia como “un gesto último de humanidad, ¡que es un gesto de vida!”. Y además aseguraba que “el escándalo no es la muerte, sino el sufrimiento y la enfermedad. Y más cuando se trata de un niño”.

Por todo ello, pidió a los políticos franceses que luchasen por un “espacio de libertad” que propiciase una eutanasia “sin límite de edad”. Esa lucha se produce precisamente ahora en la Asamblea Francesa encabezada por un diputado masón que estaba presente en aquella reunión.



Las leyes, debatidas en las logias
Pero no es nueva la relación entre las logias masónicas y la redacción de muchas leyes. En una reciente entrevista con La Contra TV, el profesor y experto en masonería Alberto Bárcena, incidía en este aspecto. “Muchas de las leyes republicanas (francesas) se han ‘planchado’, por utilizar terminología masónica, debatido, previamente en las logias para ser llevadas luego al Parlamento".

Haciendo referencia a la ley del aborto, que también menciona el diputado Touraine anteriormente, Bárcena recuerda como el gran maestre del Gran Oriente, Pierre Simon, calificó la aprobación de aquella ley como “una victoria de la masonería sobre el pensamiento judeo-cristiano” porque “defender la vida supone también tener el valor de rechazarla”.

También el exmasón Serge Abad Gallardo, autor del libro Por qué dejé de ser masón, explicaba que “hay un grupo importante de masones presentes en el Parlamento. Se llama “Fraternidad Parlamentaria” y está constituido de 400 masones de todas la obediencias masónicas, siendo todos ellos altos funcionarios y diputados. Son casi el 20% del Parlamento. Y todo ello sin tener en cuenta a los diputados masones que no pertenecen a este grupo. Ellos votan estas leyes sociales (aborto, matrimonio homosexual, etc.) en primer lugar como masones, sea cual que sea su partido político. Todas estas leyes sociales que son contrarias al derecho natural ya han sido elaboradas y escritas en las logias antes de ser votadas”.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA