Viernes, 22 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Mensaje del Papa para la Jornada de los Pobres, en noviembre: los pobres también pueden dar

El Papa Francisco en una comida con personas atendidas por la Limosnería vaticana en 2019
El Papa Francisco en una comida con personas atendidas por la Limosnería vaticana en 2019

ReL

"¡Hay muchas pobrezas de los “ricos” que podrían ser curadas por la riqueza de los “pobres”, ¡si sólo se encontraran y se conocieran!", exhorta el Papa Francisco. "Ninguno es tan pobre que no pueda dar algo de sí mismo en la reciprocidad. Los pobres no pueden ser sólo los que reciben; hay que ponerlos en condiciones de poder dar, porque saben bien cómo corresponder. ¡Cuántos ejemplos de compartir están ante nuestros ojos! Los pobres nos enseñan a menudo la solidaridad y el compartir".

Así se expresa el Papa en su Mensaje para la V Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará el domingo 14 de noviembre. Esta jornada anual, creada por el Papa Francisco, tiene este año el lema «A los pobres los tienen siempre con ustedes» (Mc 14,7), una frase de Jesús. (Aquí, el texto completo del Papa para esta jornada en 2021)

En el mensaje que el Papa publica para animar a la reflexión y preparación de esta jornada, el Pontífice recuerda la escena de la mujer pecadora que ungió con un carísimo perfume a Jesús, entre las murmuraciones de los demás. «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para darlos a los pobres?», dijo Judas, que según San Juan era ladrón y no pensaba en los pobres sino en quedárselo.

"Jesús les recuerda que el primer pobre es Él, el más pobre entre los pobres, porque los representa a todos. Y es también en nombre de los pobres, de las personas solas, marginadas y discriminadas, que el Hijo de Dios aceptó el gesto de aquella mujer", señala el Papa.

El texto del Papa Francisco anima a reconocer que los pobres no sólo están para recibir caridad, sino que pueden y deben aportar mucho.

Así, Francisco retoma un párrafo de Evangelii Gaudium: "«Ellos [los pobres] tienen mucho que enseñarnos. Además de participar del sensus fidei, en sus propios dolores conocen al Cristo sufriente. Es necesario que todos nos dejemos evangelizar por ellos. La nueva evangelización es una invitación a reconocer la fuerza salvífica de sus vidas y a ponerlos en el centro del camino de la Iglesia. Estamos llamados a descubrir a Cristo en ellos, a prestarles nuestra voz en sus causas, pero también a ser sus amigos, a escucharlos, a interpretarlos y a recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos. Nuestro compromiso no consiste exclusivamente en acciones o en programas de promoción y asistencia; lo que el Espíritu moviliza no es un desborde activista, sino ante todo una atención puesta en el otro".

Este texto de Francisco cita sólo a dos autores que no sean de la Escritura o del Magisterio papal, y es a San Juan Crisóstomo, Patriarca de Constantinopla de finales del s.IV, gran predicador de cuestiones sociales. "El hombre misericordioso es un puerto para quien está en necesidad: el puerto acoge y libera del peligro a todos los náufragos; sean ellos malvados, buenos, o sean como sean aquellos que se encuentren en peligro, el puerto los protege dentro de su bahía. Por tanto, también tú, cuando veas en tierra a un hombre que ha sufrido el naufragio de la pobreza, no juzgues, no pidas cuentas de su conducta, sino libéralo de la desgracia», escribió Crisóstomo (en Discursos sobre el pobre Lázaro, II, 5).

Su otra cita es de Primo Mazzolari, un sacerdote italiano volcado en los pobres en la primera mitad del siglo XX, en proceso de beatificación. Proclamó en 1949: «Quisiera pedirles que no me pregunten si hay pobres, quiénes son y cuántos son, porque temo que tales preguntas representen una distracción o el pretexto para apartarse de una indicación precisa de la conciencia y del corazón. [...] Nunca he contado a los pobres, porque no se pueden contar: a los pobres se les abraza, no se les cuenta».

El Papa finaliza así su mensaje: "Los pobres están entre nosotros. Qué evangélico sería si pudiéramos decir con toda verdad: también nosotros somos pobres, porque sólo así lograremos reconocerlos realmente y hacerlos parte de nuestra vida e instrumentos de salvación".

(Aquí, el texto completo del Papa para esta jornada en 2021)

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda