Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

Así ha sido la impresionante tarea de Cáritas Polonia para ayudar a los refugiados ucranianos

Cáritas en Polonia ha trabajado mucho para clasificar y repartir la ayuda recibida en especie
Cáritas en Polonia ha trabajado mucho para clasificar y repartir la ayuda recibida en especie

P.J.Ginés

La guerra de Ucrania cumple 100 días. Durante este tiempo, se calcula que 3,5 millones de refugiados ucranianos pasaron a Polonia, y más de un millón siguen allí, mientras que la mayoría fue volviendo a Ucrania occidental, como desplazados, y varios cientos de miles pasaron a otros países occidentales.

Polonia es el país que más refugiados ha acogido y los católicos polacos trataron de ayudarles a través de las parroquias, conventos, escuelas, órdenes religiosas y Cáritas. También trataron de ayudar a los ucranianos desplazados dentro de Ucrania o los que intentaban seguir en sus casas en zonas de guerra, colaborando con Cáritas Ucrania (de rito griego; un 10% de ucranianos son grecocatólicos, y son mayoría en la región de Leópolis) y con Cáritas Spes (la Cáritas de rito latino en Ucrania, mucho más pequeña... pero bien conectada con Polonia porque cuenta con bastantes clérigos de etnia y lengua polaca).

22 millones de euros recogidos a través de Cáritas

Según informa la web de Cáritas Polonia, los polacos, con generosidad, han entregado a Cáritas en este tiempo 100 millones de eslotis (22 millones de euros) en dinero. Ese dinero se ha aplicado rápidamente en la acogida a refugiados en Polonia: unos 12 millones de euros ya se repartió para eso en las Cáritas locales, y 440.000 euros se repartieron a las congregaciones religiosas que realizan gran parte de la acogida y asistencia. De forma urgente se enviaron 140.000 euros a las Cáritas Ucranianas. Pero además de lo urgente, todo lo que se ha recaudado y se sigue recaudando debe servir para la planificación también a largo plazo, recuerda la organización.

Además del dinero, gran parte de la generosidad de los polacos católicos se expresó en especie. Mientras que no tiene sentido logístico recoger comida en España para enviarla a Polonia o Ucrania, en Polonia sí tenía sentido desde el primer momento recoger enseres de uso personal, ropa y comida para refugiados que a menudo huían con lo puesto y ya estaban en el país.

Así, se calcula que Cáritas Polonia ha recogido y ya repartido ayuda en especie valorada en 30 millones de euros, incluyendo:

- alimentos y productos de higiene,
- suministros médicos,
- sillas de ruedas,
- generadores de energía...

Las Cáritas locales en la frontera se encargaron de ir haciendo llegar buena parte de esta ayuda a Ucrania.

"Paquete para Ucrania": los preparan voluntarios a mano, con ayudas recibidas en especie, organizados a menudo desde parroquias. Se han repartido 30.000.

Paquete de ayuda  refugiados y desplazados de Cáritas Polonia

Empleados de Cáritas de Lublin organizaron un gran almacén de clasificación y redistribución de las ayudas en especie. Otro método de distribuir la ayuda en especie fueron los "Paquetes para Ucrania": los voluntarios, sobre todo parroquiales, organizaban los objetos que donaban los parroquianos en unos paquetes de cartón equilibrados, con comida, objetos de higiene, etc... Hicieron llegar 30.000 de estos paquetes a Leópolis, Kiev, Czernichów, Bucza, Winnica, Ivano-Frankivsk y ciudades más pequeñas.

Cáritas Polonia asegura que su organización pudo responder con rapidez y eficacia aprovechando lo aprendido en verano de 2021, cuando la dictadura bielorrusa envió numerosos refugiados y migrantes internacionales a la frontera con Polonia. Los voluntarios pronto organizaron las llamadas Tiendas de la Esperanza (tiendas de lona para coger) en las zonas fronterizas.

Atención a madres y niños

La gran mayoría de refugiados son madres con niños. Desde muy pronto, Cáritas entendió la necesidad de crear estructuras para acoger niños y poder aliviar a las madres, incluso ya en las estaciones de tren donde llegaban alteradas. Unos 5.000 refugiados han pasado por los psicólogos de Cáritas, y 2.000 han acudido a sus asesores jurídicos.

Cáritas se ha centrado especialmente en los niños huérfanos, los que viajan solos y los que tienen necesidades especiales: acompaña directamente a 2.500 de ellos, y aloja a 700 niños y cuidadores con necesidades especiales en centros de Cáritas. Algunos se han reubicado en instituciones especializadas en Polonia y en el extranjero (por razones de salud mental o física especial).

Cáritas ha abierto más de 20 Centros de Ayuda a Migrantes y Refugiados, que ofrecen a los refugiados asistencia psicológica gratuita, cursos de idiomas, un punto de colocación laboral y áreas de juegos para niños. A menudo hay religiosas ucranianas o polacas que han servido durante años en Ucrania atendiendo en estos centros de ayuda.

Voluntarios de Cáritas Polonia preparan paquetes de ayuda; muchos donativos en especie deben organizarse bien para que se puedan repartir adecuadamente.

Con otras asociaciones, pensar a más largo plazo

El 14 de junio, en el marco de esta gran crisis humanitaria, la sede nacional de Cáritas Polonia será la anfitriona del primer gran foro sobre beneficencia en el país, donde se reunirán representantes de autoridades gubernamentales y locales, ONGs y las Cáritas de Polonia, Ucrania y otros países, para compartir estrategias e ideas.

Ahora Cáritas Polonia se prepara para otra fase de acogida a más largo plazo, que no se centre sólo en las 4 diócesis fronterizas que hasta ahora llevaron la mayor parte del peso. Se trata de ampliar la oferta a los refugiados de guerra, en un plan especial en el que colaboran CRS (Caritas USA), Caritas Alemania y Caritas Suiza.

A los 90 días de guerra, Bartosz Marczuk, vicepresidente del Fondo de Desarrollo de Polonia, detallaba que de 3,5 millones de refugiados que cruzaron la frontera polaca desde Ucrania, “más de 1,4 millones ya regresaron a su tierra natal, y de los 2,1 millones que quedaron, algunos partieron hacia Occidente”. Se calculaba así, hace 10 días, que quedan en Polonia 1,2 millones de refugiados, el 95% de ellos mujeres y niños.

Según Ukrinform.es, España acoge al empezar junio 137.000 refugiados ucranianos. Hay en total 6,5 millones de ucranianos que han huido de sus casas, entre los desplazados internos y los refugiados en el extranjero.  Hace un mes, a inicios de mayo, Cáritas Española anunciaba que había recaudado 3,8 millones de euros para ayudar a las víctimas y desplazados de esta guerra.

Para seguir ayudando desde España en la "carrera de fondo" que implica a millones de ucranianos desplazados o en zonas de guerra entre en esta web  de Cáritas con Ucrania o haga un donativo en la cuenta Caixabank ES31 2100 5731 7502 0026 6218

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda