Martes, 25 de junio de 2024

Religión en Libertad

Blog

¿Dice la Biblia que realmente Jesús tuvo hermanos?

¿Dice la Biblia que realmente Jesús tuvo hermanos?

¿Dice la Biblia que realmente Jesús tuvo hermanos?

por Convertidos Católicos

Es muy común escuchar dentro de los sectores protestantes la creencia de que Cristo tuvo hermanos carnales, es decir negar la virginidad perpetua de María Santísima. Ahora bien, dentro de las sectas, los Testigos de Jehová y los mormones han dado un paso más y ya están representando a "Jesús y sus hermanos" en publicaciones, revistas y hasta películas, para que se vea como algo totalmente cierto y normal.

Publicación de los Testigos de Jehová  sobre la infancia de Jesús en JW.org

Video sobre Jesús perdido en el templo de los Mormones 

 

De manera concreta los mormones, en sus escritos también hablan de los hermanos de Jesús. Como en algún momento dijimos existe una Biblia específica de los mormones que se llama la Traducción de Jose Smith. Según ellos cuentan mientras publicaba el libro del Mormon, se dio cuenta de que se habían perdido parte importante de los textos bíblicos, así que en 1830 comienza con la nueva traducción de su Biblia.  Según afirman los mormmones:

Esa labor desafiaba la opinión predominante de aquellos días: Que la Biblia contiene la palabra infalible de Dios, según se halla en el venerado texto de la versión en inglés del Rey Santiago. La traducción no se llevó a cabo de la forma tradicional. José no consultó textos griegos y hebreos ni utilizó obras lexicológicas para crear una nueva versión en inglés. Más bien, utilizó una versión del Rey Santiago de la Biblia como punto de partida e hizo adiciones y modificaciones siguiendo la guía del Espíritu Santo.

Es decir sin partir de textos Bíblicos en el idioma original, solo dejándose guiar por lo que José Smith llamaba “Espíritu Santo” traduce muchos pasajes de la Biblia y añade partes que le faltaban dejando así en estos textos impresas sus ideas sobre diversos temas de la fe, uno de ellos el de los hermanos de Jesús que podemos encontrar en Mateo 3,24-26 que realmente es el texto de Mateo 2:23.

TJS, Mateo 3:24–26. Compárese con Mateo 2:23Jesús crece y espera en el Señor antes de comenzar Su ministerio.

24 Y aconteció que Jesús creció con sus hermanos, y se fortaleció y esperó en el Señor a que llegara el tiempo de su ministerio.25 Y servía bajo su padre, y no hablaba como los demás hombres, ni se le podía enseñar, pues no necesitaba que hombre alguno le enseñara.  Y pasados muchos años, se acercó la hora de su ministerio.

Cuando uno observa este texto, se ve claramente como nos habla de la infancia y madurez de Jesús y como vivía en familia con sus hermanos. Presenta entonces a la familia de Nazareth formada por María, José , Jesús y los demás hermanos de este. Dejando claro que era normal que Cristo tuviera hermanos.

Como católicos hemos de preguntarnos, ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Esta idea posiblemente José Smith la tomo de estos textos bíblicos, que son los mismos que usan los protestantes:

¿No es así el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él. (Marcos 6,3)

¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? (Mateo 13,55)

Para explicar esto acudamos a la Teoría de San Jerónimo: Se trataría de la teoría occidental, la que generalmente un católico cree, y es considerar a los hermanos de Jesús mencionados en Mateo 13,55 y Marcos 6,3 como hijos de Cleofás con la otra María. Por lo tanto, Cleofás y María serían los padres de Santiago, Joses, Judas, Simón. Vamos a explicar esta teoría, comencemos por los textos que mencionan a sus hermanos:

También había algunas mujeres mirando de lejos, entre las cuales estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo el menor y de Josés, y Salomé, quienes, cuando él estaba en Galilea, le seguían y le servían; y otras muchas que habían subido con él a Jerusalén. (Mc 15, 40-41)

 Y María Magdalena y María madre de Josés miraban dónde lo ponían. (Mc 15,47)

Cuando pasó el día de reposo,  María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. (Mc 16,1)

Estaban allí muchas mujeres mirando de lejos, las cuales habían seguido a Jesús desde Galilea, sirviéndole, entre las cuales estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo y de Josés, y la madre de los hijos de Zebedeo. (Mt 27, 55-56)

Pasado el día de reposo,[a] al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. (Mt 28,1)

Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofás, y María Magdalena. (Jn 19,25)

Entonces, Marcos y Mateo identifican a las mujeres al pide a Cruz de este modo:

María Magdalena ,María, madre de Santiago y José, Salomé. María la madre de los hijos del Zebedeo,La Mujer de Cleofás. La Virgen. Fácilmente se puede reducir el número si identificamos Salomé con la madre de los hijos del Zebedeo. También fácilmente podemos identificar a la otra María como la madre de Santiago y Josés, esposa de Cleofás. Marcos 15,40 y Marcos 6,3 usan Ἰωσῆτος que es Joses, y son las “dos únicas veces se usa esta expresión en el evangelio” y, por lo tanto, ambos pasajes deben estar conectados pues se deben referir al mismo núcleo familiar.

Por extensión, tanto en Marcos y Mateo 13,55 Judas y Simón que va enlistado luego de Santiago y Josés también serían hijos de esta María. ¿Por qué sabemos era la esposa de Cleofás? Sencillo, porque San Juan no menciona a María madre de Santiago y José y todos los demás evangelios, incluido Lucas lo hacen (Lucas 24,10). Como no puede existir contradicción entre los 4 evangelios, esa mujer de Cleofás debe ser la madre de Santiago y José. Por tanto, María y Cleofás tenían 4 hijos: Judas, Joses, Santiago y Simón.

Con esto se confirmaría que ninguno de los 4 hermanos de Jesús eran hijos de María, sino de Cleofás y otra María y la tradición enseña Cleofás era hermano de San José, lo que convertiría a sus hijos en parientes del Señor (primos).

¿Podemos afirmar Bíblicamente que María fue siempre virgen?

Creo se puede claramente probar esto con un solo texto bíblico, el de Isaías 7,14. El texto dice así:

Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel Isaías 7,14

Tenemos entonces que probar que María fue virgen antes del parto, en el parto y después del parto.

Antes de parto: El profeta Isaías dice una “virgen concebirá” es decir si realmente antes del parto hubiera dejado de ser virgen, el texto de Isaías sería incorrecto, pues no podría profetizar que la mujer que iba a concebir el Emanuel debía ser una virgen. Es por tanto obligado creer que concibió a Cristo María, siendo esta virgen, o sea sin intervención de varón.

En el parto: “dará a luz un hijo” dice el profeta, pero debemos preguntarnos quién , la respuesta sería “la virgen que lo concibió”, por tanto se deduce que ese Emanuel , el Dios con nosotros al nacer deja a la mujer como estaba antes de dar a luz, la deja virgen. Por ello podemos afirmar que es una “virgen la que da a luz” es esto pues lo que se concluye de una lectura atenta del texto.

Después del parto: “ El Señor mismo os dará una señal”. Quizás el punto más complicado de defender, ¿Afirma Isaías que María fue virgen después del Parto? La respuesta es si, siempre y cuando entendamos a que se refiere con “una señal”. En las Escrituras encontramos como Dios ha dado diversas señales a los hombres , en Génesis 9, 12-13 establece una señal de pacto con los hombres, señal que dura hasta hoy, en Gén 17, 11 la circuncisión se consideraba señal de pacto entre Dios e Israel, señal entonces para el pueblo Judío, señal que hasta hoy practican los judíos. En Éxodo 31,13 se le dice al pueblo Judío que guardar el sábado es una señal entre Yavhe y ellos, esta señal la siguen guardando hoy en día. Por todo ello las señales de Dios son duraderas, la señal que manda Dios al pueblo de Israel para identificar al Mesías es que este nacerá de una virgen. ¿Cómo podrían los israelitas identificar a Cristo como Mesías si María hubiera dejado de ser virgen? Claramente la señal se habría perdido, por tanto es necesario que María fuera virgen después del parto para poder identificar a Cristo con el Emanuel de Isaias 7,14.

 

Si desea saber más del tema puede adquirir nuestro libro aqui

Jesus Urones y Yasmin Oré

 

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda