Miércoles, 04 de agosto de 2021

Religión en Libertad

Ofrecen al Papa un concierto con obras del compositor austriaco

Benedicto XVI: "Schubert honra la civilización europea"

Una de las grandes pasiones del Santo Padre Benedicto XVI es la música clásica, y entre sus compositores predilectos está Franz Schubert. Conociendo los gustos musicales del Pontífice, la ciudad de Castelgandolfo -donde está pasando unos días de descanso-, obsequió ayer por la tarde al Papa con un concierto en la Sala de los suizos del Palacio Apostólico que le hospeda. Ivonne Timoianu al violonchelo y el que fuera Embajador de Austria ante la Santa Sede, Christoph Cornaro al piano, fueron los encargados de interpretar “Viaje de invierno”, la obra que el compositor austriaco escribió en base a 24 poesías del escritor alemán Wilhelm Müller.

(RV) Una de las grandes pasiones del Santo Padre Benedicto XVI es la música clásica, y entre sus compositores predilectos está Franz Schubert. Conociendo los gustos musicales del Pontífice, la ciudad de Castelgandolfo -donde está pasando unos días de descanso-, obsequió ayer por la tarde al Papa con un concierto en la Sala de los suizos del Palacio Apostólico que le hospeda. Ivonne Timoianu al violonchelo y el que fuera Embajador de Austria ante la Santa Sede, Christoph Cornaro al piano, fueron los encargados de interpretar “Viaje de invierno”, la obra que el compositor austriaco escribió en base a 24 poesías del escritor alemán Wilhelm Müller. Tras el concierto Benedicto XVI tuvo palabras de agradecimiento y alabanza por “la magistral interpretación que ha suscitado en nosotros –especificó el Papa- emoción y sugestiones espirituales profundas”. La combinación entre música y poesía realizada por Schubert, es una de las composiciones más apreciadas por el Santo Padre, como él mismo hizo notar, recordando su epitafio: “hizo sonar a la poesía y hablar a la música”, y explicando a los presentes el significado de este “Viaje de invierno” de Schubert en el que el compositor expresa “una intensa atmósfera de triste soledad” provocada por su delicado estado de salud y sus decepciones sentimentales y profesionales. “Es un viaje interior –dijo el Papa- que el célebre compositor austriaco escribió en 1827, sólo un año antes de su prematura muerte a la edad de 31 años”. “Cuando Schubert hace entrar a un texto poético en su universo sonoro, lo interpreta a través de un enlace melódico que penetra en el alma con dulzura, llevando también a quien escucha a sentir el mismo consumirse nostálgico del músico, la misma llamada de esa verdad del corazón que va más allá de cualquier racionalidad. Nace de este modo una pintura que habla de genuina cotidianidad, de nostalgia, de introspección, y de futuro”. Benedicto XVI evocó las imágenes que el “Viaje de invierno” trae a la mente -nieve, paisajes, objetos, personas, y eventos-, y valoró el escuchar esta melodía con el piano, y el violonchelo sustituyendo a la voz humana. “El joven Schubert, espontáneo y exuberante, consiguió comunicar –también a nosotros esta noche- lo que él vivió y experimentó. Por lo tanto es merecido el reconocimiento que universalmente se le concede a este ilustre genio de la música, que honra la civilización europea, y la gran cultura y espiritualidad del Austria cristiana y católica. Interiormente confortados por la espléndida experiencia musical de esta noche, renovamos nuestro gracias”.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda