Viernes, 03 de abril de 2020

Religión en Libertad

Marcus Schonnop en 2020 va a ser sacerdote en la congregación de Compañeros de la Cruz

Agnóstico, casi ateo, ante el Santísimo retó a Dios: «Sentí olas de gozo, amor, supe que era real»

Marcus sonríe el día de su lectorado, y detrás sus padres, que se convirtieron dos años después que él
Marcus sonríe el día de su lectorado, y detrás sus padres, que se convirtieron dos años después que él

P.J.Ginés/ReL

Después de 8 años de estudios Marcus Schonnop va a ser ordenado sacerdote este año en la congregación de Compañeros de la Cruz, una congregación de sacerdotes de estilo carismático que cuenta con 37 sacerdotes, una veintena de seminaristas y dos obispos, con sedes en dos ciudades de EEUU y 3 de Canadá.

Lo peculiar en el caso de Marcus es su historia de fe. Fue bautizado y confirmado como adulto, en 2010. Nació en una familia sin fe, nadie le habló nada positivo de Dios en su vida hasta que, en la universidad, un compañero de habitación católico empezó a compartir cosas sobre su fe. Le pagaron una estancia en un retiro espiritual para universitarios al que fue a regañadientes y allí cambió su vida.

Un compañero de habitación cristiano

"Vengo de una familia maravillosa, crecí en la costa Oeste de Canadá, pero no supe ni oí nada sobre Dios o el cristianismo de forma positiva hasta que fui a la universidad. Mi compañero de habitación era católico. Hasta entonces, yo me consideraba un agnóstico bordeando el ateísmo", explica en un testimonio publicado en Mosaic.

"Mi compañero de habitación parecía un tipo normal, pero para mi asombro estaba encendido con un fuego de amor por Dios. Rápidamente desmontó mis falsas nociones sobre los cristianos y me encontré intrigado, y a la vez confundido, por la fe católica. Empezó un proceso de tres años de hacer preguntas, mientras examinaba que es lo que yo realmente creía".

Cuando llevaba ya casi esos 3 años le invitaron a unas jornadas para universitarios católicos. "Si soy honesto, yo no quería ir. pero alguien pagó por mí, diciendo que la convención cambiaría mi vida. Acepté el dinero y acudí, escéptico".

Una experiencia mística ante el Santísimo

En esas jornadas hubo una noche de adoración ante el Santísimo Sacramento. «Esa noche le di a Dios un ultimátum: 'Dios, si eres real, tienes que mostrármelo, o yo me voy. Ya tuviste tu oportunidad'.»

"Al instante, el Señor respondió con poder y sentí olas de gozo, amor, paz y calor atravesando todo mi cuerpo. Fui 'bautizado en el Espíritu Santo' antes incluso de estar bautizado. Supe al instante que Dios era real, que Jesús murió por mis pecados y que Él tenía un plan definitivo para mi vida. Es como si se encendieran las luces", recuerda.

"Supe que tenía que hacerme católico", explica. Realizó el curso habitual en las parroquias para iniciación cristiana de adultos y entendió que todos sus valores estaban cambiando. Quería dedicar su vida a servir a Dios.

marcus_acolito

"Me enamoré de compartir la fe"

Durante un año fue un joven misionero itinerante por Canadá con NetMinistries (ReL explica aquí como funciona NetMinistries).

"Me enamoré de compartir la fe y de ver cómo otros se encuentran con Dios". Terminado ese año misionero, empezó a discernir el sacerdocio. "Empecé a notar una gran paz y amor en la idea de ser sacerdote". Después conoció a los Compañeros de la Cruz, con los que empezó sus estudios en 2012.

Pero ese año fue importante también porque fue cuando sus padres se hicieron católicos, 2 años después del bautizo de su hijo.

marcus_padres_lectorado

Marcus con sus padres en su ceremonia del lectorado

Marcus reflexiona sobre esta red de transmisión: "Encontré a Dios y su amor inmenso como resultado de que mi compañero de habitación se atrevió a compartir su fe conmigo. Por él, pude recibir la fe y pasarla a mis padres", se asombra con alegría.

marcus_diacono

Marcus ya como diácono

Pronto será sacerdote en los Compañeros de la Cruz, aprobados en 2003 como Sociedad de Vida Apostólica, una comunidad que se declara "eucarística, carismática, mariana y magisterial". Uno de sus miembros es obispo auxiliar en Ottawa y otro es el obispo castrense de Canadá.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA