Viernes, 15 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Álvaro Martínez habla de esta herramienta de evangelización

Cursillos de Cristiandad cumple 70 años: más de 250.000 personas han participado en ellos en España

Álvaro Martínez es el actual presidente nacional de Cursillos de Cristiandad, movimiento iniciado hace ya 70 años
Álvaro Martínez es el actual presidente nacional de Cursillos de Cristiandad, movimiento iniciado hace ya 70 años

ReL

Del 7 al 10 de enero de 1949 se celebraba en el Monasterio de San Honorato de Mallorca el que es considerado como el primer Cursillo de Cristiandad. 21 personas participaron experimentando un encuentro con Dios que dio un vuelco a sus vidas.

Estos días se han cumplido siete décadas de lo que ahora es un movimiento eclesial extendido por todo el mundo, reconocido canónicamente por la Santa Sede y responsable de la conversión de miles de personas, que han descubierto la Iglesia a través de ellos.

En España, país en el que comenzaron los Cursillos de Cristiandad, durante estos 70 años se han realizado 10.500 cursillos en los que han participado 250.000 personas. Hoy está presente en 57 diócesis españolas.

El presidente de Cursillos de Cristiandad en España, Álvaro Martínez, explica en esta entrevista en el Diario de Córdoba qué son y qué ofrece este movimiento en la sociedad del siglo XXI:

«El cursillo de cristiandad es una experiencia de búsqueda»

- En el siglo XXI, ¿cómo es un cursillo de cristiandad?

- En el siglo XXI y en el XX. Básicamente es una experiencia de encuentro con Dios en un formato de convivencia de tres días.

- En la actualidad, ¿este tipo de convivencia tiene gancho? ¿Tiene tirón? ¿Hay mucha gente que acude a estos cursillos?

- En España se celebran 250 o 300 cada año. No son números abrumadores, pero sí responden a una necesidad, consciente o inconscientemente, que existe en las personas, que es la de buscar sentido y fundamento a nuestras vidas. Nosotros entendemos que eso se puede conseguir desde la reflexión, desde la interiorización y desde el replanteamiento de la vida de cada día.

Alvaro-curisillos-papa

Álvaro Martínez conversa con el Papa Francisco tras una de las audiencias públicas

- ¿La edad varía según la temática que aborde el cursillo?

- No, todos los cursillos son similares. Depende de la época del año y de la disponibilidad de la persona que los puede hacer. Un planteamiento muy importante de los cursillos es su heterogeneidad. Es curioso comprobar cómo personas de diferentes de edades, procedencias e incluso de planteamientos religiosos o culturales dispares son capaces de compartir, de conocerse y de reflexionar juntos. Es una experiencia humana muy enriquecedora.

- ¿Dónde se realizan en Córdoba? Existía una casa de ejercicios espirituales en El Cerrillo.

-Sí, pero desde los años 60 hay una casa también en la Sierra, pero más por la zona de la Castilleja. Es un edificio singular, lo diseñó Rafael de la Hoz y es en esta casa donde se celebran.

-¿Qué supone para usted este 70 aniversario? ¿Cómo se va a celebrar?

- Para nosotros, celebrar 70 años de un camino que ha ayudado a muchas personas en Córdoba y en España, porque les ha permitido vivir su vida con más alegría y con más plenitud, es un motivo gozoso y de compromiso, porque creemos que tenemos algo que merece la pena y tenemos el empeño de seguir haciéndolo. A nivel local, en cada ciudad nos vamos a poner de acuerdo para tener una ceremonia o más bien un recuerdo.

- ¿Para qué tipo de personas son los cursillos de cristiandad? ¿Para personas alejadas de Dios y de la Iglesia o para católicos practicantes?

- Para personas alejadas de Dios y de la Iglesia fue el planteamiento inicial para acercar a las vivencias religiosas a aquellas que no estuvieran en el entorno de la Iglesia. Y en ese sentido, siguen teniendo ese carácter de primer anuncio. Una primera experiencia inicial. De ninguna forma se constituyen en excluyentes para nadie. Ahora mismo, se invita a los cursillos a gente que esté en búsqueda, es el planteamiento común, porque es una experiencia de búsqueda. Esa búsqueda puede provenir de una situación de fe o simplemente de gente que ha tenido una formación inicial religiosa y ha dejado de vivirla. Tiene una orientación de puerta de entrada, pero también para reafirmar una vida de fe.

Resultado de imagen de cursillos de cristiandad

-Yo creía que los cursillos eran como un máster para católicos.

- No, es al revés. Es justo el comienzo. Son el primer anuncio, el ir a lo fundamental cristiano. Procurar hacer ver que ser cristiano es algo muy simple.

- ¿Cómo invitaría usted a un ateo a acercarse a estos cursillos?

- Yo creo que el decir, con palabras, es muy difícil. A las personas se las atrae desde el conocimiento, desde la cercanía, desde un testimonio de vida. Oye, yo tengo algo que a mí me da sentido a mi vida y si tú estás buscando o te estás planteando algo así, yo te puedo ofrecer lo que a mí me ha ayudado. Desde esa actitud es lo que procede. Desde la mayor sencillez y desde la mayor humildad. Creo que en nuestras vidas puede haber algo más valioso de lo que pensamos. Todos teníamos que tener esa actitud de apertura o de búsqueda a la plenitud y a sacar de la vida todo lo más grande que podamos sacar y desde esa dimensión el planteamiento de una experiencia de fe puede tener sentido. Yo creo que las palabras no convencen a las personas, que lo que convence es la coherencia de vida.

- ¿Es posible experimentar el amor de Dios haciendo estos cursillos? ¿No es tirar muy alto?

- Suena raro. No estamos acostumbrados a plantearnos estos temas en la vida que llevamos y puede sonar anacrónico en muchos ambientes, pero la realidad es que sí. Yo puedo hablar de mi experiencia y la realidad es que sí. La base de ser cristiano no es una doctrina, sino es experimentar que Dios no es algo, sino alguien, y lo llamamos amor. Para mí, es algo absolutamente cierto y es algo que he tenido el privilegio y la fortuna de vivir personalmente. Una experiencia de paz, de profundidad, de sentido, del amor de Dios. Ver que sorprendentemente Dios tiene sitio en nuestras vidas. Cuando entra en nuestras vidas nos las hace vivir y sentir de una forma diferente. Es una experiencia de fe. Es algo que nos lleva a una experiencia no cotidiana.

- Es catedrático de la Universidad de Córdoba de Parasitología. ¿Cómo combina ciencia y fe?

-Sin ningún problema. A mí la ciencia me hace percibir y entender la realidad de lo medible, pero estoy absolutamente convencido de que no es la única dimensión de la realidad. Esa otra dimensión que no puedes llegar con los planteamientos científicos, que es la de las relaciones humanas, de los sentimientos, de las vivencias. En esa otra dimensión es donde se enmarca mi fe. Cada una tiene su ámbito de actuación. La ciencia es ciencia, la fe es fe, y la ciencia no condiciona la fe y la fe no condiciona la ciencia.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA