Lunes, 18 de octubre de 2021

Religión en Libertad

La escritora noruega fue Premio Nobel de Literatura en 1928

«Cristina, hija de Lavrans», la gran novela católica que Sigrid Undset escribió en su conversión

Escena de «Kristin Lavransdatter».
En 1995, la actriz sueca Liv Ullmann dirigió «Kristin Lavransdatter», basada en la novela de Sigrid Undset, con Elizabeth Matheson en el papel protagonista de la noble noruega.

ReL

La escritora noruega Sigrid Undset (1884-1949), Premio Nobel de Literatura en 1928, se convirtió al catolicismo al tiempo que escribía su novela más célebre, Cristina, hija de Lavrans, una obra católica en todos sus aspectos. Cuenta la historia Russell Shaw en Catholic World Report:

***

Si cree que una novela ambientada en la Noruega del siglo XIV tiene que ser aburrida, piénselo de nuevo. Cristina, hija de Lavrans, de Sigrid Undset, es un libro así y, lejos de ser aburrido, es seguramente una de las obras de ficción más emocionantes de la historia, por no decir que es la mejor novela católica.

Los tres volúmenes que componen la novela aparecieron por primera vez hace un siglo. En 1928, Undset recibió el Premio Nobel de Literatura en reconocimiento a su obra. Y hoy en día Cristina, hija de Lavrans, sigue teniendo una multitud de admirados lectores, como atestigua su inclusión en la serie Penguin Classics [en la edición inglesa].

La escritura del libro coincidió con la conversión de la autora al catolicismo. Sin embargo, alguien podría preguntar: ¿en qué sentido Cristina, hija de Lavrans es una novela católica?

A grandes rasgos, en el mismo sentido en el que se puede describir Los novios de Alessandro Manzoni -el único aspirante serio, creo, al título de "mejor" en esta categoría particular-: da por sentada, y describe vívidamente, una sociedad en la que todos los personajes profesan la fe católica y dan por sentados los valores católicos. (Que los vivan es otra cuestión, pero en ambos libros incluso los malos son malos de forma claramente católica).

Sigrid Undset.

Sigrid Undset (1882-1949), fue Premio Nobel de Literatura en 1928.

Nacida de padres ateos, Undset creció como agnóstica y contrajo un matrimonio irregular (su marido tenía una esposa y tres hijos en ese momento) antes de convertirse al catolicismo cuando ya llevaba escrita la mitad de su obra maestra.

La conversión causó sensación en la Noruega de entonces, totalmente luterana, pero Undset se aferró a su nueva fe, escribiendo biografía de santos, incluyendo una de Santa Catalina de Siena que está muy bien considerada.

Cristina, hija de Lavrans le siguió otra novela ambientada en la época medieval, El maestro de Hestviken, que, según se dice, Undset consideraba un libro aún mejor. (Todavía no lo he leído, pero tengo toda la intención de hacerlo).

Sin embargo, es incuestionable que Cristina, hija de Lavrans introdujo el nombre de su autora entre los grandes novelistas, un prestigio que sigue manteniendo. Como sugiere el título, el libro es el relato de la vida de una mujer. Pero no una mujer cualquiera. Cristina, una mujer de carácter fuerte, apasionada, profundamente religiosa, a menudo rebelde, es uno de los personajes más memorables de toda la ficción. Pero no menos llamativo es el hombre en el que se fija y con el que acaba casándose, Erlend Nikulausson, apuesto, testarudo y autocomplaciente, con el que inicia un tormentoso matrimonio.

Portada de Cristina, hija de Lavrans.

Junto a estos dos personajes hay docenas de otros muy bien dibujados -santos, pecadores y todo lo demás- que entran y salen de una narración compleja que muestra la naturaleza humana en sus altibajos en una variedad de entornos sociales. Se trata de una historia de contrastes: la fidelidad y la infidelidad, la abnegación y el egoísmo, la santidad que parece de otro mundo y la entrega total a los placeres mundanos, la violencia extrema y la conmovedora dulzura.

No es una lectura del todo fácil. Los nombres de los personajes y la toponimia noruega son un reto constante y los entresijos de la política noruega del siglo XIV pueden resultar desconcertantes. Pero la fuerza de la novela se impone y deja al lector con ganas de más.

En A Deeper Vision, su estudio sobre la vida intelectual católica europea del siglo XX, Robert Royal llega a comparar la novela de Undset con La Divina Comedia de Dante, una comparación que ya sugiere la talla de la novela. "A medida que seguimos el relato de la vida de Cristina -desde su descubrimiento temprano de su voluntariedad hasta sus esfuerzos como mujer mayor por recuperar un corazón puro-, recorremos todo el viaje cristiano del alma hacia Dios", afirma.

En resumen: Cristina, hija de Lavrans es un libro extraordinario.

Traducción de Elena Faccia Serrano.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda