Miércoles, 01 de diciembre de 2021

Religión en Libertad

Un estudiante católico es perseguido por afirmar fuera de su escuela que solo hay dos géneros

Protesta de género en una escuela.
Las políticas de género aplicadas en la escuela comienzan a entrar en colisión con la fe de millones de personas.

J. M. C. / ReL

El pasado mes de septiembre, un estudiante católico de New Hampshire (EE.UU.) fue suspendido de un partido de fútbol americano por el único motivo de afirmar que tan solo hay dos géneros, masculino y femenino.

Todo podría haber quedado en una simple suspensión deportiva. Sin embargo, apoyado por la organización jurídica católica Cornerstone, el estudiante decidió defender en los tribunales la verdad que sostiene al respecto su fe.

Según informó The Portsmouth Herald este 4 de noviembre, el equipo legal de la organización presentó la demanda contra la escuela pública ante un tribunal estatal que pretende impedir la aplicación de su política de género. 

El documento, amparado en la violación del derecho del estudiante de profesar sus creencias y manifestarlas públicamente, define al perjudicado como “un católico creyente que se aferra a la doctrina cristiana de que Dios creó al ser humano como hombre y mujer”.

Acceso a la escuela secundaria de Exeter.

De salir prosperar la demanda, la escuela no podrá aplicar su política de género contra estudiantes como M.P., expulsado de un partido de futbol debido a su fe.  

Las políticas de género cancelan la fe de millones de personas

Una doctrina que, lejos de ser profesada por el estudiante de forma particular, es una de las verdades de fe que creen millones de cristianos, como recoge el documento vaticano empleado para justificar la demanda, Hombre y mujer los creó.

“Las enseñanzas formales de la Iglesia Católica rechazan explícitamente todos los 'intentos de negar la dualidad hombre-mujer de la naturaleza humana'”, recoge la demanda.

De esta manera, el equipo legal de Cornerstone busca frenar las penalizaciones que sufren cada vez más estudiantes por las políticas educativas de los centros debido a su política de género.

En el caso de la normativa de género establecida por la escuela de Exeter (que puede consultarse aquí), “un estudiante tiene derecho a que se le llame con un nombre y pronombre que corresponda a su identidad de género”, sin ser necesario “un cambio de nombre o género” previamente solicitado.

El estudiante, a quien su defensa se refiere como M.P., se encontraba en una clase de español el 9 de septiembre cuando el profesor pidió a los alumnos que se presentaran.

Uno de ellos expresó su preferencia de que se refiriesen a él con un pronombre distinto al de su propio sexo, pero el católico perjudicado no tuvo interacción con el estudiante. Simplemente se limitó a comentar con otros compañeros en el autobús escolar su parecer sobre la normativa.

Fue entonces cuando una alumna escuchó la conversación e intervino afirmando que había más de dos géneros. “No, no es así: solo hay dos”, respondió M.P.

Tras este breve cruce de palabras, ambos intercambiaron algunos mensajes por teléfono y continuaron la conversación fuera del horario y centro. A juicio de la junta escolar, M.P. era merecedor de la suspensión deportiva en la escuela.

La demanda destaca que los motivos por los que procedieron las autoridades “no son neutrales hacia la religión”. Por el contrario, “obligan a MP a negar los principios históricos de su fe al afirmar identidades de género no binarias o usar términos cargados ideológicamente”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda