Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

El empeño de Santa Katharine Drexel provocó que se cambiara la normativa

¿Sabías que fue una santa quien cambió la política fiscal para que pudieras deducir tus donativos?

Santa Katharine Drexel con una niña
Santa Katharine Drexel dedicó su vida a los nativos americanos y afroamericanos

Javier Lozano

Santa Katharina Drexel (1858-1955) fue una de las primeras santas canonizadas en este tercer milenio. Esta religiosa estadounidense fundadora de las Hermanas del Santísimo Sacramento fue canonizada en el año 2000 tras una vida llena de virtudes heroicas que la llevaron a entregar su vida por las personas negras y los nativos americanos.

Pero la aportación de esta santa a la Iglesia y a su país fue incluso mayor, teniendo una influencia muy concreta en el futuro y en un ámbito en el que la presencia de una monja podría llamar poderosamente la atención.

Katharine Drexel era la rica heredera de un importante banquero en Estados Unidos. Ella prefirió la misión a la riqueza material, pero no dudó en utilizar en favor de los pobres y de las obras de la Iglesia todo lo que ella había conocido gracias a los negocios familiares.

De hecho, su papel fue fundamental para la modificación del Código Fiscal al presionar con éxito al Congreso de Estados Unidos para que aprobara una deducción del impuesto sobre la renta para las donaciones caritativas. Este hecho tuvo consecuencias futuras, pues abrió camino para que en el presente organizaciones católicas dedicadas a la caridad  facilitar la recepción de donativos por parte de particulares y otras organizaciones.

En este siglo XXI es común que las familias puedan deducirse en sus declaraciones de la renta parte de los donativos realizados a obras de caridad. Pero en Estados Unidos al menos no se lo deben a un político en particular, ni a un economista ni a un profesor universitario o abogado. La responsable de una de las deducciones más populares es precisamente una santa católica, la monja Santa Katharine Drexel.

Esta santa es bastante conocida al ser una figura pionera a comienzos del siglo XX en la defensa y cuidado de los nativos americanos y los afroamericanos, pero eran pocos los que sabían que ha tenido el mayor impacto y el más duradero en la filantropía en la historia de su país.

Santa Katharine Drexel fue canonizada en el año 2000

Todo comenzó en 1914 con el estallido de la I Guerra Mundial, lo que impulsó en EEUU la creación del impuesto federal sobre la renta. En 1917 esta política fiscal se amplió lo que provocó que el pago de estos impuestos de la Madre Katharine se disparasen y pusieran potencialmente en peligro el trabajo de las Hermanas del Santísimo Sacramento, congregación fundada por la heredera del banquero Francis Drexel.

Pero el momento más importante se produjo en 1924 cuando esta religiosa y su influyente familia presionaron con éxito al Congreso para lo que más tarde se conoció cono la “disposición de las monjas de Filadelfia”, conocidas así porque tienen la casa madre en Bensalem (Pensilvania).

Según esta disposición, cualquiera que hubiera donado el 90% de sus ingresos a la caridad durante los 10 años anteriores estaría exento del impuesto de la renta.  Seth Smith, profesor de Historia en la Universidad Católica de América, explica a Catholic News Service que esta “era una distinción que describía a un solo ciudadano estadounidense en ese momento: la Madre Katharine”.

Sin embargo, aunque en un principio fue una disposición creada ad hoc para esta futura santa puso los ladrillos para algo mucho más universal y que llegaría más adelante: la deducción por donativos para obras caritativas. Su influencia para que esto ocurriera es innegable.

De este modo, Phil Brach, vicepresidente de Relaciones Universitarias en el Belmont Abbey College en Carolina del Norte asegura que esta disposición de las monjas de Filadelfia fue fundamental para diferenciar a la Madre Katharine de otros filántropos contemporáneos más conocidos como eran John D. Rockefeller y Andrew Carnegie.

Katharine Drexel con dos frailes y un nativo americano

Santa Katharine Drexel, junto al indio navajo Charlie Mitchell y dos franciscanos, durante una visita a la Misión Santa Isabel, en Lukachukai (Arizona). Foto: Seton Hall University, Treasures of the Catholic Research Resources Alliance.

“Lo que la hizo única es el orden de magnitud, pues hubo años en los que la cantidad que dio fue caso igual a la cantidad combinada de todas las colectas de todas las parroquias de todo el país”, añade Brach.

A lo largo de su vida, la santa dio 20 millones de dólares de lo que poseía como heredera de esta familia de banqueros.

Estas donaciones favorecieron principalmente a católicos negros y nativos americanos en un contexto histórico en los que los prejuicios raciales eran muy altos y la pobreza estaba muy extendida entre estas comunidades. Para ello construyó escuelas y hasta una universidad, la actual Universidad Xavier de Luisiana, la única universidad históricamente católica negra del país.

Phil Brach recuerda además que pocos han sido capaces de igualar el alcance de las donaciones de la Madre Drexel tanto en su momento como en la actualidad. Y para ello citó a Giving Pledge, una campaña filantrópica encabezada por multimillonarios como Bill Gates o Warren Buffet. En ella se alienta a los ricos a donar el 50% de su riqueza a causas benéficas, pero este porcentaje está muy alejado del 90% que sí dio la santa estadounidense.  “Por algo es la santa patrona de la filantropía”, recuerda.

La disposición se aprobó sin problemas en 1924 pero su oposición se manifestó fuertemente en 1933, durante el apogeo de la Gran Depresión y la necesidad del Estado de recaudar todo el dinero posible. Pero finalmente, la intermediación de influyentes obispos permitió que siguiera vigente. Y lo estuvo hasta la muerte de la Madre Drexel en 1955.

Finalmente, en 1969 la “disposición de las monjas de Filadelfia” fue eliminada del Código Fiscal, pero la semilla ya había echado raíces. “En el lenguaje oficial podría estar ya fuera del código fiscal, pero en general esta disposición fue la génesis de la deducción caritativa que aún existe”.

Más información sobre esta santa:

Katharine Drexel, la rica heredera de un banquero que prefirió fundar como misionera en el Oeste

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda