Miércoles, 28 de septiembre de 2022

Religión en Libertad

Blog

Actitudes sectarias. Riesgo latente.

Actitudes sectarias. Riesgo latente.

por Duc in altum!

El Derecho canónico pone especial cuidado al evaluar el surgimiento de una nueva obra en la Iglesia. ¿La razón? Garantizar que el carisma que nace a través de una persona sea realmente algo venido de Dios y no de una ideología ya sea rígida o relativista. Las veces en que se han dado casos lamentables de fundadores criminales ha sido, en gran medida, por falta de atención a la dimensión canónica que algunos ven exagerada, pero otros (entre los que me cuento) preventiva, necesaria, equilibrada, adecuada y preferible a que salga alguien lastimado en su persona.

El Papa Francisco ha estado al pendiente del tema. No porque se oponga a nuevas obras, pues el Espíritu Santo siempre está en movimiento y generando espacios que, en cada momento, respondan a los retos profundos del creyente, sino por el hecho de cuidar que, en verdad, se de una relación sincera con Dios que vaya a lo concreto y no se pierda en cuestiones sectarias como, por ejemplo, casi auto canonizar al fundador en vida sin esperar a que llegue a la meta, desplazar al Evangelio por textos internos, confundir exceso de gestos externos de piedad con espiritualidad o evangelización con proselitismo. Evangelizar es proponer explícitamente a Jesús; es decir, sin complejos, pero respetando la libertad de cada persona de aceptar o no la opción planteada, mientras que un proselitista busca “lavar cerebros” y jactarse de tener cientos de seguidores aunque estén objetivamente despersonalizados. Siguen la corriente pero no interiorizan y se desarrollan diversas patologías.  

Muchos fundadores han vivido santamente. Afortunadamente, la mayoría, pero cualquiera de ellos habría prohibido algún tipo de reconocimiento desmedido a su persona. Es justo el cariño por los fundadores, pero siempre que esto lleve a Jesús. Por eso, hay que cuidar de que, en nuestra Iglesia, no se den actitudes sectarias pues, además de atentar contra la unidad, son una distorsión que obstaculiza a la persona en su camino de madurez en la fe. Dicho riesgo también puede darse en instituciones que ya llevan siglos de camino. Por eso nos toca estar atentos y cuidar la vida de oración, la formación, así como la participación en los sacramentos y el apostolado. Se trata de tener siempre como parámetro al Evangelio y, desde ahí, recordar que la santidad es, ante todo, el proceso de humanización que Dios hace en cada uno desde la libertad responsable.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda